Más noticias

Enfrentamiento por cifras de homicidios en Honduras

La cifra contrasta con la del Observatorio de la Violencia de la Unah que afirma que son 83 por cada 100,00 habitantes.

Ramón Sabillón, director general de la Policía Nacional presentó este jueves en conferencia de prensa, las estadísticas que la institución maneja.
Ramón Sabillón, director general de la Policía Nacional presentó este jueves en conferencia de prensa, las estadísticas que la institución maneja.

Tegucigalpa, Honduras

Las estadísticas de muertes violentas enfrentaron el jueves a dos instituciones de Honduras: la policía fijó la tasa de homicidios en 75,1 por cada 100.000 habitantes en 2013 y la Universidad Nacional Autónoma de Honduras lo hizo en 83.

Para la policía, los asesinatos se redujeron en 10,4 el año pasado y no en 2,5 como dice el observatorio universitario. El jefe nacional de la policía, el general Ramón Sabillón, aseguró en rueda de prensa que los asesinatos violentos disminuyeron en 745 en 2013 en comparación con el año anterior.

Así, Sabillón informó que en 2012 hubo 7.172 muertes y que en 2013 la cifra fue de 6.427.

"Eso significa que la tasa de homicidios pasó de 85,5 a 75,1 por 100.000 habitantes en Honduras", subrayó. "Los datos están basados en estudio metodológicos de la institución, que validan las estadísticas", señaló.

El jefe de la institución sostuvo además que los análisis de los años 2012 y 2013 de la policía fueron comparados con los del Ministerio Público.

Pero la directora del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma, Migdonia Ayestas, había anunciado previamente que la tasa fue de 83 homicidios por 100.000 habitantes en el 2013, tras aclarar que faltaba validar los índices criminales de diciembre pasado.

En la víspera, la rectora de la Universidad, Julieta Castellanos, denunció que la Secretaría de Seguridad negaba información sobre la criminalidad de Honduras al Observatorio de la Violencia.

El 2 de mayo, un día después que Arturo Corrales asumiera como ministro de Seguridad, su vocero, Julián Hernández, envió una circular a todas las oficinas de la depedencia para que limitaran la divulgación de información.

La nota establecía que toda información generada por las unidades policiales se darían a conocer a través de comunicados de prensa de la institución.