Más noticias

Hernández ordena militarizar montaña Mico Quemado para frenar la tala

En la reserva hondureña nacen 24 fuentes de agua. Varias ya se secaron.

El Progreso, Honduras.

“Pido a las Fuerzas Armadas y a la Fuerza Nacional de Seguridad Interinstitucional (Fusina) comience operativos en la montaña Mico Quemado para frenar la deforestación y que se detenga a todo aquel que ponga en peligro las fuentes de agua”, indicó el presidente Juan Orlando Hernández.

Los diferentes sectores de El Progreso exigen presencia de las autoridades en la zona para frenar el cultivo de palma y otros productos agrícolas que han aumentado la deforestación. El principal efecto negativo es que arrasan con las fuentes de agua.

Nuestro deber es proteger la montaña. Al igual que a los militares, ordeno a los técnicos del Instituto de Conservación Forestal (ICF) que inicien inspecciones para evaluar el daño y proceder con todo el peso de la Ley contra los que cometen ese daño ambiental”, dijo el presidente Hernández.

Lo anterior fue expresado por Hernández durante el Cuarto Consejo Popular de Ministros.

En 1994, el Congreso Nacional aprobó el decreto 144-94 con el que dio la categoría de reserva ecológica a esa montaña -que posee 28,500 hectáreas de tierra-. Aún así, este pulmón natural que comprende El Progreso, Santa Rita y El Negrito ha sido el blanco de las llamas y corte ilegal del bosque.

em montaña_3 300914(600x300)
La tala ha provocado que las fuentes de agua sean cada vez menos.

Los riesgos

En algunas ocasiones la Policía Nacional y militares han ejecutado decomisos de madera, pero el daño continúa por el cultivo de palma africana en el sector.

Michel Hawit, empresario progreseño del rubro del arroz, advirtió que si la destrucción no se detiene en la reserva Mico Quemado, se corre el riesgo de que en el año 2030 no haya agua, lo que provocaría un caos en la zona.

Carlos Escobar, ambientalista de La Perla del Ulúa, dijo que la iniciativa es buena, siempre y cuando sea permanente y se aplique la Ley contra los que por años han acabado con el bosque, en especial donde nacen más de 20 quebradas.

em montaña_1 300914(800x600)
El presidente Juan Orlando Hernández ordenó que los operativos sean permanentes.