Más noticias

Escenarios que surgen para solucionar la crisis en Honduras

La Alianza propone la celebración de nuevas elecciones o de una segunda vuelta electoral. Partido Nacional acepta la revisión del 100% de actas dentro de lo que dice la Ley Electoral.

Partido Nacional acepta la revisión del 100% de actas dentro de lo que dice la Ley Electoral.
Partido Nacional acepta la revisión del 100% de actas dentro de lo que dice la Ley Electoral.

Tegucigalpa, Honduras

Una segunda vuelta electoral o balotaje, la celebración de nuevas elecciones, la revisión del 100% de las 18,103 actas electorales de la elección del pasado domingo, la firma de un pacto político y de gobernabilidad y, ahora, la contratación de un calígrafo para verificar las firmas de las actas que se emitieron el día de los comicios, son algunas de las propuestas que han surgido en los últimos días de la oposición y de otros sectores para destrabar la crisis política en Honduras.

100%
de actas escrutadas. Según los datos oficiales del TSE, tras el escrutinio especial, Juan Orlando Hernández obtuvo el 42.98% y Salvador Nasralla el 41.38%.

Sin embargo, ninguna de ellas ha sido posible concretarla ante las posiciones encontradas entre la Alianza y el Partido Nacional, cuyos dirigentes se resisten a reconocer la derrota o la victoria de su rival en las pasadas elecciones, una de las más controversiales en la historia política y democrática de Honduras.
Bajo este escenario las opciones para encontrar una salida viable se agotan, mientras los candidatos mantienen sus posturas y la población se sumerge en la incertidumbre y en el temor de que la violencia se agudice ante la falta de acuerdos políticos.

La mediación diplomática de la Organización de Estados Americanos (OEA), del Gobierno de Estados Unidos y la Unión Europea es clave para superar esta crisis, pero se encuentra con la dificultad que la dirigencia de la Alianza y de Libre se niegan a suscribir o reconocer cualquier compromiso o acuerdo que no les favorezca.

De hecho, el candidato Salvador Nasralla, por presiones del coordinador de Libre, Manuel Zelaya, retiró su firma de un primer acuerdo suscrito con la OEA en el que se comprometía, junto con Juan Orlando Hernández, a reconocer los resultados del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Comicios más caros de la historia
Alrededor de 2,100 millones de lempiras le costó al pueblo hondureño el pasado proceso eleccionario, uno de los más caros en la historia del país.

Carlos Eduardo Reina, dirigente de Libre, no descartó la posibilidad de un diálogo o un pacto político, pero lamentó que “tenemos cuatro años de estar pidiendo un acuerdo político y se nos ha negado”.

“Si se hubiera hecho el acuerdo político que pedimos desde 2014, hubiesen habido reformas electorales, y hoy no estaríamos en el problema que tenemos que el TSE es un ente que representa los intereses de un partido y no de la sociedad nacional”, criticó.

Dijo que la Alianza propone la revisión del 100% de las 18,103 actas de los pasados comicios y, por lo pronto, se procederá a impugnar los resultados de las elecciones de diputados y alcaldes.

Nasralla ha propuesto también la celebración de nuevas elecciones o de una segunda vuelta electoral que defina la presidencia entre él y Juan Orlando Hernández.

En un principio pedía la revisión de 5,179 actas que, según él, presentan irregularidades, pero “sino les parece vamos a una segunda vuelta electoral para que el pueblo decida quién ganó”.

Candidatos.74(800x600)
Juan Orlando Hernández y Salvador Nasralla.



Demandas

Ricardo Álvarez, designado presidencial, dijo a LA PRENSA que el Partido Nacional ha estado abierto a buscar una salida, pero la Alianza no ha mostrado voluntad de solucionar la crisis al agregar nuevas demandas a las ya planteadas.
La última, dijo que fue la negativa del candidato Salvador Nasralla de firmar un segundo acuerdo con la OEA para superar la crisis, el cual sí fue suscrito por el presidente Juan Orlando Hernández.

Recordó que prácticamente se ha accedido a todo lo que ha pedido la Alianza, primero a la firma de un acuerdo con la OEA, luego al escrutinio especial de las 1,006 actas que presentaban inconsistencias, luego a la revisión de las 5,179 que supuestamente presentan irregularidades, pero ahora piden la revisión del 100% de las actas y el conteo voto por voto.

3.4 millones
de personas acudieron a las urnas el pasado domingo 26 de noviembre, que es la cifra más alta en la historia, equivalente al 58% del padrón electoral, informaron las autoridades del Tribunal Supremo Electoral.

“Ahora está pidiendo una nueva elección y lo que la sociedad debe entender que ellos no tienen interés de firmar un acuerdo político, sino de generar un ambiente negativo y de confusión en la población para hacer creer que ellos ganaron y nosotros nos quedamos con la elección”, afirmó el designado.

Reiteró que el partido está anuente a cumplir varias de la demandas, pero en lo que se refiere a la revisión de las 18,103 actas esto deberá realizarse en el marco de la Ley Electoral y en el debido proceso. “Eso no es negociable porque eso es lo que dice la ley de Honduras”.

Dijo que la ley establece un conteo general, luego el cotejamiento de las actas y por último la impugnación de las que tienen inconsistencias.

Los escenarios

En la medida que la crisis electoral se profundiza, la Alianza de Oposición ha venido planteando una serie de propuestas y escenarios para reconocer las elecciones del pasado 26 de noviembre. El Tribunal Supremo Electoral accedió a cumplir 7 de las 11 demandas de la Alianza, entre ellas, el escrutinio de 1,006 actas con inconsistencias.

1- Revisión de 5,179 actas procesadas en Infop

Partido Nacional

El expresidente del Partido Nacional Ricardo Álvarez comentó que esta institución política accedió primeramente al escrutinio especial de 1,006 actas con la presencia de observadores de la OEA, la UE y de la sociedad civil hondureña y presentó todas las actas que tiene en su poder para proceder al cotejamiento con las actas que, según la Alianza, presentan inconsistencias.

Alianza de Oposición

Los dirigentes de la Alianza de Oposición pidieron el escrutinio de 5,179 actas electorales que fueron escaneadas y subidas al sistema de cómputo desde el centro logístico del Tribunal Supremo Electoral en el Instituto de Formación Profesional, Infop.

La Alianza objeta el procesamiento de estas actas porque se dio después de la caída del sistema.

2- Revisión del 100% de las 18,103 actas de las elecciones

Partido Nacional

El Partido Nacional y su candidato Juan Orlando Hernández aceptó la revisión de todas las actas de las 18,103 urnas que se distribuyeron a nivel nacional, pero que se haga en el marco de lo que establece la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas. Los nacionalistas dicen que los partidos que participaron en el proceso deben presentar sus actas en las que se supone hay inconsistencias.

Alianza de Oposición

El candidato Salvador Nasralla y el coordinador general del partido Libertad y Refundación, Manuel Zelaya Rosales, plantearon que se proceda ahora al cotejamiento de las 18,103 actas del proceso electoral pero que, además, se haga bajo un nuevo sistema de resultados con la auditoría de la Organización de Estados Americanos y la Unión Europea.

3- Pacto político entre los dos candidatos

Partido Nacional

Los nacionalistas hasta ahora no se han pronunciado sobre la posibilidad de suscribir un acuerdo político entre los candidatos, pero no descartarían hacerlo. Por lo pronto, la posición del partido en el Gobierno es que se proceda a la revisión de las actas, se cumpla con el proceso de impugnaciones y que los magistrados del TSE hagan la declaratoria oficial agotado todo el proceso.

Alianza de Oposición

Salvador Nasralla y Manuel Zelaya se resisten a suscribir cualquier acuerdo o compromiso con la comunidad internacional que no sea el reconocimiento de su triunfo en las pasadas elecciones, de modo que la suscripción de un pacto político para resolver la crisis en las circunstancias actuales se ve inviable. De hecho, la dirigencia de Libre dice que un acuerdo solo era posible antes de las elecciones.

4- Segunda vuelta para elegir el nuevo Presidente

Partido Nacional

Los nacionalistas no están de acuerdo con la celebración de una segunda vuelta electoral porque consideran que es improcedente y significaría desconocer los resultados oficiales del máximo organismo electoral. El vicepresidente Ricardo Álvarez lo planteó de la siguiente forma: “No hay segunda vuelta ni ahorita, ni en el futuro mientras no haya reforma electoral”.

Alianza de Oposición

El candidato Salvador Nasralla propuso celebrar una segunda vuelta electoral con él y el candidadto nacionalista Juan Orlando Hernández. Tal planteamiento lo expuso ante un grupo de personeros internacionales y representantes de la embajada de los Estados Unidos en Honduras, como una “salida salomónica” para superar la crisis que vive el país.