Más noticias

TSE está dispuesto a que Alianza revise las 5,173 actas en duda

El magistrado presidente David Matamoros dijo que esta tarde se reunirá el pleno para revisar el caso de la Alianza.

Tegucigalpa, Honduras.

"Nos hemos comprometido con el expresidente Mel Zelaya para que ellos revisen y cotejen las actas que tenemos contra las que ellos tienen y se despejen todas las dudas", dijo el magistrado presidente del Tribuanl Supremo Electoral, David Matamoros.

Matamoros expresó que ellos están abiertos a que la Alianza haga su revisión porque hasta el momento no ha habido ningún partido, ni candidato que haya dicho que lo publicado por el Tribunal sea distinto a lo que ellos tienen.

"Hoy mismo podemos resolver este asunto, el pleno se reunirá a las 2:00 de la tarde para ver en que quedamos. El proceso se ha hecho de manera transparente, han sido una de las elecciones más observadas y no solo por los internacionales, aquí ha estado la sociedad civil vigilante del proceso", dijo.

El magistrado manifestó que en ningún momento el expresidente Zelaya ha pedido que se abran las maletas electoral, "ellos lo que han pedido es que quieren revisar las actas y compararlas y pues eso es válido".

"¿Porque no (revisar) las 5.173 actas? No quieren escrutar las 5,173", dijo el expresidente Manuel Zelaya, coordinador de la Alianza y líder de la izquierda hondureña.

La OEA apoyó la petición de los opositores al indicar en un comunicado que "son atendibles las peticiones que ha planteado la oposición en relación a la revisión de estas actas que no formaron parte de las transmitidas la noche de la elección".

El expresidente considera que hay 5,173 actas sospechosas porque se transmitieron irregularmente y permitieron darle vuelta al resultado después de que en un primer conteo, con el 57% de las actas escrutadas, Nasralla superaba por cinco puntos a Hernández.

Ese primer resultado parcial fue divulgado la madrugada del lunes, 10 horas después del cierre de las mesas de votación.

Sin embargo, cuando comenzaron a actualizarse las cifras el martes, la ventaja fue cayendo y Hernández se puso al frente del conteo, después de una serie de interrupciones en el sistema informático de cómputo del TSE, una de ellas de cinco horas de duración.

Tal situación provocó airados reclamos de los seguidores que desataron violentas protestas en toda Honduras, con saqueos de negocios.