Más noticias

Desde mañana queda prohibido portar armas

Se exceptúan de la prohibición órganos de seguridad del Estado y las empresas privadas con este fin.

Las fuerzas de seguridad del Estado como la Policía Militar harán operativos.
Las fuerzas de seguridad del Estado como la Policía Militar harán operativos.

Tegucigalpa, Honduras.

Mañana entra en vigor la prohibición de portar armas durante y después de celebrar las elecciones generales que se realizarán este domingo.

El objetivo es evitar hechos de violencia. La medida estará vigente hasta el jueves 30 de noviembre, informó Luis Suazo, viceministro de Seguridad.

Esta prohibición fue ratificada ayer durante el Consejo de Ministros. El decreto indica que “durante este período queda prohibida la portación de cualquier arma de fuego, municiones, explosivos y otros en todo el territorio nacional”.

Las sanciones para quienes porten un arma, aún con permiso, no será menor de dos salarios mínimos ni mayor a 10 salarios mínimos.

El salario mínimo promedio es de 8,450 lempiras, o sea que la multa podrá ir desde los 16,900 lempiras hasta los 84,500 lempiras.

En caso de ser un arma que no esté legalmente registrada o un arma no comercial se procederá a las acciones legales ante el Ministerio Público. Hay excepciones para la portación de armas que son la Policía Nacional, Fuerzas Armadas de Honduras y cuerpos de seguridad del Estado.

Asimismo, las empresas privadas que para el funcionamiento de su actividad comercial requieren los servicios de las agencias de seguridad privada.

Suazo agregó que estas agencias privadas son las que están acreditadas ante la Secretaría de Seguridad.

Operativos

Jair Meza, portavoz de la Policía Nacional, anunció que desde mañana se intensificarán los operativos de seguridad.

La supervisión se hará en las principales carreteras y ciudades de Honduras en atención al decreto ejecutivo.

Meza aclaró que la sanción es variable porque dependerá del lugar adonde se cometa la falta, ya que el salario mínimo varía por regiones en el país.

“Por ejemplo, en Tegucigalpa la multa mínima puede andar en 16,000 lempiras; cada región tiene su salario”, agregó.

David Matamoros, magistrado presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), compartió esta disposición.

“Mucha gente usa su arma para cacería, pero con la prohibición de portación estamos garantizando que haya mayor tranquilidad durante las elecciones”, dijo. La restricción es de forma absoluta, ya que no podrá portarse armas de fuego, municiones, explosivos ni similares, tanto en lugares públicos como el transporte de los mismos.

La decisión fue tomada en consideración en consonancia con las solicitudes hechas por las Iglesias católica y evangélica, a raíz de los últimos acontecimientos de violencia suscitados por cuestiones político-electorales.