Más noticias

Observadores siguen acreditándose en el TSE

El Tribunal Supremo Electoral ha firmado 11 convenios de observación con 18 organizaciones.

Suyapa Thuman, comisionada del IAIP, el magistrado David Matamoros y Katharina Raudzus, de la fundación alemana Konrad Adenauer.
Suyapa Thuman, comisionada del IAIP, el magistrado David Matamoros y Katharina Raudzus, de la fundación alemana Konrad Adenauer.

Tegucigalpa, Honduras.

Las invitaciones a observar el proceso electoral que Honduras llevará a cabo el 26 de noviembre próximo continúan abiertas, y ayer el Tribunal Supremo Electoral (TSE) firmó tres convenios con organizaciones que serán veedores de las elecciones.

El Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), la Asociación Libertad y Democracia (ALD) y la fundación Konrad Adenauer (Kas) firmaron un convenio con el Tribunal para ser partícipes como observadores.

“Hemos firmado 11 convenios con 18 organizaciones, con las instituciones que nos han dicho queremos estar presentes, ser veedores de las elecciones del 26 de noviembre”, manifestó el magistrado presidente del TSE, David Matamoros.

El funcionario destacó que tanto la fundación Konrad y la ALD son amigas de la democracia y siempre dicen presente para apoyar estos procesos.

“Que sigan viniendo más observadores es de suma importancia para nosotros. Esto le da mayor tranquilidad a muchos espectadores y a actores directos e indirectos que el proceso electoral se está llevando a cabo de manera correcta y transparente”, agregó.

Fortalecimiento

Katharina Raudzus, representante de la fundación Konrad, expresó su complacencia para observar las elecciones en Honduras.

“Trabajamos para fortalecer el Estado de derecho en Honduras, la libertad de la democracia y elecciones libres y transparentes, por esta razón la fundación Konrad Adenauer apoyará el proceso de las elecciones generales de noviembre con una misión de observadores internacionales. Trabajaremos en colaboración con el TSE y velaremos por la transparencia en el proceso”, dijo Raudzus.

Esta organización es de origen alemán y fomenta la transparencia de los procesos electorales y difunde la cultura ciudadana. Acreditarán a 25 observadores internacionales en el proceso.