Más noticias

Honduras: ligan al alcalde de Yoro con el narcotráfico

Arnaldo Urbina Soto fue detenido por las autoridades y es acusado de ser el líder de una banda.

Yoro, Honduras

Dos años duró la investigación para allanar nueve propiedades y asegurar 10 bienes acreditados a una organización criminal liderada por Arnaldo Urbina Soto, alcalde de Yoro, aseguraron ayer las autoridades.

Urbina fue detenido ayer por los delitos de almacenamiento de armas prohibidas y lavado de activos.

La investigación fue desarrollada por la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico (DLCN).

En el amplio operativo, que comenzó ayer a las 6:00 am, participaron unos 200 elementos de la Policía Militar del Orden Público, fiscales contra el Crimen Organizado y miembros de Fusina.

La operación -denominada Justicia I- dejó al descubierto una serie de hechos que develan todo tipo de delitos, de acuerdo a los operadores de justicia.

Se registró la Hacienda Vieja, localizada en la comunidad de Locomapa, otra entre Santa Rosa de Aguán y Lomas, una más en Ayapa y otra en Río Abajo.

También se allanaron varias casas en el barrio Montecristo y Subirana en Yoro, y en la comunidad de Las Manzanas en San Simón.

En las fincas se contaron 80 vacas, 30 terneros, un toro, así como ocho armas cortas de diversos calibres y una cantidad no especificada de carros de lujo. También se encontró maquinaria que, según las autoridades, es utilizada para abrir pistas clandestinas.

En la casa del alcalde se encontraron fierros de ganado, entre 200 y 250 gallos de pelea valorados en unos $2,000 cada uno, L21,000, dos avestruces, cuatro pavos reales, cuatro guacamayas, un mono y armas M16 y un R15.

El alcalde Urbina, de filiación nacionalista, es hermano de la diputada Diana Patricia Urbina.



El rosario de delitos

El vocero de la Fiscalía informó que la organización criminal Urbina Soto está vinculada con los delitos de asesinato, violación, narcotráfico, daños al medio ambiente y expropiación de bienes.

Además del alcalde de Yoro, son investigadas cuatro personas más: un mexicano, otro hombre de nacionalidad desconocida, y dos mujeres, cuyas identidades no fueron reveladas.

El mexicano informó a las autoridades que él entrenaba los gallos de pelea y que por eso se encontraba en una de las propiedades.

“Los fiscales reúnen todos los elementos atinentes que puedan relacionar directa o indirectamente a las personas investigadas para determinar si serán detenidas”, indicó uno de los fiscales que lleva el caso.

Sin embargo, en una línea de investigación se presume que a las casas llegaban mexicanos y hasta colombianos a cometer actos delictivos.

Se asegurarán los bienes

Ayer, a eso de las 3:00 pm, el desplazamiento del personal de Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi) indicaba que los bienes mencionados serían asegurados.

“Falta valorar lo encontrado en las propiedades y determinar si hay puntos clandestinos, como caletas y otros, para determinar las acciones. Tenemos que terminar las diligencias, ya que hay una propiedad que mide 40 manzanas”, explicó el vocero.

Según las autoridades, las propiedades aparecen registradas a nombre de Carlos, Juan Miguel, Carla Patricia y Arnaldo Urbina Soto.

La estructura

La DLCN estableció que la organización criminal Urbina Soto estaría integrada por 37 miembros y que Arnaldo Urbina Soto, el Moreno, sería el líder.

Según las autoridades, sus hombres de confianza serían sus hermanos Mario Alberto, el Soldado, Miguel Ángel, Mikel, y Carlos Fernando Urbina, Nando.

En el informe de investigación se indica que las operaciones de la banda se ejecutan desde hace varios años, pero que fue hasta 2009 que resultaron evidentes.

El mismo documento añade que la banda había sembrado terror en la población de Yoro tras registrarse la violación de jóvenes, la muerte de 137 personas que no quisieron desalojar tierras, que no querían despojarse de ganado o de viviendas, e incluso liquidaban a quienes no querían colaborar con ellos.

Un investigador de la DLCN reveló que hay lugares que se encuentran totalmente deshabitados, porque las familias fueron obligadas a salir de sus casas.

“Eran amenazados, los obligaban a entregar sus casas, tierras y ganado. Muchos que se negaron pagaron con su vida. Por ejemplo, en las comunidades de Río Nance y Río Abajo solo cuatro casas quedaron habitadas”, dijo.

El acoso llegó al grado que las familias que aún quedaban habitando en la zona recibían plazo para entregar sus bienes, porque de lo contrario los matarían, según la denuncia.

“Esa fue la manera cómo la banda obtuvo parte de las propiedades”, señaló el investigador. Otro de los extremos incluyó hasta el cierre de escuelas, iglesias y centro de salud.

“En la comunidad de Las Trojas llegaron a saquear el centro de salud, se llevaron las medicinas. Esta banda sembraba el terror, al grado que hay familias que no encuentran a sus parientes porque de la nada desaparecieron”, añadió el agente.

Las autoridades pidieron a la ciudadanía que denuncie para tomar acciones en contra la banda criminal. “Sabemos que esta banda ha sometido al pueblo de diversas formas y por eso pedimos que lleguen al Ministerio Público para interponer sus denuncias”, dijo el vocero.

Corrupción

Además de los hechos de índole criminal, otros factores dejan en entredicho una supercorrupción que salpica a la alcaldía que preside Arnaldo Urbina Soto, apoyado por sus hermanos.

Según el informe, los altos ingresos obtenidos en los últimos años difiere de lo que devengan mensualmente. A manera de ejemplo, adquirieron lujosos vehículos, construyeron casas a precios exorbitantes, contrataron seguridad personal y un sinnúmero de bienes que, según la DLCN, son producto de la malversación de fondos en la alcaldía y del narcotráfico.

Las viviendas

Las autoridades se sorprendieron ayer en los allanamientos por la suntuosidad de las viviendas que fueron aseguradas.

No se determinó el monto de las casas, pero quedó claro que no contrastan con la pobreza que hay en esta zona de Yoro.

Los acabados dentro de las mansiones son lujosos. Las propiedades tienen amplias habitaciones con enormes roperos, piscinas y extensos patios; en una de ellas hay una especie de zoológico.

La vivienda de Arnaldo Urbina tiene muebles finos y en una de las paredes sobresale un retrato del alcalde.

Una de las habitaciones tiene un clóset que mide más de dos metros, donde hay ropa solo de marca, y en la parte de abajo se encontraron unas 20 cajas de zapatos nuevos.

En el área de la cocina de una de las casas encontraron un set de cucharas, tenedores y cuchillos fabricados en plata con detalles en oro.

Además hallaron camionetas de lujo estacionadas en los garajes y armas de fuego que estaban enterradas, cajas fuertes, indumentaria policial, miras telescópicas y un teléfono satelital.

Detenidos

La Fiscalía detuvo en la Operación Justicia I a los esposos Héctor Orlando Burgos Puentes, Fátima Xiomara Ramírez Puentes, a Josué Jamil Burgos Vargas y César Antonio Díaz Rodas, a quienes se les acusa de portación ilegal de armas y cuentas bancarias con más de medio millón de lempiras.

Al alcalde Urbina se le encontraron en los registros un fusil M16 y un AR15.

El ambiente

Una parte de la población de Yoro llegó molesta afuera de la casa del alcalde, en el barrio Subirana. “No es justo lo que dicen del alcalde. Es una persona que ha ayudado al municipio y a su gente. No vamos a dejar que se lo lleven preso. Él no debe nada, es una persona honrada”, aseguraban los pobladores.