Más noticias

Mayoría elige directiva en propiedad del Congreso Nacional de Honduras

Un total de 76 diputados del PN, PL, UD, DC y un disidente de Libre apoyaron la propuesta de los nuevos cargos directivos.

Los miembros directivos del Congreso Nacional, período 2014-2018, al ser juramentados por el presidente Mauricio Oliva Herrera en la segunda sesión preparatoria, celebrada ayer.

Tegucigalpa, Honduras

En un abrir y cerrar de ojos, la mayoría parlamentaria compuesta por las bancadas de los partidos Nacional, Liberal, Unificación Democrática y Democracia Cristiana eligió ayer la nueva junta directiva en propiedad del Congreso Nacional en medio de las protestas de Libertad y Refundación (Libre) y el Partido Anticorrupción (PAC).
La rapidez con que se desarrolló la sesión impidió que las bancadas de Libre y PAC pudiesen presentar su propuesta a los cargos directivos del Poder Legislativo.
Como lo informó LA PRENSA, la nueva junta directiva para el período constitucional 2014-2018 quedó encabezada por Mauricio Oliva Herrera en la presidencia y Gladis Aurora López en la primera vicepresidencia. Solo el presidente dura cuatro años; los demás cargos, dos años.
En las cinco vicepresidencias restantes fueron designados, en su orden, los diputados Lena Karyn Gutiérrez, Antonio César Rivera Callejas, Milton Jesús Puerto, Miguel Edgardo Martínez, Augusto Domingo Cruz Asencio y Edwin Roberto Pavón.
Como vicepresidentes alternos se nombró a Rolando Dubón Bueso, Ramón Antonio Leva y José Vicente de León Rojas; en la primera y segunda secretaría a Mario Alonso Pérez y Román Villeda Aguilar.
En las secretarías alternas fungirán los parlamentarios José María Martínez Valenzuela y Wilmer Raynel Neal Velásquez y, como prosecretarios, José Tomás Zambrano y Sara Ismela Medina Galo para hacer un total de 17 cargos directivos.
La moción de los nuevos puestos directivos fue aprobada unánimemente por 76 legisladores de los partidos Nacional, Liberal, UD, DC y el diputado disidente de Libre, Eduardo Cotto.
Los liberales dieron muestras de unidad y disciplina partidaria, pues votaron 25 de los 27 miembros que conforman ese colectivo parlamentario, con excepción de Ángel Darío Banegas y Jorge Maynor Vargas Díaz, quienes no firmaron la moción.
En obediencia a las autoridades de su partido, también terminaron votando por la propuesta oficialista los legisladores Gabriela Núñez y Manuel Iván Fiallos, quienes aspiraban a la presidencia y habían dicho públicamente que no apoyarían al partido de Gobierno. El periodista y diputado disidente de Libre, Eduardo Cotto Barnica, ratificó su voto del pasado martes en favor de la planilla que presentaron los nacionalistas. Cotto fue expulsado un día antes por sus autoridades partidarias por no participar en los actos del martes y respaldar al partido oficial, por lo que desde ayer ocupó su nueva curul, justo detrás de la bancada nacionalista y al lado de sus colegas del PAC.

Dispositivo de seguridad
La sesión parlamentaria inició al filo de las 10:00 de la mañana, en medio de los gritos de los miembros de la resistencia popular y bajo un fuerte dispositivo de seguridad de la Policía y el Ejército en los alrededores de la sede del Legislativo. Las principales avenidas que dan paso al centro de la ciudad fueron cerradas por la fuerza del orden, pero eso no impidió que los simpatizantes de Libre y activistas nacionalistas se apostaran desde muy temprano frente al Congreso.
A las 9:00 de la mañana, los diputados nacionalistas fueron convocados a la oficina de la Presidencia del Congreso para definir el procedimiento de la elección y a las 9:30 desfilaron hacia el hemiciclo con la orden expresa de ratificar a su correligionario Mauricio Oliva y al resto de cargos.
Durante el desarrollo de la esporádica sesión legislativa, los simpatizantes de Libre se enfrascaron en las afueras de la sede parlamentaria en una batalla campal con la Policía y los activistas nacionalistas en la que varios resultaron golpeados.

Una sesión efímera
Tras leer y ratificar el acta de la reunión anterior, el diputado presidente Mauricio Oliva abrió la segunda sesión preparatoria, en la que como único punto de agenda estaba la elección de la junta directiva en propiedad.
Ante la pretensión de Libre y el PAC de pedir la reconsideración del acta para que se repitiera la elección de la junta directiva provisional del pasado martes, Oliva se adelantó aclarando que “los actos de elección no son reconsiderables” y de inmediato concedió la palabra a su correligionario por Olancho, Reinaldo Sánchez, quien presentó formal moción proponiendo los 17 cargos directivos.
“Sabiendo para qué nos hemos reunido en esta casa del pueblo y haciendo uso de mi iniciativa de ley presento la siguiente moción: que la junta directiva en propiedad de este Congreso Nacional quede integrada de la manera siguiente: presidente, Mauricio Oliva Herrera; vicepresidentes, Gladis Aurora López Calderón, Lena Gutiérrez Arévalo, Antonio Rivera Callejas, Milton de Jesús Puerto Oseguera, Miguel Edgardo Martínez Pineda, Augusto Cruz Asencio, Edwin Roberto Pavón; vicepresidentes alternos, Rolando Dubón Bueso, Ramón Antonio Leva Bulnes, José Vicente de León Rojas; secretarios, Mario Alonso Pérez y Román Villeda Aguilar; secretarios alternos, José Martínez Valenzuela y Wilmer Raynel Neal Velásquez; prosecretarios, Tomás Zambrano Molina y Sara Ismela Medina Galo”, dijo.
A renglón seguido, Sánchez pidió que la moción fuese votada levantando la mano en apego al artículo 68 de la nueva Ley Orgánica del Congreso Nacional, publicada el miércoles 22 de enero del año en curso, y en consideración de que más de 30 consolas de mando electrónicas se encontraban en mal estado.
De inmediato, el secretario provisional Mario Pérez sometió a votación la propuesta formulada por Sánchez, por la cual se votó en un santiamén sin permitirles a los parlamentarios de Libre y PAC hacer uso de la palabra.
En protesta, el expresidente y ahora jefe de bancada de Libre, Manuel Zelaya Rosales, y sus compañeros se dirigieron al pasillo para formalizar su reclamo y que se les permitiera el derecho a la palabra, pero no les fue concedida.
Los abucheos, gritos y airados reclamos no se hicieron esperar por parte de los legisladores de la alianza opositora, pero esta vez no se manifestaron con el nivel de violencia del martes anterior, cuando rompieron micrófonos y mobiliario.
Pese a las manifestaciones airadas del bloque opositor, el secretario en funciones pidió a los nuevos directivos pasar al frente para ser juramentados por el diputado presidente.
Haciendo oídos sordos a los gritos de las bancadas de Libre y PAC, los recién electos levantaron la mano derecha y con la izquierda puesta en la Constitución de la República repitieron la tradicional oración: “Prometo ser fiel a la República, cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes”.
Sin mayores dilaciones y como punto final de la agenda, el diputado presidente cerró la sesión y convocó para el próximo sábado 25 de enero de 2014 a las 9:00 de la mañana a la instalación de la primera legislatura del período constitucional 2014-2018.
La agenda de ese día contempla comprobación del quórum, aprobación del acta anterior, instalación de la primera legislatura, informes de los titulares de Corte Suprema de Justicia, del Poder Ejecutivo y Poder Legislativo.
La sesión duró un poco más de 11 minutos desde que se comenzó con la aprobación del acta anterior hasta la juramentación de los nuevos directivos.
Al cierre de la reunión, un grupo de simpatizantes nacionalistas que ingresaron a los palcos comenzaron a gritar “sí se pudo, sí se pudo, sí se pudo” y “carretillazo, carretillazo, carretillazo”, en alusión al saqueo de los 40 millones de lempiras de las bóvedas del Banco Central para la cuarta urna en el gobierno de Manuel Zelaya.
Los diputados de Libre y PAC se quedaron solos reclamando el derecho a la libertad de expresión y condenando “la dictadura que impera en el Congreso Nacional”.

Se evitó la ingobernabilidad en el país

Óscar Álvarez, virtual jefe de bancada del PN, calificó de positiva la decisión del Partido Liberal de apoyar la elección de la junta directiva en propiedad de ese poder del Estado, evitando así una ingobernabilidad del país.

“Me sumo a las felicitaciones por un acuerdo, que no es permanente, para lograr la gobernabilidad, que se instale el Congreso Nacional y que el 27 de enero, un presidente de la Cámara Legislativa le imponga la banda presidencial a Juan Orlando Hernández como presidente de Honduras”, manifestó.

Agregó que los liberales dejaron de lado la mezquindad y asumieron el tema de la canasta básica a manera de oposición, algo que afecta a la mayoría de la población. Recalcó que si no se hubiera elegido la junta directiva, “se habría caído en lo que una persona ha querido siempre, en la Constituyente, se nos olvida rápidamente la crisis de 2009 y todo el tema que se ha centrado en promover la Constituyente”. Álvarez acusó a Zelaya de diseñar y pretender crear una crisis constitucional para buscar cómo establecer una Constituyente, pero dijo que el país ya no está para esas situaciones.

“Esperamos recuperar la armonía”

Yuri Sabas, parlamentario liberal por Choluteca, dijo que particularmente le hubiese gustado que se dejara a los miembros de los demás partidos expresarse y no coartarles el derecho a la libertad de expresión.

“La gente viene al Congreso Nacional a emitir su criterio, a expresar lo que tiene en su mente y en su pensamiento y es importante que les demos esas oportunidad”, consideró.

Sabas espera que el sábado, cuando se instale formalmente la primera legislatura, se les permita los compañeros de los demás partidos expresarse porque al Parlamento se va a “parlar” para que unos y otros combinen sus ideas.
El legislador elogió a los miembros de Libre porque esta vez mostraron una conducta mucho más tolerante y sin exabruptos.

“Por eso me siento muy contento porque vendrá la armonía poco a poco. Hoy no hubo exabruptos. El derecho a la protesta es válido y es correcto. Es más, cuando se viola ese derecho hay que oponerse”.

PL optó por la oposición constructiva

Juan Diego Zelaya, diputado nacionalista, congratuló a sus compañeros liberales por la actitud asumida en la elección de la nueva junta directiva del Congreso y dijo que han optado por la oposición constructiva.

Consideró que los problemas se resuelven en democracia y destacó que a ellos les toca ponerlo todo en las manos de Dios y anteponer los intereses políticos y personales.

Zelaya recordó que en las pasadas elecciones presidenciales había dos caminos: el camino de la gobernabilidad, la paz y una oposición constructiva o el camino de la ingobernabilidad, el caos y una conspiración destructiva. Reiteró que el Partido Liberal decidió optar por la oposición constructiva, con base en el respeto y la democracia. “Me atrevería a decir que la verdadera oposición del partido en el poder es el Partido Liberal”, opinó.

Agregó que no pierde la fe ni la esperanza de que los miembros del partido Libre, en especial su dirigencia, vuelvan la cara a Dios y pongan por encima de cualquier cosa los intereses del país y no los personales o de partido.

“Imperan la imposición y la antidemocracia”

“Aquí lo que vemos es la imposición, la antidemocracia y la dictadura y lamentablemente los miembros del Partido Liberal son parte de eso”, afirmó el diputado de Libre, Rafael Alegría.

Criticó a los liberales por prestarse a elegir una junta directiva del oficialismo de forma dictatorial y sin darles la oportunidad de presentar sus propuestas.

“Somos diputados del pueblo, en igualdad de condiciones con los demás parlamentarios, y ni siquiera el día 21 y hoy nos han dado la palabra y no nos han dado el derecho de hablar. Eso solo se da en una dictadura y eso es lo que está pasando aquí”.

El expresidente Manuel Zelaya denunció la irregular elección de la nueva junta directiva del Congreso Nacional y criticó que de nuevo les volvieron a negar la palabra para presentar su propuesta.

Denunció que en el interior del hemiciclo había gente armada, situación que fue permitida por los diputados oficialistas.

Lo que Honduras necesita es diálogo

Fátima Mena, jefa de bancada del PAC, cuestionó la irregular elección de la junta directiva del Congreso y dijo que “no podemos seguir aquí en un sistema presidencial, dictatorial e impositivo”.

Mena deploró que no se les haya permitido el uso de la palabra y afirmó que lo que Honduras necesita es “democracia, participación y diálogo y a eso es lo que estamos llamando”.

Dijo que mantendrán la alianza con Libre, pero dijo que se trata de un gran acuerdo por la gobernabilidad de Honduras, consolidando la oposición política.

Lamentó que la junta directiva no está conformada por todas las fuerzas políticas que componen el Congreso Nacional porque no había disposición de integrar al resto de partidos.

“Para prever este tipo de atropellos consideramos que lo sano era que estuviera en manos de la oposición y ese fue el acuerdo que se firmó. Esperamos que el presidente del Congreso madure y llame todas las fuerzas porque hay una agenda legislativa que marcar”.

Junta Directiva

Presidente
Mauricio Oliva Herrera

Vicepresidentes
Gladis Aurora López Calderón
Lena Gutiérrez Arévalo
Antonio Rivera Callejas
Milton de Jesús Puerto Oseguera
Miguel Edgardo Martínez Pineda
Augusto Cruz Asencio
Edwin Roberto Pavón

Vicepresidentes alternos
Rolando Dubón Bueso
Ramón Antonio Leva Bulnes
José Vicente de León Rojas

Secretarios
Mario Alonso Pérez
Román Villeda Aguilar

Secretarios alternos
José Martínez Valenzuela
Wilmer Raynel Neal Velásquez

Prosecretarios
Tomas Zambrano Molina
Sara Ismela Medina Galo