Más noticias

La guara roja vuela para resurgir en copán

Ayer fueron liberados seis especímenes del Ave Nacional en el Parque Arqueológico de Copán Ruinas.

El momento de la liberación fue captado por los presentes en el evento celebrado ayer en el Parque Arqueológico en Copán Ruinas.
El momento de la liberación fue captado por los presentes en el evento celebrado ayer en el Parque Arqueológico en Copán Ruinas.

Copán, Honduras

El proyecto “Guaras en libertad” realizó ayer la tercera liberación de estas aves que se ejecuta en el marco de un esfuerzo de la Asociación Copán, el parque de aves Macaw Mountain y el Instituto Hondureño de Antropología e Historia, con el fin que esta especie regrese al lugar que durante siglos habitaron: el templo de la civilización maya.

Son aves que nacieron en cautiverio o ejemplares que llegaron enfermos y fueron recuperados en el parque de aves.

Comenzó como un experimento, pero son tres años que han permitido la liberación de 20 guaras que hoy habitan en el parque arqueológico de Copán.

Lisa Kubiske, embajadora de Estados Unidos en Honduras, abrió las puertas de la jaula que las albergó durante un año, las guaras extendieron sus alas y alzaron vuelo para recorrer el parque y posar sobre los árboles que desde ayer se convirtieron en su nuevo hogar.

En total, 34 aves habitan este lugar, su majestuosa belleza es la primera impresión que tiene el turista al visitar ese Patrimonio de la Humanidad.

Tikal en Guatemala y Palenque en México quieren copiar el proyecto de las guaras, impulsado por las autoridades en Copán.

“Las guaras cautivan, su colorido atrae y motiva a los turistas. Es tan vistoso que hay interés de los parques arqueológicos mayas en Guatemala y México por incorporar a la guara roja dentro de los atractivos de estos parques. Pero es un trabajo no solo de protección y cuidado, sino del trabajo con las comunidades, escuelas y maestros que son parte del proyecto y que se suman al intenso trabajo de protección de la especie”, explicó el arqueólogo Ricardo Agurcia.

Anualmente de seis a siete nuevas especies se reproducen en el Parque Arqueológico de Copán Ruinas.

El proyecto

Fue en 2010 que se implementó el proyecto de protección de las aves silvestres, se hizo un monitoreo de la población salvaje registrando sus puntos de alimentación y descanso en el parque arqueológico y sus alrededores.

Ese diagnóstico permitió identificar los puntos críticos para su conservación a largo plazo y fue cuando se estableció esta red para retornar las aves al parque adonde habitaron hace varios siglos.

“Se pensó en poner a las guaras en libertad, pero fue algo planificado para reintroducir a la guara roja en el valle de Copán para que vuele libremente tal como lo hacía en la época de los antiguos mayas. Para ello involucramos a 31 escuelas rurales y 2,500 estudiantes con los que desarrollamos talleres para orientar, concientizar y capacitar a los alumnos de primero hasta sexto grado sobre las características de la guara roja”, informó Loyd Davison, del parque de aves Macaw Mountain.

Los maestros de los centros educativos han tomado en serio su labor y trabajan en la protección y conservación de la guara en las comunidades.

La mayoría de las aves liberadas se quedan en el parque, son pocas las que han emigrado a otros lugares. Para detectar su ubicación a cada una de ellas se les coloca un brazalete que las identifica y un chip con el cual es posible localizarlas.

Para este proyecto se trabaja en mejorar las condiciones para que se reproduzcan más guaras y que se logre la cría de pichones. “Desde 1977 comenzamos con cuatro guaras en el parque arqueológico que fueron traídas de La Mosquitia; pero sucedió un fenómeno: pasaron ocho y diez años, pero no se reproducían. Recuerdo que en una operación en El Florido las autoridades detectaron una guara y la trajeron al parque. A los días observamos que nació una cría, fue cuando nos dimos cuenta que los cuatro que teníamos eran machos y fue en 1985 cuando se dio la reproducción. Al final se logró conseguir otra guara que fue donada y tuvimos dos parejas, las que ahora hacen posible la reproducción de la guara roja”, dijo Davison.

Afluencia de turistas

Si en 2012 el Parque Arqueológico de Copán Ruinas recibió a 65,126 hondureños y 55,231 extranjeros para hacer un total de 120,357 turistas visitando este parque, en el año 2013 las expectativas de las autoridades las hacen pensar que habrá una baja en el ingreso de turistas nacionales y extranjeros.

“Los reportes que se registran hasta el 25 de septiembre nos reflejan que hay una disminución de turistas nacionales, creemos que la crisis económica ha sido un factor determinante; sin embargo, confiamos en recuperar la afluencia para que cerremos con cifras cercanas a las obtenidas el año anterior”, dijo Armando Ortiz, administrador del Parque Arqueológico de Copán Ruinas. Hasta el 25 de septiembre, los registros del parque establecen que han ingresado 45,820 hondureños y 40,492, extranjeros, haciendo un total de 86,312 visitantes.

En septiembre solamente se registra el ingreso de 4,286 visitantes, el mes mas bajo del año.

Para mejorar las instalaciones el Instituto Hondureño de Antropología e Historia (IHAH), desde marzo empezó el proceso de remodelación de las instalaciones administrativas y el área de parqueo, obra planificada para estar finalizada en diciembre.

“Se está remodelando, cambiando techos y ampliando las salas administrativas y de ventas. Se hacen trabajos además en el área de parqueo. El techo era de teja, pero se puso un techo metálico con similitud de teja. Los fondos son del Instituto Hondureño de Antropología e Historia”, dijo Ortiz.

Otro proyecto que está en puerta es el museo arqueológico que será apoyado por la Cooperación Japonesa. Se tenía planeado que la construcción del mismo se ubicara donde funcionó el Instituto Doctor Jesús Núñez Chinchilla, pero el proyecto se ha parado porque no se ha logrado un acuerdo con la Municipalidad. “Se tiene en puerta el museo arqueológico, ya hay un estudio museográfico que permitirá exhibir las colecciones de arqueología, como las tumbas reales, que sería uno de los grandes atractivos. Pero el Ihah no ha logrado acuerdos con la Municipalidad, y ante eso se plantea hacerlo en el parque arqueológico”, informó el aqueólogo Ricardo Agurcia.

Se espera que la Cooperación Japonesa autorice la construcción de este museo en el interior del parque, el cual sería uno de los proyectos de expansión en Copán.