Más noticias

San Pedro Sula, el motor de la economía hondureña

<p>Grandes y medianas empresas han convertido a la metrópoli en el soporte de la economía nacional.</p>

/

San Pedro Sula aporta un 60% del los call centers con la ventaja de que tienen un pronunciamiento que no difiere con jóvenes de Estados Unidos contrario a otros países como la India”, apuntó.

La San Pedro Sula actual

El economista Raúl Reina dice que la ciudad actualmente está viviendo una metamorfosis, de ser una ciudad considerada industrial está creciendo el sector de servicios en todos los niveles.
“La configuración de los negocios son ya en la categoría de servicios que es el sector terciario de la economía”.

Reina dice que San Pedro Sula tiene potencial para convertirse en ciudad universitaria por las instituciones de educación superior que hay, además las más de 30 escuelas y colegios privados bilingües es otra fortaleza a nivel de Centroamérica.

Agrega además que la ciudad ya tiene la capacidad para el turismo médico. “Tiene cuatro hospitales de primera categoría con médicos excelentes y equipo de última generación que le permite a San Pedro Sula convertirse en un centro de recepción de turismo médico igual que de turismo odontológico”.

En 2012 la ocupación hotelera aumentó en un 10% y se espera que este año suba un poco más, según la CámaraNacional de Turismo de Honduras (Canaturh).

Por el panorama que se visualiza el sector de los servicios continuará creciendo como parte de la demanda de las nuevas generaciones y eso hace que los requerimientos de la ciudad sean diferentes al del resto del país a fin de que sea una ciudad ordenada.

Daniel Aguilar, presidente de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), señaló que la ciudad es la mayor generadora del PIB en Honduras pese a que su sector productor está afectado por diferentes factores.

“Obviamente en San Pedro Sula hay gente emprendedora que quiere seguir luchando y seguir sacando al país adelante; a través de esa voluntad se sostienen los puestos de trabajo, los negocios”, señaló.

Sobre el crecimiento del sector de los servicios, Aguilar dice que se está generando mucho trabajo en esas áreas porque la industria en general no está siendo fomentada para poder producir.

“Hemos visto que hay un crecimiento de la industria dura a los servicios, pero hay industrias grandes acá instaladas como la de refrescos, cigarrillos, que tienen muchos años de estar acá y están tratando de hacerle frente a los retos de la regionalización. Mientras en otros lados está creciendo la industria de producción de bienes, en el caso nuestro vemos un repunte en la de servicios pero el centro industrial del país se sostiene en San Pedro Sula”.

Además de la ubicación estratégica de la ciudad, una de las bondades de San Pedro Sula es que tiene la suficiente oferta de gente para trabajar. “El sampedrano es generalmente industrioso, trabajador, aprende rápido. Creo que hay bastantes centros de educación y lo que se necesita es un acercamiento con el sector industrial para actualizar sus pensum de estudio en función con la demanda de la industria. Creo que es una zona y un mercado en expansión que presenta oportunidades para producir bienes que actualmente no se producen”, consideró.

Aporte económico

José Martín Chicas, miembro también de la Andi, dice que la agroindustria con el cultivo de la caña de azúcar tiene una alta concentración en el Valle de Sula donde se refina y exporta así como el aceite la palma africana y el banano que son productos significativos en las exportaciones de Honduras.

La zafra 2013 cerrará con unos 11 millones de quintales, de ellos siete millones se quedan en el país y el resto se exporta al mercado internacional.

“Entre esos tres sectores se contribuyen con el 15% del PIB. Otra área importante es la manufactura que está en los reglones de textil y arneses.Tenemos exportaciones que andan arriba de los mil 200 millones de dólares que salen de esta zona”, detalló.

Dijo que el sector del comercio y servicios es clave en la ciudad con más de un millón de habitantes cuya mayor parte forman parte del sector productivo del país teniendo ingresos formales.
Según estimaciones del sector privado, solo en el comercio y el sector servicios, las tarjetas de crédito mueven más de 12 millones de lempiras mensuales.

Agrega que el aporte de los trabajadores de la zona norte al impuesto sobre la renta es considerable, considerando que el 35% de la población trabajadora del país pertenece a la zona norte y devengan un salario en promedio de 12 mil lempiras.

Nelson García Lobo, economista y presidente de la junta directiva del Foro para el Desarrollo y la Deuda Externa de Honduras (Fosdeh), considera que San Pedro Sula es la capital del desarrollo de la zona noroccidental. “Tiene toda una influencia en el Valle de Sula y el aporte de toda la región al PIB es considerable para el desarrollo económico global del país”.

Agrega que esta ciudad es pionera en acciones de tipo económico y posee los centros de negocios más importantes como Altia.

“Es una zona que se le ha dado mucho, pero si se le retribuyera todo lo que aporta hubieran departamentos y municipios que quedarían sin ninguna retribución porque aportan casi cero; algunos porque no tienen control de los tributos. Hay municipios que al Gobierno le toca mantener”, señala.

Lovable, clave para la industria manufacturera.

Empresas como Molino Harinero Sula, Lovable de Honduras, Tabacalera Hondureña, Cervecería Hondureña, Grupo Alcon, entre otras, han sido claves para impulsar la economía del país y fuera de nuestras fronteras desde San Pedro Sula.

Las fábricas de ropa como la Bolívar, Charalco, Hamilton, Monte Carlo y la Vanheussen, que ya no están, aportaron mucho al inicio de la industria textil en la ciudad y en la región metropolitana del Valle de Sula. Empresarios visionarios, cuya principal motivación era generar oportunidades de desarrollo para los sampedranos como Juan Canahuati, Boris Goldstein, Jorge Larach, Constantino Larach y don Napoleón Larach, son recordados por generaciones como personas que lograron sacar adelante a sus familias gracias a las oportunidades de empleo que generaron.

La industria maquiladora que ahora es vital inició con Lovable de Honduras.

El recordado empresario Juan Canahuati (QDDG) logró abrir la empresa en 1965 con la fabricación de ropa íntima que ahora se exporta a Centroamérica y a países de Suramérica. Su espíritu emprendedor lo motivó a seguir invirtiendo y desarrollando diferentes empresas manufactureras como Elcatex, Elca, Ecolova, Pacer y los parques industriales Zip Choloma y Zip Buena Vista que forman ahora el Grupo Lovable.

San Pedro Sula es un terreno fértil para el desarrollo comercial y de servicios, muestra de ello es Diunsa fundada en 1976 en esta ciudad y que sigue creciendo a nivel nacional, los diferentes centros comerciales, hoteles, restaurantes, bancos y ahora el sector de los call center está creciendo con fuerza por la posición estratégica de la ciudad y su gente joven capaz.

Historia

Fundación San Pedro Sula fue fundada el 27 de junio de 1536 bajo el nombre de San Pedro de Puerto Caballos, por el conquistador español Pedro de Alvarado. Es la ciudad con la más alta tasa de crecimiento poblacional de Honduras. Está dividida en cuatro cuadrantes: noroeste, noreste, suroeste y sureste.

Posición Una de las grandes ventajas de la ciudad conocida como Capital Industrial es estar ubicada a solo 55 kilómetros de Puerto Cortés, el principal puerto marítimo de Honduras y de Centroamérica. Posee un aeropuerto seguro y que pese al mal tiempo opera sin interrupciones. Tiene además una gran terminal de transporte terrestre.

Turismo La ciudad es un punto estratégico para los turistas extranjeros porque pueden viajar vía terrestre a diferentes destinos turísticos de Honduras como las playas en Puerto Cortés, Tela y La Ceiba, y al occidente Copán Ruinas y Santa Rosa de Copán. Las distancias son relativamente cortas.