Más noticias

Feminicidios: Van más de 4,500 hondureñas asesinadas

Más del 85% de los casos de feminicidios quedan en la impunidad. El último año fueron asesinadas en promedio 40 mujeres al mes. O sea, 10 cada semana.

Asesinatos contra mujeres son de los problemas más preocupantes para las autoridades hondureñas.
Asesinatos contra mujeres son de los problemas más preocupantes para las autoridades hondureñas.

San Pedro Sula, Honduras.

En los últimos años más de 4,500 mujeres han sido asesinadas en Honduras, prueba de la vulnerabilidad de las mujeres ante la violencia que azota al país.

Maltratos
En los últimos seis años más de 121,582 casos de violencia doméstica han ingresado a los juzgados hondureños

Diario LA PRENSA recopiló los datos de los últimos 10 años del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) y confirmó que en la última década han matado en el país a 4,493 mujeres y si se toman en cuenta las cifras de este año, la cantidad de asesinatos ya supera por mucho los 4,500 feminicidios.

Uno de los datos más preocupantes es que según registros de las propias autoridades hondureñas y organizaciones de protección de los derechos de la mujer, más del 85% de los feminicidios quedan impunes.

Esto ha provocado que en los últimos años la cantidad de asesinatos contra mujeres sea exageradamente alta, a pesar de que en los últimos dos años se hayan reducido estos casos. En 2014 mataron a 526 mujeres en Honduras, mientras que el año pasado fueron asesinadas 478 en el país, o sea en promedio de 40 mujeres fueron ultimadas cada mes, lo que equivale a 10 asesinatos de mujeres a la semana.

La cantidad de feminicidios en los últimos dos años ha tenido una reducción de más de 100 muertes en comparación con 2013, pero aún la cantidad de casos es demasiado alta.

Este año se espera que la cifra de homicidios contra mujeres se reduzca otra vez.

CP Violencia 180816 (3)(1024x768)
En más del 90% de casos las víctimas de violencia doméstica son mujeres, según el Centro Electrónico de Documentación e Información Judicial (Cedij).

Inaceptable

María Luisa Regalado, directora ejecutiva de la Colectiva de Mujeres Hondureñas (Codemuh), organización que pertenece a la Tribuna de Mujeres Contra los Feminicidios, dijo que la violencia contra la mujer se da en todos los espacios de la sociedad.

6
Muertes
Al mes por violencia doméstica se ha promediado en los últimos años en el territorio hondureño, según estudios de homicidios en el país

“El feminicidio es la expresión máxima de la violencia contra las mujeres, y lo más preocupante es que las autoridades no hacen nada para desarrollar políticas para prevenir esta violencia”, declaró.

Regalado criticó que ahora en Honduras las autoridades están criminalizando a las mujeres asesinadas.

“Ya es costumbre que cada vez que asesinan a una mujer se dice que andaba en malos pasos y es como si se estuviera de cierta forma justificando el asesinato de la mujer y eso no puede seguir pasando porque es como alentar a que la sociedad acepte los feminicidios. El nivel de impunidad en estos casos es alarmante”, declaró.

Según la directora de Codemuh, hay una deuda histórica de las autoridades hondureñas con la mujer.

700
Muertes
Por violencia doméstica se han registrado en los últimos 10 años en el territorio hondureño, según los datos de estudios sobre violencia y homicidios en el país

“No han tomado acciones determinadas para erradicar los feminicidios y el problema continúa como si a nadie le importara. Este no debe ser un tema secundario, debe ser una prioridad a resolver en el país”, indicó Regalado.

Derechos

Según el sociólogo y catedrático universitario Carlos Roberto Pineda Sagastume, la principal causa de la violencia contra las mujeres es el factor cultural.

“La tradición de machismo ha sido reproducida por la familia, tanto por hombres y mujeres, en sus hijos e hijas. Ha sido inculcado. A los hombres se les dio más libertad y a las mujeres se les impuso un rol más sumiso y dedicado a la reproducción de los hijos y eso no es correcto”, aseguró el sociólogo.

Pineda Sagastume lamentó que la sociedad y la familia en cierta forma también han aceptado y tolerado la violencia hacia las mujeres.

Homicidios
En 2014, Honduras fue el país que del total de asesinatos tuvo el mayor porcentaje de feminicidios en Latinoamérica.

“Sin embargo, en los últimos 20 años ha habido cambios económicos, sociales y culturales. Ha habido un cambio y movimiento de liberación feminista que exige respeto a los derechos de las mujeres y exige derecho de participación política, social y laboral. El empleo ha permitido a las mujeres mejorar sus condiciones de vida y les ha dado más libertad”, afirmó.

Sobre el tema, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) de Honduras expresa que la violencia contra las mujeres se origina en la desigualdad histórica de las relaciones de poder entre el hombre y la mujer.

Roberto Herrera Cáceres, titular de Conadeh, manifestó que “la violencia contra las mujeres, en cualquiera de sus formas y en todos los ámbitos, se constituye en una flagrante violación a sus derechos humanos y libertades fundamentales”.

Problemática
Conadeh reportó que en los últimos dos años ha recibido más de 7,500 quejas interpuestas por mujeres.

Soluciones

Migdonia Ayestas, directora del Observatorio de la Violencia de la Unah, declaró que una meta en el país debe ser trabajar en la prevención, lo cual conllevaría a una reducción significativa de los crímenes. “En el país hace años hay un problema de violencia generalizado.

La población es víctima de esta situación y las mujeres no son la excepción. Es importante combatir el crimen, pero el primer camino es la prevención”, explicó la directora del Observatorio de la Violencia.

Ayestas señaló que lo ideal es que en la sociedad hondureña haya un trato igualitario para la mujer y consideró vital que se reduzca la impunidad.

“Todos somos vulnerables a la violencia y por eso no debe haber más impunidad en los crímenes contra mujeres ni contra nadie. Nuestros estudios reflejan la realidad para ayudar a dar un panorama de la violencia y así saber cómo combatirla”, afirmó Ayestas.