Más noticias

Fiscalía ya tiene confesión del asesino de Berta Cáceres

A la líder ambientalista y defensora de los derechos humanos la asesinaron por el trabajo que hacía, concluye la Atic.

Tegucigalpa, Honduras.

Tras dos meses del asesinato de la líder ambientalista Berta Cáceres, el Ministerio Público (MP) comenzó a desenredar una de la cinco líneas de investigación en torno al crimen y ya cuenta con la confesión del sicario.

El viernes es el día crucial en el que el MP presentará en los juzgados todas las pruebas científicas y testificales que señalan a los cuatros detenidos: Douglas Geovanny Bustillo, Sergio Ramón Rodríguez, Mariano Díaz Chávez y Edilson Antonio Duarte, tres de ellos como autores intelectuales y uno como autor material del crimen que causó repudio mundial.

“Entre los detenidos está la persona que disparó contra Berta Cáceres”, afirmó el director de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic), Ricardo Castro, que el lunes junto con la Policía Militar del Orden Público (PMOP) ejecutaron el operativo Jaguar, en el que se detuvo en varios puntos de Tegucigalpa y La Ceiba a los cuatro sospechosos.

Castro también aseguró que entre los detenidos, la investigación científica de la Atic revela que tres son autores intelectuales del crimen y uno el material, o sea, el que le quitó la vida a la ambientalista. Versiones extraoficiales señalan que el confeso es Edilson Duarte de 25 años, capturado en La Ceiba.

Se conoció que Duarte dijo que se ha dedicado al sicariato desde hace algún tiempo y supuestamente fue contratado por el gerente de la empresa Desarrollos Energéticos S. A. (DESA), identificado como Sergio Rodríguez para cometer el crimen.

La declaración del joven será utilizada en la audiencia inicial que esta programada para este viernes. Según investigación se descarta que Duarte haya sido militar.

A Rodríguez lo capturaron agentes de la ATIC en la casa de sus padres, ubicada en la colonia Miraflores, y Díaz, quien se desempeñaba como instructor de la Policía Militar del Orden Público (PMOP) y además ha sido miembro de las Fuerzas Especiales de las Fuerzas Armadas, fue detenido en la residencial Los Hidalgos de Tegucigalpa.

La propia Berta Cáceres y miembros del Copinh habían denunciado en reiteradas ocasiones al militar retirado Douglas Bustillo, quien se desempeñó como subjefe de seguridad de la empresa DESA.

ML portada30 040516(800x600)
Douglas Bustillo (centro), militar retirado, exjefe de seguridad de Desa. Fue detenido el lunes en Los Molinos en Tegucigalpa. Berta Cáceres lo denunció en 2013 por amenazas e intimidaciones. Será presentado como autor material del crimen.



El acecho de Bustillo

Según señalamientos del grupo que conformaba, Bustilllo dirigía grupos de asesinos y secuestradores en la zona donde se construiría la represa de Agua Zarca, proyecto que según investigaciones de la Atic, llevó a la muerte a la ambientalista.

“De las líneas de investigaciones que tenemos, podemos decir que la del trabajo es la más fuerte. Hemos trabajado una a una las líneas y hemos llegado a esta conclusión. La prueba aportada al proceso nos dice que esta es la línea, su trabajo le costó la vida”, dijo Castro.

Tanto Bustillo como Sergio Ramón Rodríguez fueron denunciados por intimidación y amenazas por la misma Berta Cáceres en una entrevista que concedió al periodista sueco Dick Emanuelsson en diciembre de 2013. “El dueño de la empresa me ofreció soborno, a mí y al Copinh (Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras). Como no les funciona eso vienen todas las acusaciones que ya se conocen y amenazas de muerte. Incluso tengo mensajes en mi teléfono del jefe de seguridad de la empresa en donde incluso hay acoso sexual”, dijo Cáceres en esa entrevista otorgada en 2013.

Cuando el periodista le preguntó cómo se llama él, refiriéndose a la persona que la amenazaba y acosaba sexualmente por teléfono, la ambientalista no dudo en responder: “Él se llama Douglas Bustillo, es una cosa complicada y muy dura para el Copinh, de mayor criminalización”, puntualizó.

MM BertaCaceres 040516 (2)(1024x768)
Hijas de Berta Cáceres culpan al Estado.

El controversial proyecto

La hidroeléctrica Agua Zarca es un proyecto propiedad de Desarrollos Energéticos S.A. de C.V. (Desa) financiado por el Banco de Desarrollo Holandés, quienes celebraron un acuerdo de financiación por 15 millones de dólares (unos 345 millones de lempiras) en coordinación con Finnfund y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), según un documento del FMO.

El banco se vio en la necesidad de aclarar en su portal muchas dudas en torno al asesinato de Berta Cáceres y la vinculación con el proyecto Agua Zarca que se desarrolla sobre el río Gualcarque en Santa Bárbara.

El FMO explicó que el proyecto no se trata de una represa, sino de un fluyente que generará 21.3 megavatios de energía limpia. El proyecto está detenido. Antes, Berta Cáceres paró un financiamiento para el proyecto por parte de Sinohydro y el Banco Mundial.

Roberto Cáceres, hermano de la ambientalista, aseguró que en la muerte de su hermana “hay una peligrosa red de gente pudiente del país que la persiguió constantemente. Berta recibió al menos 33 amenazas de muerte”, afirmó.

MM BertaCaceres 040516 (1)(1024x768)
15 millones de dólares es el total del financiamiento del proyecto hidroeléctrico Agua Zarca por parte del FMO. Foto: EFE/Oscar.