Más noticias

Wilter Blanco, el narco que mandaba en la Policía de Honduras

Un hermano del general José Luis Muñoz Licona trabajaba con él.

Según informe del New York Times, Blanco mandó a matar a Arístides.
Según informe del New York Times, Blanco mandó a matar a Arístides.

San Pedro Sula, Honduras.

Para abril de 2015, los hondureños se vieron sorprendidos con la incautación masiva de bienes derivada de una operación de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico (DLCN) en contra de Wilter Neptaly Blanco Ruiz, un presunto narcotraficante de 39 años señalado como jefe del Cartel del Atlántico o del Cartel de Colón, prófugo de la justicia y ahora acusado como autor intelectual del asesinato del general Julián Arístides González.

Blanco Ruiz, originario de Brus Laguna, La Mosquitia hondureña, era dueño de negocios dedicados a la exportación de mariscos y mantenía varias haciendas, unas que desbordaban en lujos como el famoso el Rancho Reguleto en Sonaguera, Colón, al noreste de Honduras, adonde llegaban bandas y artistas a entretener en las fiestas que ahí se organizaban.

Desde 2006, agentes antinarcóticos lo estaban investigando, un año después de haber asumido Julián Arístides González la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico.

De acuerdo con un informe de la Inspectoría de la Policía, publicado por The New York Times, seis años antes de la incautación de sus bienes, en julio de 2009, Blanco “quiso tumbarle un cargamento de droga a Emilio Fernández Rosa, conocido como Don H, que tenía 143 kilos de cocaína en una casa de La Mosquitia, en la costa Caribe de Honduras”.

collage.1240(1024x768)
Wilter Blanco de 25 años y en una foto reciente. ahora tiene 39 años.

Don H fue capturado en octubre de 2014 y extraditado a Estados Unidos, adonde guarda prisión y, se presume, ha dado información a las autoridades.

Para robarse ese cargamento de droga, Blanco Ruiz llamó al general de la Policía José Murillo López y le propuso un negocio: “Si sus agentes conseguían la droga, se la compraría”.

Según la publicación del NYT, Murillo López envió a 12 de sus hombres al lugar luego de pedir autorización al director general de la Policía, el general Salomón Escoto Salinas.

Unos días después, el zar antidrogas, Julián Arístides González, encabezó un operativo que terminó con el arresto de los policías y el decomiso de la cocaína. González fue asesinado el 7 de diciembre de 2009.

Los hechos descritos en el reportaje del NYT fueron extraídos de dos informes de la Inspectoría General de la Policía de Honduras redactados en 2009 y 2011 que incluyen testimonios de testigos, descripciones de videos y registros de llamadas telefónicas.

ll narco 180416 (1)(1024x768)
Rancho Diana y Rancho Reguleto figuran entre los 142 bienes y cuentas incautadas a Wilter Blanco. También dos empresas de mariscos y varias sociedades con su esposa, Dunia Elizabeth Melgar Pagoada.

“Al general Arístides González lo mandaron a matar dos directores generales de la Policía de Honduras que dirigieron la institución entre 2010 y 2013, los generales José Luis Muñoz Licona y José Ricardo Ramírez del Cid que, según la investigación de la propia Policía, trabajaban para el Cartel del Atlántico junto con más de dos docenas de oficiales de diversos rangos. Recibieron la orden, organizaron el asesinato, lo ejecutaron y lo encubrieron, e hicieron lo mismo con el político de la Democracia Cristiana Alfredo Landaverde, el que también había sido titular de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico”, cita la publicación.

De acuerdo con la ficha que publica el NYT, un hermano del general José Luis Muñoz Licona trabajaba con Wilter Blanco Ruiz.

Datos de la DLCN indican que el Cartel del Atlántico formaba parte de la ruta de la droga hacia Guatemala y México, procedente de Colombia y Venezuela.

ll ficha6 160416(1024x768)

Incautación

El 12 de abril de 2015, un juzgado nacional emitió orden para asegurar (incautación preventiva) 142 bienes, cuentas bancarias y embarcaciones orden que fue ejecutada por la Fiscalía Especial contra el Crimen Organizado, Dirección de Lucha contra el Narcotráfico (DLCN) y agentes militares en Atlántida, Yoro y Colón.

La acción se ejecutó simultáneamente en La Ceiba, Sonaguera y Olanchito, en el norte de Honduras.

De los 142 bienes asegurados, 58 son residencias y haciendas, 28 carros, cuatro embarcaciones, cuatro sociedades mercantiles y 48 cuentas bancarias a nombre de Wilter Blanco y sus allegados, solo en los departamentos de Atlántida, Colón y Yoro.

El nombre de Wilter Blanco empezó a conocerse en 2002, cuando presuntamente coordinó el aterrizaje de una avioneta cargada de droga a plena luz del día en la pista de la comunidad de Palacios, municipio de Juan Francisco Bulnes, Gracias a Dios, según lo declarado por la DLCN.

En 2006, las autoridades ya lo vinculaban con actividades del narcotráfico. De acuerdo con informes, él ha tenido su centro de operaciones en la comunidad de Palacios, municipio de Juan Francisco Bulnes, Gracias a Dios.

Entre los bienes incautados estaban Mariscos Blanco y Mariscos Diva Sea Food, dedicada a la exportación de mariscos. En Sonaguera, Colón, se incautó el famoso Rancho Reguleto.

Este rancho ha sido por años el lugar ideal para las corridas de toro y exposiciones de caballos de raza pura.

En el Rancho Diana, a pocos kilómetros en San Luis, Olanchito, Yoro, las autoridades encontraron 68 manzanas de tierras cultivadas con palma africana cuidadas por una familia.

El operativo comenzó el 11 de febrero de 2006, cuando en Atlántida se originó una investigación contra una organización dedicada al narcotráfico que, según la DLCN, opera en La Mosquitia, el Atlántico y el occidente de Honduras para transportar la droga hasta Guatemala y México procedente de Colombia y Venezuela.

Informaciones de las autoridades hondureñas indican que Blanco Ruiz estableció su gran emporio en esta zona y logró superar al cartel de Los Cachiros.

Su carrera delictiva la inició como testaferro de otro grupo dedicado al narcotráfico, según su historial en poder de autoridades antinarcóticos.