Más noticias

“Honduras ya no es el país más violento del mundo”: Gobierno

El tema de seguridad ocupó gran parte de la exposición ante el Consejo de Derechos Humanos.

El Gobierno tiene como meta formar a 5,000 militares con instrucción policial.
El Gobierno tiene como meta formar a 5,000 militares con instrucción policial.

Ginebra, Suiza.

Gran parte de los 120 minutos que la comitiva hondureña tuvo para exponer ante el Consejo de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos fue para exponer los logros alcanzados en materia de seguridad.

Destacan que una de las principales acciones políticas tomadas fue hacerle frente al narcotráfico, que históricamente ha dejado miles de muertes en el país.

“Honduras dejó de ser el principal puente del tráfico de drogas entre el sur y el norte de América. Las tasas de homicidios han caído dramáticamente de 86.5 a 66.4 por cada 100,000 habitantes y la tendencia sigue hacia la baja. Con ello Honduras ya no es el país más violento del mundo”, expuso el ministro coordinador del Gabinete y jefe de la misión, Jorge Ramón Hernández Alcerro. El funcionario detalló ante el grupo de trabajo del Consejo que “en poco tiempo hemos logrado hacer importantes avances en proteger el primero de todos los derechos humanos: el derecho a la vida.

Garantizan respeto

Hernández Alcerro señaló que de 2012 a la fecha, la Fiscalía de Derechos Humanos ha incoado 53 acciones penales relacionadas con maltratos a personas detenidas y se han obtenido 16 sentencias

Detalló también avances en materia de política de seguridad ciudadana y combate a la impunidad.

“Hemos reforzado el sistema de seguridad pública con la aprobación de un marco legal e institucional que ha permitido la disminución de los homicidios y de la violencia en general, aunque aún queda mucho por hacer”.

Asimismo, reportaron la aprobación de la Ley de Privación Definitiva del Dominio de Bienes de Origen Ilícito, la Ley de Seguridad Poblacional que prevé una tasa para financiar el esfuerzo en seguridad, Ley Especial para la Depuración Policial, Ley General de la Superintendencia para la Aplicación de Pruebas de Evaluación de Confianza y la Ley de la Policía Militar del Orden Público.

Limpieza

El funcionario hondureño también se refirió a la labor realizada en la Policía Nacional, salpicada por escándalos de corrupción e impunidad y cuestionada por violar los derechos humanos.

“La Policía ha sido sometida a un proceso de profunda reforma. Mediante la introducción de las pruebas de confianza han destituido de su cargo a 1,365 policías.

En el primer trimestre de 2015 se han presentado 117 denuncias por violaciones a derechos humanos por agentes del orden, de las cuales se presentaron 16 requerimientos fiscales, cuatro autos de formal procesamiento y seis sentencias”, detalló Hernández.

Apoyo temporal. Algo en lo que hizo énfasis el Estado de Honduras es que mientras concluye el proceso de depuración y fortalecimiento de la Policía Nacional, la Policía Militar del Orden Público cumplirá con una función temporal de apoyo a las labores de la Policía. “Esperamos que ese proceso esté concluido en tres años”, acotó.

Respecto a la vigilancia del proceso de depuración en la Policía, se afirmó que la Dirección de Derechos Humanos de la Secretaría de Seguridad lleva a cabo inspecciones a las postas policiales sin aviso a fin de verificar que se siguen sanas prácticas en materia de derechos humanos.

“Para fortalecer la lucha contra la impunidad, la Policía Nacional está en el proceso de cerrar las puertas de la actual Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) y abrir una nuevo entidad: la Dirección Policial de Investigaciones (DPI). Agregó que de enero de 2014 a 2015 se han formado en derechos humanos a 7,737 miembros de la carrera policial.