Más noticias

"Me ordenaron sacar $155 millones de Hondutel": Chimirri

El exgerente de Hondutel asegura que se arrepiente haber formado parte de gobierno de Manuel Zelaya.

El exgerente de Hondutel, Marcelo Chimirri. Foto archivo.
El exgerente de Hondutel, Marcelo Chimirri. Foto archivo.

Tegucigalpa, Honduras.

El exgerente de la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel) Marcelo Chimirri dijo ayer que se arrepiente un "millón de veces" de haber pertenecido al gobierno de Manuel Zelaya Rosales, porque lleva más de ocho años de estar siendo perseguido por la justicia, pero hasta ahora no han logrado probarle nada.

"Un millón de veces, a nosotros nos han perseguido terriblemente por eso, por haber pertenecido a ese gobierno, por haber seguido indicaciones, por haber hecho lo que teníamos que hacer en su momento", dijo.

Lea: Envían a Támara a esposa de Marcelo Chimirri

Chimirrri, asimismo, expresó su malestar con el exgobernante y ahora diputado del partido Libertad y Refundación, en cuya administración dirigió la estatal de comunicaciones, por haber dejado abandonado a muchos de sus funcionarios y colaboradores que hoy están siendo acusados por la justicia.

Reveló que en aquel momento el presidente Zelaya le ordenó sacar y transferir 150 millones de dólares de las reservas de Hondutel, pero se negó a hacerlo.

¨Hondutel tenía producto de sus operaciones 155 millones de dólares y a mi se me ordenó que se trajeran a Honduras y yo jamás quise traerlos, posteriormente sé que se trajeron, pero no tengo una idea de su destino", comentó.

Además dijo que se le ordenaron muchas cosas, unas que podía hacer y otras que no, ¨se tiene entender que uno es empleado y uno se debe a su jefe y a las òrdenes.

Chimirri compareció en el programa Frente a Frente en el que defendió la inocencia de su esposa Francis María Quezada, a quien se le revocó el sobreseimiento dictado por juez y fue enviada a la prisión de mujeres por posesión de armas prohibidas y lavado de activos.

Dijo que su esposa recibió una sentencia absolutoria dictada por un juzgado, pero nuevamente vuelve a ser detenida por la misma causa, lo cual consideró una aberración del sistema de justicia.

Cuestionó que el sistema le otorga muchas apelaciones al Ministerio Público y deja en una situación de indefensión a las personas. ¨Cuantas veces vamos a ser juzgados por una misma causa¨, lamentó.

Señaló que no a rehuído comparecer ante la justicia y prueba de ello es que nunca ha andado huyendo en Panamá o Estados Unidos, sino que ¨siempre nos hemos presentado a nuestras causas a los juzgados y tan a la mano hemos estado que llegaron a la casa le dieron una citatoria y le dijeron lléguese el lunes en la mañanita¨.

Consideró que la detención de su esposa es un atropello que no puede existir en un país de derecho, porque ella no es ni fue funcionaria pública y ni siquiera tiene un ticket de tránsito. En todo caso el funcionario soy yo y si existe una arma en mi casa es mía y ahí hay un permiso de portación¨, adujo.

En su comparecencia, el exfuncionario reveló que su situación legal es tal en este momento que tiene prohibido hacer transacciones en el sistema financiero, por lo que tiene que guardar el dinero fruto de sus negocios en su casa porque no tiene en donde depositarlo.

Negó que se haya enriquecido ilícitamente y dijo que los bienes que se le atribuyen son los que ya tenía antes de ser funcionario público, una casa de su madre en el barrio La Granja, otra vivienda en Ciudad Lempira que está pagando a Injupemp y una propiedad en Valle de Angeles que adquirió en el 2003.

Sobre las acusaciones en su contra por el escándalo de sobornos de la empresa estadounidense Latinode, Chimirri dijo que la justicia no le ha probada nada y la Fiscalía tiene los nombres de las personas que recibieron las comisiones y no han sido procesadas.

Dijo que esa era una deuda que se arrastraba con Hondutel de 25 millones de dólares y de la cual recuperó 19 millones de dólares. ¨Jamás me comprobaron que yo recibí una transferencia de dinero de Estados Unidos¨.

Insistió que la Fiscalía tiene el nombre, apellido e identidad del funcionario A que recibió las comisiones de Latinode, pero no hay acusados.

En ese sentido, lamentó que se le siga acusando por y otros delitos y dijo que solo falta que la justicia lo acuse de secuestro y narcotráfico.