Más noticias

“El comandante” dirige a 300 hombres en el Aguán

Operación Xatruch anda tras el conocido personaje de la zona en conflicto dedicado a azuzar a los campesinos.

En el Bajo Aguán hay dos tipos de personas: unos son los que buscan trabajar la tierra y ganarse honradamente el sustento de sus familias y los otros son los que se enfrascan en actividades ilícitas para obtener ganancias sin el mayor esfuerzo.

Las autoridades policiales han venido realizando investigaciones en el sector y han obtenido datos concretos sobre células criminales que operan en la zona. En los últimos días están centrando sus operaciones en un hombre que usa el seudónimo de “El Comandante”.

Éste es el cabecilla de las acciones violentas que se vienen registrando en las comunidades de Rigores, La Isla y Panamá, zonas conflictivas de Tocoa, Colón.

Desde hace varios meses, este personaje al que también denominan “El Compa” es quien coordina las acciones violentas en estos sectores.

“Damos seguimiento a la información que los mismos pobladores nos han proporcionado sobre este supuesto líder que no está cumpliendo su papel para velar porque la comunidad legalmente pueda generar los recursos necesarios para existir. Él se ha convertido en el cerebro de operaciones ilícitas que hacen que los pobladores de la margen derecha del Aguán no se relacionen con este grupo”, dijo uno de los investigadores que ha recolectado información y cuya identidad se mantiene en reserva.

Su propio contingente

El operativo Xatruch II ahora tiene el reto de identificar el sitio donde se encuentran estos grupos que operan al menos con 300 personas armadas y que están bajo el mando del “Comandante”, según los investigadores.

Ayer en la zona los operativos se intensificaron con la idea de formar un cerco de seguridad en las zonas en conflicto, señalan los jefes de la Fuerza de Tarea Xatruch II.

Las tomas de fincas de palma, cítricos y banano son ahora el objetivo de grupos que bajo la sombra de los campesinos están azuzando a los pobladores.

La justificacion que dan para operar, según revelan las indagaciones que las autoridades policiales vienen realizando desde hace varios meses, es que están inconformes con el convenio entre el Gobierno, el Movimiento Unificado de Campesinos del Aguán, Muca, y el empresario Miguel Facussé. Esto al parecer genero el surgimiento del grupo disidente, tal como lo asegura uno de los campesinos que ha visto como se ha dado la división entre los grupos que tenían en común la lucha por las tierras.

“Los campesinos se molestaron porque Cesar Ham dejó fuera del convenio a siete grupos campesinos. Esto originó la división y fue cuando surgió que uno de los integrantes del grupo en la zona de Rigores tomara el control y se organizaran, pero no para lo bueno.

Hacen cosas que no nos gustan y lo peor es que no sabemos quién le apoyó, pero lo cierto es que ha tomado fuerza y ahora todos le dicen ‘El Comandante’”, aseguró uno de los campesinos que se opone a las acciones ilícitas que se realizan en la zona de la margen izquierda del Aguán.

Invasores de oficio

En la investigación policial se determina que “El Comandante” busca unir a otros grupos de la zona, no para trabajar sino para tomarse las fincas.

“Han trabajado a este líder de manera que manipula a los campesinos al extremo que muchos han abandonado sus fincas y se unen al servicio de este hombre pero no para lo bueno, su fin es tomarse cualquier finca que está en producción. Solo ahora se calcula que al menos en la zona hay unas 300 personas armadas, y se conoce que al menos dos nicaragüenses son los que les han dado todo el entrenamiento” indicó el investigador.

No se tiene un punto exacto donde se ubica “El Comandante”, aseguran que se mueve en varias comunidades campesinas y que es el cerebro de todas las acciones que se realizan en el valle del Aguán.

Operativos se intensifican

Ayer las actividades de la fuerza Xatruch II fueron reforzadas luego del replanteamiento de estrategias. El proceso es gradual y en corto plazo han prometido resultados.

“Las operacionhes no se paran, vamos profundizando, el personal se está integrando a las actividades. A corto plazo vamos a dar resultados. Tenemos pocos días y la organización es lo difícil. Los resultados no son de la noche a la mañana”, dijo Julio Espinal, comandante de Xatruch II.

El oficial afirmó que el propósito es que a corto plazo hayan respuestas a los hechos delictivos. “ Hay cuatro vehículos exclusivamente para la investigación y estamos teniendo buenos logros en este campo para dar respuestas inmediatas”, dijo Espinal.

Mayor incidencia

Para el alcalde de Tocoa, Héctor Hernández, el hecho que Xatruch II se encuentre en la zona les genera expectativas.

“Tenemos expectativas y la buena voluntad de apoyar las operaciones para favorecer la tranquilidad del municipio. Esperamos que en los próximos días haya un informe detallado para ver los avances y que de esa manera la población sienta satisfacción”, señaló el alcalde.

Hernández afirma que no sólo en los ejes carreteros se deben centrar lo esfuerzos sino en otros puntos. “La Policía ha identificado las zonas críticas por lo que la operación debe ser más efectiva en esos lugares”, dijo.