Más noticias

Niños en El Ocotillo reciben clases debajo de un árbol

Las maestras solicitan la construcción de un aula para que los alumnos no estén a la intemperie

 En la mañana, los alumnos de primero reciben clases en el patio de la escuela protegidos del sol por la sombra de un árbol.
En la mañana, los alumnos de primero reciben clases en el patio de la escuela protegidos del sol por la sombra de un árbol.

San Pedro Sula, Honduras

Debajo de un árbol reciben clases unos 40 niños de primero y tercer grado en la escuela Grace Honduras, en El Ocotillo, pues en las dos aulas que tiene la escuela no hay espacio para todos los alumnos.

Norma Amaya, encargada de la escuela, expresó que debido a la falta de espacio, la escuela imparte clases desde preparatoria hasta el cuarto grado, pues no tienen la capacidad de tener a más alumnos, debido a que solo cuentan con dos aulas que la Municipalidad les construyó.

“Damos preparatoria, primero y segundo grado a los niños en la mañana, por la tarde vienen los de segundo, tercero y cuarto”.

También en el centro educativo funciona, en horas de la tarde, el programa Alfasic Honduras, el cual colabora con la reducción de los altos índices de analfabetismo mediante clases que los docentes dan a personas mayores de 12 años. Son 90 alumnos que están matriculados en el centro educativo que se fundó en 2017.

“La matrícula creció: cuando abrimos teníamos 45 niños, ahora son 90”, dijo la maestra. Agregó que desde que comenzaron las clases, las cuatro maestras que laboran en el centro realizaron los trámites para que les hicieran otra aula, pero no han tenido respuesta.

“Los niños están a la intemperie, cuando llueve tenemos que suspender las clases o muchas veces nos vamos para las orillas de la escuela para protegernos de la lluvia”, compartió la docente. Los pequeños manifestaron que les gustaría recibir clases en su propia aula, en un lugar adecuado donde la lluvia no les impida aprender.

Los profesores hicieron un llamado para que los apoyen y le den interés al tema porque son varios alumnos los que tienen que recibir el pan del saber afuera. “No podemos recibir más alumnos porque no tenemos espacio”, comentó la docente.

dz-30nota-100818.1(800x600)
Los pupitres son acomodados para recibir la sombra de las ramas.