Más noticias

Honduras pierde L450 millones en impuestos por crisis nicaragüense

Estudios del Cohep revelan el fuerte impacto negativo que está teniendo en la economía hondureña la convulsión en Nicaragua.

Muchos contenedores no pueden ser trasladados debido a la convulsión nicaragüense.
Muchos contenedores no pueden ser trasladados debido a la convulsión nicaragüense. / Fotos: Andro Rodruez

San Pedro Sula, Honduras.

Al menos L450 millones ($18.7 millones) ha perdido Honduras en captación de impuestos debido a la crisis en Nicaragua, revelan estudios del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

Juan Carlos Sikaffy, presidente del Cohep, expresó que investigaciones que hicieron hasta el 15 de junio pasado reflejan que unos 20,000 contenedores no podían circular de sur a norte y de norte a sur por las fronteras de Nicaragua, lo cual representa un valor aproximado de más de $750 millones (L18,000 millones) en mercadería varada.

“Según datos de la Dirección Adjunta de Rentas Aduaneras de Honduras (Dara), a esa fecha (15 de junio pasado) apenas se había recaudado el 32% de la meta de tributos aduaneros en esas fronteras, lo cual representaba una disminución de L450 millones en impuestos. Lo anterior no incluye la reducción de volumen de carga en la Operadora Portuaria Centroamericana (OPC) ni las pérdidas de los negocios relacionados con el transporte y los servicios complementarios en las rutas”, dijo.

Las protestas en Nicaragua comenzaron el pasado 18 de abril en contra de unas reformas a la seguridad social, que luego fueron retiradas, pero ahora piden la renuncia del presidente de ese país, Daniel Ortega, a quien acusan de abuso de poder y corrupción.

CP CrisisNicaragua 060718 (.2(1024x768)
El flujo de mercadería cayó en la frontera con Nicaragua.

Los más afectados

Sikaffy contó a LA PRENSA que los sectores más afectados en Honduras por la situación en Nicaragua son el agropecuario, alimenticio, materias primas, productos comerciales, insumos para la construcción y servicios de cargas, seguros y otros asociados al comercio.

“Entre los efectos del problema de tránsito por Nicaragua podemos mencionar una disminución en las operaciones de Puerto Cortés, que es la principal salida de Centroamérica al Atlántico. También hay muchos conductores de vehículos de carga de Honduras y el resto de la región que están detenidos en algunos puntos de Nicaragua por los tranques. Esto impacta en los costos logísticos, considerando que de junio a la fecha se ha disminuido en un 90% el tránsito de carga por las fronteras del sur”.

Cohep realizó recientemente una encuesta entre 79 empresas que mantienen operaciones comerciales con Nicaragua y que se vieron afectadas por la no circulación hacia el sur de Centroamérica.

De las 79 empresas, 42 respondieron a la pregunta sobre si se han visto afectadas por la no circulación con destino hacia Honduras y países del norte de Centroamérica procedentes de los países del sur de esta región.

El 76.2% tenía entre 1 y 10 contenedores detenidos; el 9.5%, entre 11 y 30 contenedores varados, el 4.8% tenía entre 31 y 40 contenedores retenidos, y el restante 9.5% reportaba más de 40 contenedores sin poder ser trasladados por la situación.

Bajan ventas, suben costos

El presidente del Cohep indicó que comprobaron que ha habido una caída en las ventas de muchas empresas y un aumento en sus costos de operación.

De 79 empresas, 51 respondieron y 19 empresas expresaron haber disminuido sus ventas entre 1 y 10%, mientras que 12 empresas aseguraron que se redujeron sus ventas entre 11 y 30%. En nueve empresas cayeron sus ventas entre 30 y 40%. Para siete empresas disminuyeron sus ventas en más de 40% y solo cuatro empresas mantuvieron su nivel de ventas normal.

En cuanto a los costos de operación, Sikaffy contó que de 79 empresas, 53 respondieron al estudio y, de esas, en 24 hubo aumento de costos de entre 1 y 10%; en 14 subieron los costos entre 11 y 30%; para seis empresas, entre 31-40%, y para una empresa incrementó el costo en más del 40%.

Para ocho empresas, el nivel de costos se mantuvo.

En la balanza

El economista Julio Gom explica que para Honduras hay impactos buenos y malos por la inestabilidad en Nicaragua, aunque cree que pesa más lo negativo.

“Lo positivo es el retorno de inversiones de muchas empresas que se han ido a Nicaragua por los costos de mano de obra más baratos, trámites más rápidos y seguridad, pero muchas ya están regresando, lo cual genera más empleo en Honduras. Eso puede estar sucediendo en el sector maquila. También gente que iba a hacer turismo a Nicaragua ahora puede estar viniendo al territorio hondureño”.

Según Gom, lo negativo es que “está disminuyendo el tráfico de mercadería en las aduanas terrestres. Muchos contenedores no pueden pasar. Además, hay mercaderías y productos que vienen desde Costa Rica y Panamá vía terrestre y no han podido llegar”.

Por su parte, Lenin Palencia, empresario y economista, lamentó que “sí hay repercusiones obviamente. Nicaragua forma parte de nuestra región y productos como el frijol, que es importante porque la capacidad de producción hondureña no es suficiente, se importa de ese país, pero con el problema puede ser más difícil traerlo y los precios se pueden encarecer”.

Agregó: “Varios grupos hondureños tienen operaciones en ese país y por eso puede haber repercusión económica en Honduras”, comentó Palencia.