Más noticias

Buscan prevenir el trabajo infantil y fortalecer educación

La ley señala que los menores de 14 a 16 años pueden trabajar hasta cuatro horas.

Representantes de empresas y menores que son parte de ONG estuvieron presentes en la conferencia.
Representantes de empresas y menores que son parte de ONG estuvieron presentes en la conferencia. / Foto: Franklyn Muz.

San Pedro Sula, Honduras.

Más de 168 millones de niños son víctimas del trabajo infantil en el mundo y Honduras forma parte de las alarmantes estadísticas.

A nivel mundial se conmemoró ayer el Día Mundial contra el Trabajo Infantil en el que organizaciones, instituciones y empresas buscan fomentar y coordinar iniciativas que resuelvan esta problemática.

En este sentido, la subcomisión técnica de trabajo infantil, la mesa territorial de empleos y la Asociación Hondureña de Maquiladores, con el apoyo de varias instituciones llevaron a cabo la conferencia sobre Trabajo Infantil y Salud Ocupacional: Generación Segura y Saludable.

En la jornada que se realizó en la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), se hicieron presentes menores que residen en zonas de riesgo y que forman parte de Organizaciones no Gubernamentales, además de representantes de empresas que conocieron sobre las consecuencias del trabajo infantil.

Alexander Leiva, director de la Secretaría de Trabajo, dijo que por los índices de pobreza del país, muchos niños se ven obligados a trabajar, sin embargo, regular y vigilar que esto se haga de acuerdo a ley es el objetivo principal, explicó. De enero a la fecha, la Secretaría de Trabajo en San Pedro Sula ha emitido más de 450 permisos de trabajo a menores, una cifra baja en consideración con el mismo periodo de 2017, aseguran.

La Ley señala que de 14 a 16 años, los menores pueden trabajar con permiso hasta por cuatro horas siempre y cuando la labor no afecte su integridad física y emocional. De 16 a 18 años la actividad laboral debe ser de seis horas.

“Nosotros haremos operativos, porque hemos recibido denuncias”. Geovani Lara, coordinador de la Unidad de Seguridad y Salud Ocupacional de la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM), dijo que las empresas que forman parte de la asociación no contratan menores de edad y buscan hacer conciencia en la necesidad de formación educativa. Es por eso que apoyan directamente varios programas de este tipo.

Según el Comisionado Nacional de Derechos Humanos (Conadeh) al menos 450,000 niños y adolescentes trabajan en Honduras,“situación que les impide, en la mayoría de los casos, a ejercer su derecho a jugar y educarse”.

Roberto Herrera Cáceres, titular del Conadeh, indicó que: “Son niños que han perdido el derecho a jugar y educarse y, por lo cual, el niño que no va a una escuela es excluido para siempre de una sociedad alfabetizada”.