Más noticias

Barco destruye muelle de cruceros en Roatán

De momento solo se reportan daños materiales en la estructura del muelle en Coxen Hole

VER MÁS FOTOS
/

Roatán, Honduras

Un barco de la línea de cruceros MSC Cruises destruyó uno de los dos muelles destinados a recibir esta clase de embarcaciones en Roatán, Islas de la Bahía, zona insular de Honduras.

La nave MSC Armonia impactó aproximadamente a las 8:00 de la mañana contra las instalaciones del muelle al tratar de atracar, provocando daños en la embarcación y en la estructura del puerto.

El informe preliminar reporta que el navío, en el que viajan unos 1,800 pasajeros, navegaba a alta velocidad frente a la costa de West Bay. De acuerdo con personas que conocen de navegación, el crucero iba a una velocidad aproximada de 20 nudos.

Las personas que se encontraban cerca del lugar, en Coxen Hole, quedaron asombradas ante el espectáculo que ofrecía el buque al colisionar con la estructura de hormigón del muelle.

Videos aficionados tomados en el lugar, muestran a varias personas corriendo hacia el lugar del suceso, mientras que otros montaban en sus vehículos para alejarse del lugar.

De momento no se reportan personas heridas, ni a bordo del barco, ni en tierra, a consecuencia del choque.

MSC Armonia(800x600)
La embarcación yace junto a lo que quedó de la estructura del muelle. La autoridades portuarias investigan las causas del incidente.

Las autoridades evalúan las estructuras del muelle para hacer luego el recuento de los daños.

El buque

El nave accidentada, el MSC Armonia es un crucero de 279.4 metros de largo, con un deplazamiento de 65,542 toneladas, de acuerdo com el sitio web de la compañía naviera.

Tiene capacidad para 1952 pasajeros, una tripulación de aproximadamente 721 y cuenta con 976 camarotes.

Su velocidad máxima es de 20.1 nudos, por lo que se presume que al momento del accidente, se desplazaba casi a su velocidad máxima.

Comunidado de Ro(800x600)
El comunicado emitido por las autoridades portuarias de Roatán, reseñando el incidente.

El barco permanece junto a la estructura destrozada, a la espera de evaluar el daño sufrido y determinar si puede continuar con su itinerario de navegación o si por el contrario, amerita reparaciones y deberá permanecer en donde se encuentra antes de poder zarpar nuevamente.