Más noticias

Ejecutivo analizará reforma a ley de privación de dominio

El Poder Ejecutivo tendrá que vetar o sancionar las reformas a la Ley de Privación de Dominio.

Casa Presidencial espera recibir de parte del Poder Legislativo la reforma de la ley.
Casa Presidencial espera recibir de parte del Poder Legislativo la reforma de la ley.

Tegucigalpa, Honduras

El Gobierno de Honduras analizará en las próximas horas las reformas a la Ley de Privación de Dominio antes de vetarla o sancionarla.

El Poder Ejecutivo anunció hoy en su cuenta de Twitter (@Presidencia_HN) que espera recibir del Congreso Nacional las reformas aprobadas de la Ley de Privación de Dominio de Bienes de Origen Ilícito.

Vea: Artículos polémicos de la reforma a la ley de privación de dominio

"El Poder Ejecutivo reitera su firme compromiso con la lucha contra el crimen organizado, la corrupción, lavado de activos e impunidad. Esta política nos ha permitido ir recuperando y fortaleciendo el Estado de Derecho en nuestro país", confirmó el gobierno de Juan Orlando Hernández.

Casa Presidencial indicó que "se espera recibir de parte del Poder Legislativo la reforma de la ley de extinción de dominio aprobada anoche la cual será analizada a profundidad antes de tomar la decisión que corresponda en ejercicio de las facultades constitucionales".

El Congreso Nacional aprobó anoche las polémicas reformas a la Ley de Privación de Dominio con 67 votos de los diputados nacionalistas y del partido Alianza Patriótica.

Pdf del dictamen: Ley de privación definitiva de dominio

Para Guillermo Pérez Cadalso, excanciller de Honduras, “si el Presidente -Juan Orlando Hernández-no la veta, hay que ver cómo queda publicada”.

También el coordinador de investigaciones de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), Lester Ramírez, cree que las reformas “el mensaje que le estamos dando a los jóvenes es que robar es legal... Que si todos nos ponemos de acuerdo, lo podemos legalizar”.

Las reformas a la Ley de Privación de Dominio evitan la venta de los bienes en casos de corrupción y los propietarios puedan seguir viviendo en la propiedad hasta que no exista una sentencia del juez.