Más noticias

Remodelan negocios nocturnos en Jardines para evitar cierres

El fin de semana pasado, Jardines Café fue cerrado por la Municipalidad debido a las denuncias de los habitantes de la colonia.

Empleados remodelan el restaurante Wings & Buckets para evitar sanciones como ocurrió con Jardines Café, cerrado durante tres días por la Municipalidad.
Empleados remodelan el restaurante Wings & Buckets para evitar sanciones como ocurrió con Jardines Café, cerrado durante tres días por la Municipalidad.

San Pedro Sula, Honduras.

Debido al cierre de uno de los establecimientos nocturnos que funciona en la colonia Jardines del Valle, los dueños de los demás negocios acondicionan los inmuebles para evitar que las autoridades municipales les impongan multas y sanciones.

Jaime Roberto Jerezano, dueño del restaurante Wings & Buckets, manifestó que en su local están instalando aislante que absorbe el sonido para evitar que los vecinos se quejen.“Voy a cerrar la parte de enfrente con acrílico de media pulgada de grosor que hace que el sonido rebote. Todo lo hemos hecho para evitar problemas con los vecinos y que podamos estar pacíficamente”, dijo Jerezano.

También contó que al finalizar las mejoras esperan que las autoridades de la Municipalidad no les impongan sanciones.

“Tienen que ver que de estos negocios dependen varias familias y, por lo tanto, nos afecta que nos cierren temporalmente. Muchos dueños estamos haciendo lo mismo”, agregó.

dz-negocio (2)(1024x768)
Jardines Café fue cerrado el pasado fin de semana.

Denuncias

De acuerdo con personal de la alcaldía, el cierre de Jardines Café el pasado viernes ocurrió luego de varias denuncias de vecinos, quienes se quejaron del fuerte ruido que se escucha por las noches.

Jardines Café, ubicado en el bulevar de Jardines del Valle, ofrece música en vivo a sus clientes. El local estuvo cerrado el viernes, sábado y domingo. Según el sitio de Facebook, el local abrió ayer lunes. LA PRENSA habló con varios habitantes del sector e indicaron que el ruido no los deja dormir.

Guillermo Paz dijo que desde hace cuatro años el ruido es más fuerte, pues cada vez hay más locales nocturnos; además, los residentes deben de lidiar cada fin de semana con otros problemas.

dz-negocios(1024x768)
Los vecinos se quejan por el ruido que se escucha cada noche.

Suciedad

“No solo es el ruido, la basura que tiran en la calle también es molestia, además que en la noche no se puede circular por la zona debido al número de vehículos estacionados”, dijo el joven.

Para el universitario Francisco Martínez, la Municipalidad debe regular la emisión de sonido. “Tengo que estudiar para los exámenes y no me puedo concentrar debido al ruido que generan los negocios que muchas veces cierran hasta la madrugada”, dijo.