Más noticias

Beneficiarán con créditos a 6,000 nuevos emprendedores

Microempresarios de los sectores Rivera Hernández, Chamelecón y El Carmen tienen oportunidad de acceder a préstamos.

En Choloma, muchos emprendedores han aprovechado los créditos para pasar de tener una micro a una mediana empresa.
En Choloma, muchos emprendedores han aprovechado los créditos para pasar de tener una micro a una mediana empresa. / Fotos: Melvin Cubas.

San Pedro Sula, Honduras.

Más de 15,000 micros, pequeños y medianos empresarios (mipymes) de San Pedro Sula han logrado ampliar sus negocios con préstamos a 1% de interés, y no solo eso, por su buen récord lograrán acceder a más fondos.

El programa Crédito Solidario ha desembolsado más de 60 millones de lempiras solo en San Pedro Sula.

En marzo, el programa cumplirá tres años de funcionamiento, tiempo en el que ha beneficiado con préstamos a 125,000 emprendedores en todo el país, el 80% de ellos, mujeres.

El monto de inversión a nivel nacional es de más de L929 millones para varios tipos de negocios.

Carlos Gunter, director de Crédito Solidario, informó que en 2017 desembolsaron 430 millones de lempiras a 48,000 mipymes. “Se han generado 122 mil empleos directos. Para este 2018, la meta es llegar a 52 mil nuevos créditos y desembolsar 415 millones de lempiras”. Gunter indicó que este año la meta en la Capital Industrial es otorgar seis mil préstamos más.

Los más favorecidos son residentes de sectores como la Rivera Hernández, El Carmen y Chamelecón.

Los negocios son de comida, calzado y multiservicios.

El programa tiene como misión facilitar financiamiento a los ciudadanos que quieren comenzar su propio negocio o reforzarlo. El éxito se debe a los pocos requisitos y la tasa de interés de un 1%. Este comprende tres ciclos, las personas que solicitan un préstamo por primera vez deben aplicar a L5,000, al pagarlo pueden aumentar el monto a L10,000, hasta llegar a L20,000. Recientemente, el Estado amplió el techo para quienes han demostrado ser responsables en sus pagos.

TESTIMONIOS

Pasó de surtir pulperías a grandes bodegas de SPS

Con una inversión de 35,000 lempiras divididos en tres partes, Rosa Pacheco pasó de producir 500 plátanos verdes a 2,500 y ofrecer cuatro empleos.

kb-emprendedores2-250218(600x300)
Rosa Pacheco

Su deseo de tener su propia empresa y dar trabajo a muchos comenzó hace tres años cuando aplicó a un préstamo inicial de L5,000 con el programa Crédito Solidario.

Lo utilizó para comprar más materia prima para su microempresa de tajadas de plátano. Así fue que pasó de venderle a las pulperías y vecinos para abastecer a las bodegas sampedranas.

“Yo quería hacer crecer mi negocio. Los préstamos que nos hacían a nosotros eran con intereses altos, ahora es al 1% gracias a este programa”, dijo Pacheco, quien reside en la colonia López Arellano de Choloma.

Debido a su impecable récord crediticio la eligieron por el programa gubernamental para acceder a un préstamo de L30,000, que utilizará para seguir creciendo como empresaria. “También vendo lazos, cadenas y ganchos para hamacas”, compartió la madre soltera de cuatro hijos.

Sostiene 40 empleos con su empresa de limpieza

Hace tres años, César Portillo (de 35 años) no se imaginaba que llegaría a ser el jefe de 40 empleados con su pequeña empresa de productos y servicios de limpieza. Comenzó como muchos emprendedores, lleno de ilusión y deseo por tener ingresos que le permitieran mantener a su familia.

kb-emprendedores3-250218(600x300)
César Portillo

Su capital semilla fue un préstamo de L5,000 de Crédito Solidario que hizo duplicar con su ingenio y astucia. “Con ese dinero surtí más el negocio. Con el segundo préstamo de L10,000 me fue mucho mejor, y no digamos el de L20,000, que ya tenía clientela y proyectos”, compartió Portillo.

El residente de Cofradía reveló que ahora le presta el servicio de limpieza a supermercados y “call centers”, a quienes también abastece con el producto que él mismo elabora.

“Gracias a Dios y la ayuda me va muy bien”.

Portillo asegura que su deseo de seguir adelante es tan grande que luchará hasta convertirse en un gran generador de empleo. La baja tasa de interés es lo que más resalta del programa.

Se quedó sin trabajo y comenzó su propio negocio

Se quedó sin empleo y vendía golosinas en su casa para ayudar a su esposo con los gastos del hogar.

Confiesa que el negocio no se podía llamar pulpería, ya que carecía de muchos productos y el “no hay” era la respuesta que más le repetía a sus clientes.

kb-emprendedores4-250218(600x300)
Laura Castillo

“Yo apliqué a un préstamo para surtir el negocio con productos que las personas siempre me pedían. El interés de un 1% me motivó a solicitarlo”, manifestó la emprendedora Laura Castillo, pobladora de Cablotales, del sector Ticamaya.

Habilitar un espacio seguro para ofrecer sus productos fue su prioridad, puesto que los exponía bajo una galera.

“Ahora ya tengo una pulpería con todo. Tengo más clientes y siempre estoy surtiendo con los productos que las personas más necesitan”. Le acreditaron un préstamo de L30,000 que invertirá en la expansión de su pulpería. “Fue difícil para mí iniciar cuando la empresa en la que trabajaba se fue a la quiebra y tenía deudas atrasadas”. Castillo indicó que sus ingresos ahora también le permiten ahorrar.