Más noticias

La ONU apoyará el diálogo, pero sugiere nivel mínimo de consenso

Recomienda la creación de una Comisión de Investigación Independiente para los casos de violaciones a los DD HH.

Ebal Díaz leyó el informe en rueda de prensa.
Ebal Díaz leyó el informe en rueda de prensa.

Tegucigalpa, Honduras.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) comunicó ayer su anuencia de apoyar un eventual diálogo en Honduras, pero advirtió que este dependera de un nivel mínimo de consenso, acuerdo y aprobación de los principales actores políticos para designar al mediador o facilitador internacional.

Lo anterior es parte de las recomendaciones formuladas por la misión exploratoria de la ONU contenidas en el informe final elaborado tras su visita a Honduras a principios de febrero, cuyo contenido fue leído ayer por el ministro de la Presidencia, Ebal Díaz.

“La ONU está dispuesta a apoyar un eventual diálogo en Honduras, el cual requiere de la voluntad real de los hondureños de sentarse a una mesa”, señala el informe.

Agrega que las condiciones para un diálogo más amplio dependerán de un consenso mínimo sobre su alcance, agenda, participantes, convocantes, metodología, y aspectos procesales relevantes.

También los hondureños deberán aclarar los posibles roles que desean de los actores internacionales de la ONU, Organización de Estados Americanos (OEA) y del Sistema de Integración Centroaméricano (Sica).

El grupo exploratorio de la ONU estuvo integrado por Catalina Soberanis, de Guatemala; Marcie Mersky, de Estados Unidos; y Carlos Vergara Luna, de El Salvador.

Entre otras cosas, la misión recomendó que el mediador/facilitador sea designado por aclamación por los convocantes al diálogo y debe ser aprobado por los principales actores políticos.

El informe expone un amplio panorama sobre la situación política y socioeconómica del país tras las elecciones del pasado 26 de noviembre.

JF onu 080218(1024x768)
Los delegados de la ONU podrían regresar al país.

Comisión

A la luz del contexto actual, la misión recomendó una serie de acciones que pordrían establecer las bases del diálogo, ayudar a reducir las tensiones y generar confianza en un eventual proceso.

A renglón seguido, advirtió que sin estos esfuerzos previos es poco probable que un diálogo tenga la credibilidad necesaria y la amplitud de la participación para marcar una diferencia significativa al futuro del país.

Entre otros asuntos más, el grupo de trabajo de la ONU recomendó el establecimiento de un mecanismo, tal como una comisión de investigación independiente sobre el período poselectoral y violaciones de derechos humanos, esto dentro de los parámetros legales hondureños.

Ese mecanismo también podría abordar la situación de los manifestantes que se encuentran detenidos y bajo investigación por haber cometido presuntos delitos durante las protestas sociales.

“El fomento de la confianza también requeriría que las conclusiones de dicha comisión conduzcan a investigaciones penales por violaciones graves, tales como homicidios”.

JF MISIVa(1024x768)
La ONU precisa condiciones para el Diálogo.

El informe, asimismo, sugiere que el establecimiento de esta comisión investigadora deberá contar con el asesoramiento técnico del representante en Honduras del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh), tomando como base el informe sobre violaciones a los derechos humanos que se hará público en los próximos días.

Además de otras consideraciones, la Misión Exploratoria reconoce que el trabajo de la de la Comisión Investigadora sería un trabajo de largo plazo y su conformación requerirá una reforma del marco legal para regular, de acuerdocon los estándares internacionales, el uso de la fuerza letal por parte del personal de seguridad durante las manifestaciones y mejorar la rendición de cuentas y abordar los casos de los oficiales de policía y militares que hayan utilizado el uso excesivo de la fuerza.

“También es importante que el sistema de justicia hondureño demuestre avances en la investigación de los casos de corrupción y violaciones de derechos humanos”, reza el documento oficial.

Como paso previo al diálogo, la ONU sugiere que se realice un inventario, incluyendo el estado de implementación, de todas las iniciativas, instrumentos y acuerdos previo entre las fuerzas políticas hondureñas, como por ejemplo las recomendaciones de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, así como el compromiso de garantías mínimas para la ética y transparencia electoral de 2013.

Este ejercicio podría ayudar a establecer la base para futuras decisiones.

Al respecto, el ministro de la Presidencia reiteró que la instrucción del presidente Juan Orlando Hernández sigue siendo que las puertas al diálogo están abiertas para todos los sectores, sin condicionamiento alguno.

El funcionario manifestó que los sectores de la oposición política pueden traer a la mesa de discusiones todos los temas que crean convenientes, sean reformas electorales, segunda vuelta electoral o cualquiera que consideren que debe incluirse.