Más noticias

En paro indefinido empleados del hospital siquiátrico Mario Mendoza por inseguridad

Denuncian que jueces utilizan el hospital como centro de reclusión y no como de hospitalización.

La atención fue suspendida ayer en el Mario Mendoza. Pacientes fueron afectados.
La atención fue suspendida ayer en el Mario Mendoza. Pacientes fueron afectados.

Tegucigalpa, Honduras.

La falta de seguridad en el hospital siquiátrico de agudos Mario Mendoza originó un paro de labores progresivo por los empleados del centro ante el temor de que otros hechos violentos puedan suceder por el internamiento de presos en este lugar.

“Fue la muerte de un paciente la semana pasada el detonante para que hoy nos declaremos en asambleas informativas de forma indefinida, iniciando por el turno A.

Las autoridades deben volver sus ojos a este centro hospitalario, aquí hubo la muerte de un paciente.

Pedimos que las resoluciones que dictan los jueces vayan apegadas estrictamente a lo que establece un siquiatra”, dijo Josué Orellana, presidente de la Asociación Nacional de Enfermeras y Enfermeros de Honduras (Aneeah).

Los casos

Medicina Legal Penitenciaria ha detectado varios casos de privados de libertad que simulando una enfermedad mental piden el traslado hacia los hospitales siquiátricos y, en otros casos, afirman que llegan pacientes mediante una resolución de un juez que ordena que un reo esté recluido por seis meses y a veces el médico le da de alta a los tres meses, pero debe continuar ingresado por esa resolución.

“Están utilizando los hospitales siquiátricos para evadir la justicia. Como Medicina Legal Penitenciaria estamos poniendo a disponibilidad el conocimiento médico y las ciencias criminalísticas para asegurar adecuados procesos de identificación, estados de salud y descartar a los simuladores”, explicó Julissa Villanueva, directora de Medicina Forense.