Más noticias

TSC recibe primer informe de gastos del fondo departamental

En tres meses culminará primera fase de revisión de liquidación pedida a parlamentarios Unidad que hará investigación estará integrada por 25 personas

Ricardo Rodríguez mostró los discos compactos que envió Finanzas con información sobre gastos del fondo departamental.
Ricardo Rodríguez mostró los discos compactos que envió Finanzas con información sobre gastos del fondo departamental.

Tegucigalpa, Honduras

La Secretaría de Finanzas envió al Tribunal Superior de Cuentas (TSC) un informe sobre la liquidación del Fondo Departamental de 2012 a 2017 que hicieron los diputados, lo que constituye el primer reporte que será analizado en la auditoría especial de esos recursos ordenado por el Poder Legislativo mediante una polémica reforma a la Ley Orgánica del Presupuesto.

El presidente del TSC, Ricardo Rodríguez, informó que Finanzas remitió un disco compacto que contiene la justificación de ese fondo que hicieron los parlamentarios.

Este reporte será analizado para determinar si contiene toda la información que se requiere para efectuar la auditoría para ese quinquenio.

De igual manera, Finanzas mandó al TSC un segundo disco compacto que guarda información de actas que se hicieron sobre la documentación soporte del Fondo de Departamental que decomisó la Unidad Fiscal Especial contra la Impunidad de la Corrupción (Ufecic).

“Nosotros, ahora, ya con esto, lo vamos a analizar realmente que fue lo que ellos llevaron para solicitarlos tal como dice la ley (de la reforma presupuestaria), no sabemos realmente con cuántas liquidaciones contamos, de cuántos diputados”, expresó Rodríguez.

La Ufecic decomisó información en Finanzas como parte de una investigación del caso “Red de diputados”, que abarca a más de 60 parlamentarios que manejaron unos L1,300 millones.

El Congreso Nacional reformó el 18 de enero de 2018 la Ley Orgánica del Presupuesto para que el Congreso Nacional ordenara al TSC que hiciera durante dos años una auditoría del Fondo Departamental de los períodos 2006-2010,2010-2014 y 2014-2018.

Esta modificación fue catalogada por el vocero de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), Juan Jiménez Mayor, como un “pacto de impunidad”, puesto que, según la reforma, mientras dure la auditoría se suspenden juicios o investigaciones de casos relacionados con el manejo de esos recursos.

El órgano contralor publicó el ocho de febrero de 2018 el Reglamento para la ejecución de la auditoría e investigación especial para todos los fondos públicos gestionados y percibidos por el Congreso Nacional, que le da 30 días a los congresistas para que presenten la liquidación de los fondos. Rodríguez dijo que en unos tres meses se habría terminado el análisis de la documentación entregada por los diputados.

“Si esta persona (los diputados) no puede demostrar su inocencia, definitivamente serán trasladados al Ministerio Público para que se proceda por responsabilidad penal o en todo caso se envían a la Procuraduría General de la República para que proceda por la vía civil”, explicó.

La realización de la auditoría estará a cargo de una unidad especial que estará formada por unas 25 personas, indicó Rodríguez.

El funcionario estimó que serían 768 diputados los que se investigarían, a razón de 128 titulares e igual número de suplentes multiplicados por tres períodos legislativos. Pero esa cifra podría ser menor en virtud de que varios parlamentarios han sido reelectos y otros no recibieron recursos.