Más noticias

Tratar las aguas residuales es una urgencia en la “smart city”

Las autoridades y la concesionaria deben buscar una salida a este problema que cada día se agudiza Estudios revelan que el proyecto es impagable vía tarifa

Chamelecón es el río que más contaminación sufre; pero también los afluentes que cruzan la ciudad reciben residuos.
Chamelecón es el río que más contaminación sufre; pero también los afluentes que cruzan la ciudad reciben residuos.

San Pedro Sula, Honduras

Cada día, los ríos de la ciudad se contaminan por las cantidades de basura que tiran los sampedranos; pero el problema mayor son las aguas crudas que caen a diario.

Tratar las aguas residuales en una ciudad como San Pedro Sula con 1.2 millones de habitantes es una emergencia.

La construcción de las plantas de tratamiento están contenidas dentro del contrato de concesión con Aguas de San Pedro; pero los estudios realizados detallan que los costos son “impagables vía tarifa”.

Por ello se necesita buscar opciones para poder construirlas. La Municipalidad ya compró los predios que se necesitan, pero no se ha logrado concretar el proyecto, y ya han pasado 17 años de la concesión.

El máster en Ingeniería Sanitaria Alfredo Di Palma explicó que el principal problema de la concesión es el tratamiento de las aguas residuales, tomando en cuenta que en 2003 la concesionaria presentó a la Municipalidad su plan maestro de agua potable y alcantarillado sanitario y no se ha aprobado.

Refirió que se hizo una actualización del Plan Maestro, y si las plantas comenzaran a construirse en 2018, costarían $219,146,678 (L5,135 millones).

El empresario e ingeniero German Pérez dice que actualmente el 100% de las aguas residuales que se generan en la ciudad son devueltas al medio natural, a los cuerpos de agua que circundan la ciudad (ríos, canales o tierras) sin ningún tratamiento.

“Lo que impacta negativamente en la salud pública, los recursos naturales, el medio ambiente y el sector productivo, siendo las poblaciones circundantes a los cuerpos de agua receptores de las aguas residuales las más vulnerables y propensas a enfermedades”. Detalló que una parte de estas aguas llega hasta el mar, adonde afectan la vida submarina y el coral.

Para la ciudad de San Pedro Sula, el saneamiento de las aguas residuales es uno de los principales problemas a solucionar, ya que la población crece en forma acelerada y el problema se agrava cada día más. Enfatizó que se están contaminando las fuentes de agua subterránea. “Como ciudadanos esperamos que se le busque solución al problema, las tecnologías de tratamiento de agua han avanzado y no se requiere de grandes extensiones de tierra” aseguró.

El alcalde, Armando Calidonio, mencionó en su discurso de toma de posesión que era un problema al que se le buscaría solución, y se espera que en los próximos días den a conocer los avances en este asunto, pues se ha fortalecido la Dirección de Concesiones.