Más noticias

Nadie controla mafia de tramitadores afuera de las instituciones públicas

Los “facilitadores de documentos” hacen hasta L5,000 al día, dependiendo de los trámites que hagan.

Ciudadano paga a un tramitador.
Ciudadano paga a un tramitador.

San Pedro Sula, Honduras

Como “un mal necesario” describe la ciudadanía a los tramitadores que a bien y complacencia de las autoridades se aprovechan de los usuarios que visitan las instituciones públicas.

Los denominados “facilitadores de documentos” operan afuera de oficinas, como el Registro Nacional de las Personas (RNP), Dirección Nacional de Vialidad y Transporte (DNCT), Servicio de Administración de Rentas (SAR), entre otras, sin que nadie tengan control sobre lo que hacen.

Según algunos de estos individuos, dependiendo de la complejidad de un trámite pueden llegar a cobrar hasta L2,000, y en un día pueden hacer hasta L5,000.

“Hay días buenos y días malos. como en todo, y más que ahora existe bastante competencia; pero si uno tiene conectes adentro, es más fácil”, dijo un tramitador.

La ciudadanía denuncia que los empleados gubernamentales están confabulados con estas personas y se ponen de acuerdo para hacer cobros exagerados por facilitar documentos.