Más noticias

EEUU acusa al diputado Fredy Nájera por narcotráfico

Fue reelecto por el Partido Liberal y había sido mencionado por el cachiro Devis Rivera.

Fredy Renán Nájera Montoya, diputado acusado por Estados Unidos.
Fredy Renán Nájera Montoya, diputado acusado por Estados Unidos.

Redacción.

El diputado hondureño Fredy Renán Nájera Montoya fue señalado por la justicica de Estados Unidos de conspirar para importar droga a ese país.

Nájera, de 41 años, reelecto al Congreso de Honduras por el Partido Liberal, fue acusado de tres delitos ligados al narcotráfico y la posesión de armas que son castigados con 10 años de prisión a cadena perpetua, según el acta de acusación.

Su nombre salió a relucir por primera vez en un tribunal estadounidense en marzo pasado, cuando el exjefe de Los Cachiros Devis Rivera lo acusó de estar vinculado al narcotráfico en una audiencia donde testificó contra Fabio Lobo, hijo del expresidente Porfirio Lobo (2010-2014), condenado en septiembre por una jueza de Nueva York a 24 años de cárcel por traficar droga a Estados Unidos.

El comunicado fue emitido por la Corte del Distrito Sur de Nueva York, Geoffrey S. Berman, Fiscal Federal y Raymond Donovan, el Agente Especial a Cargo de la División de Operaciones Especiales de la Administración Antidrogas de los EEUU ("DEA").

Los funcionarios norteamericanos anunciaron este viernes que el congresista Nájera Montoya fue acusado ayer (jueves) en el tribunal federal de Manhattan de conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos y delitos de armas relacionados con el uso y la posesión de ametralladoras y dispositivos destructivos.

Devis Leonel Rivera Maradiaga, excabecilla de la banda criminal "Los Cachiros", quien se encuentra preso en Estados Unidos, había involucrado al congresista en acciones del cartel.

"Fredy Renán Nájera utilizó su posición en el Congreso hondureño para facilitar la corrupción y el tráfico de enormes cantidades de drogas", dijo Raymond Donovan, agente de la DEA a cargo de la operación contra el diputado, en un comunicado de la fiscalía.

Nájera contaba con equipos de seguridad que poseían "armas peligrosas y letales que amenazan el Estado de Derecho y a vidas inocentes", añadió.

Los narcotraficantes pagaban sobornos a varios funcionarios públicos e integrantes del Congreso para trasladar droga con impunidad por Honduras y enviarla hacia el norte, según la acusación.

El gobierno estadounidense asegura que de 2009 a 2014, cárteles de la droga de Honduras y el cártel mexicano de Sinaloa trabajaron juntos con el apoyo de Nájera y otros para recibir cargamentos de droga por aire y mar, por ejemplo desde Colombia, y para transportar la droga hasta Guatemala, y eventualmente a Estados Unidos.

Acusa a Nájera de facilitar la llegada de aviones con droga en pistas clandestinas, y de pagar 50.000 dólares a Fabio Lobo para que facilitara la recepción de una carga de droga por mar cuando su padre era presidente, como relató él mismo a las autoridades.

El exjefe de Los Cachiros, que colabora con la justicia estadounidense, no ha sido sentenciado aún. Abogados cercanos al dossier aseguran que la operación aún está en marcha.

LEA: Los rostros de los mencionados por el Cachiro en Corte de EUA

COMUNICADO DEL DEPARTAMENTO DE JUSTICIA EN LA OFICINA DEL FISCAL DE LOS ESTADOS UNIDOS DEL DISTRITO SUR DE NUEVA YORK

  • Congresista hondureño acusado de conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos y delitos relacionados con armas de fuego


*Pie de foto: Geoffrey Berman

Geoffrey S. Berman, Fiscal Federal para el Distrito Sur de Nueva York, y Raymond Donovan, el Agente Especial a Cargo de la División de Operaciones Especiales de la Administración Antidrogas de los EE. UU. ("DEA"), anunciaron que el congresista hondureño Fredy Renan Najera Montoya ("NAJERA") fue acusado ayer en el tribunal federal de Manhattan de conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos y delitos de armas relacionados con el uso y la posesión de ametralladoras y dispositivos destructivos.

El Fiscal Federal de Manhattan Geoffrey S. Berman dijo: "Como se alega, Fredy Renan Najera Montoya usó su poder e influencia como congresista hondureño para ayudar a facilitar el transporte de grandes cantidades de cocaína desde Colombia a través de Honduras, y finalmente a las calles de los Estados Unidos. . Junto con la DEA, estamos comprometidos a atacar el tráfico de drogas en todos los niveles, independientemente del estado del demandado. Estamos ansiosos por probar Najera en suelo estadounidense ".

El agente especial a cargo Raymond Donovan dijo: "Como se alega, Fredy Renan Najera Montoya utilizó su posición en el Congreso hondureño para facilitar grandes cantidades de tráfico de drogas y corrupción, mientras usa equipos de seguridad que poseen armas peligrosas y mortales que amenazan el estado de derecho e inocentes vive. La DEA continuará persiguiendo a estas personas criminales peligrosas y sus redes violentas con nuestras contrapartes en todo el mundo utilizando todas las herramientas de aplicación de la ley a nuestra disposición ".

Como se alega en la acusación suprema presentada en un tribunal federal: [1]

Desde 2009 hasta 2014, varias organizaciones de narcotráfico en Honduras y en otros lugares trabajaron juntas, y con el apoyo de NAJERA y otros, para recibir cargas de cocaína de cientos de kilos enviadas a Honduras desde, entre otros lugares, Colombia a través de rutas aéreas y marítimas , y transportar las drogas hacia el oeste en Honduras hacia la frontera con Guatemala y finalmente hacia los Estados Unidos. Para protegerse de la interferencia oficial y para facilitar el paso seguro a través de Honduras de cargas de cocaína de varios cientos de kilogramos, los narcotraficantes pagaban sobornos a funcionarios públicos, incluidos algunos miembros del Congreso Nacional de Honduras.

NAJERA es un miembro del Congreso Nacional de Honduras que participó y apoyó las actividades de narcotráfico de los traficantes de drogas a gran escala en Honduras y los miembros de alto rango del Cartel de Sinaloa de México. Por ejemplo, NAJERA facilitó la recepción de aviones cargados de cocaína en pistas de aterrizaje clandestinas en Honduras que estaban protegidos por personal de seguridad fuertemente armado para que la cocaína pudiera ser transportada a través de Honduras, vendida al Cártel de Sinaloa e importada a los Estados Unidos. NAJERA también participó en una empresa marítima de tráfico de cocaína que involucró un soborno de $ 50,000 pagado a Fabio Porfirio Lobo, cuyo padre era el presidente de Honduras en el momento del pago. El 5 de septiembre de 2017, en Estados Unidos v. Lobo, No. 15 Cr. 174 (LGS),La jueza federal de distrito Lorna G. Schofield condenó a Lobo principalmente a 24 años de prisión en base a su condena por participar en una conspiración para importar cocaína a los Estados Unidos.

* * *

La acusación formal imputa a NAJERA, de 41 años, con tres cargos: (1) Conspiración para importar cocaína a los Estados Unidos, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 10 años en prisión y un máximo de cadena perpetua; (2) usar y llevar ametralladoras y dispositivos destructivos durante y con ametralladoras y dispositivos destructivos en apoyo de la conspiración de importación de cocaína, que conlleva una sentencia mínima obligatoria de 30 años en prisión y un máximo de cadena perpetua; y (3) conspirar para usar y llevar ametralladoras y dispositivos destructivos durante y para poseer ametralladoras y dispositivos destructivos en apoyo de la conspiración de importación de cocaína, que conlleva un máximo de cadena perpetua.

El Sr. Berman elogió los extraordinarios esfuerzos de la Dependencia de Investigaciones Bilaterales de la División de Operaciones Especiales de la DEA, la Fuerza de Choque de Nueva York y la Representación de Tegucigalpa, así como la Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

Este caso está siendo manejado por la Unidad de Terrorismo y Narcóticos Internacionales de la Oficina. Los fiscales federales adjuntos Emil J. Bove III y Mathew J. Laroche están a cargo de la acusación.

Las acusaciones contenidas en la Acusación Suplementaria son meras acusaciones, y se presume que el acusado es inocente a menos y hasta que se demuestre su culpabilidad. Las posibles sentencias mínimas y máximas obligatorias en este caso son prescritas por el Congreso y se proporcionan aquí solo con fines informativos, ya que cualquier sentencia del acusado será determinada por el juez.