Más noticias

Transportistas de San Pedro Sula no renuevan unidades desde hace seis años

Sampedranos viajan entre el hacinamiento y el destrozo de las unidades. La justificación de los inversionistas es que esperan la creación del proyecto Metrosula.

En el centro, los ayudantes de buses entran en una guerra campal por conseguir la mayor cantidad de pasajeros dentro de sus unidades sin importar la comodidad de estos.
En el centro, los ayudantes de buses entran en una guerra campal por conseguir la mayor cantidad de pasajeros dentro de sus unidades sin importar la comodidad de estos. / Fotos: Amcar Izaguirre

San Pedro Sula, Honduras.

Recibir un servicio de transporte eficiente y óptimo continúa siendo un sueño para los sampedranos.

Ocho de cada diez pasajeros encuestados por un equipo de LA PRENSA dijeron que viajan hacinados en las unidades. En la misma proporción se manifestaron los usuarios respecto a la limpieza y condiciones en las que se encuentran las mismas.

Además, se mostraron insatisfechos con el trato y la conducción de los motoristas, quienes a su consideración “manejan como si lo que llevaran fueran animales”.

Una universitaria asegura haber sido víctima de acoso por los conductores de rapiditos. La universidad en la que estudia está ubicada en el bulevar de Jardines del Valle, por lo que viaja en la ruta 7.

km-transporte-190118 (2)(1024x768)
Entre las rutas que tienen más daños en su interior figuran la 1,2, 4 y 7.

“Siempre recuerdo esa vez. Era viernes y yo estaba esperando el bus para mi casa porque solo tenía una clase ese día.

Me subí al rapidito y solo venían como tres personas, yo me senté enfrente y casi de inmediato el conductor empezó a decirme que tenía bonitas piernas, fue muy incómodo”, relató la joven.

Quienes también se quejan son los adultos mayores, pues dicen no recibir el descuento que les corresponde por ser de la tercera edad.

Situación

La inseguridad y el retraso en la ejecución del proyecto Metrosula, son las principales justificaciones de los empresarios para no haber renovado desde hace seis años sus unidades.

km-transporte-190118 (4)(1024x768)
Varios rapiditos transitan incluso con los vidrios y retrovisores quebrados.

Nelson Fernández Toro, presidente de la Federación de Transporte de Servicios Especiales de Honduras (Fetraseh), detalló que en la Capital Industrial circulan 1,500 unidades, de las cuales 60 son amarillas y el resto microbuses.

De esta cantidad, el representante del sector estima que al menos el 20% tiene algún desperfecto o ya cumplió su vida útil.

“Una vez se ponga en marcha la modernización del transporte, serán cambiadas el 100% de las unidades por 125 unidades de Metrosula y 650 unidades alimentadoras, es decir las que van a cubrir la demanda dentro de los barrios y colonias”, explicó Fernández Toro.

Amplió que diariamente el transporte urbano es utilizado por unas 300,000 personas, las que dejan una recaudación de L600,000.

René Espinoza, del Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT), señala que a través de las revisiones físicas y mecánicas verifican que los vehículos estén en condiciones para brindar un buen servicio y al detectar problemas aplican multas que van de L1,600 hasta L8,000.

km-transporte1-190118(1024x768)
25 rutas de transporte urbano operan en la Capital Industrial. A esta también se le suman las subrutas que han creado empresarios del transporte para cobertura en colonias.