Más noticias

La economía de Honduras seguirá creciendo en 2018

La Cepal estima que el PIB crecerá 3.9% gracias a la expansión de la economía de Estados Unidos y el alza del precio del café.

Petróleo. Los países productores de petróleo pretenden que el barril se mantenga en un precio superior a los $60.
Petróleo. Los países productores de petróleo pretenden que el barril se mantenga en un precio superior a los $60.

San Pedro Sula, Honduras.

El aumento de la exportación de café, los mejores precios de este grano en el mercado internacional, el incremento de las remesas y nuevas inversiones privadas impulsarán el crecimiento económico en Honduras en 2018.

El año recién concluido, el Producto Interno Bruto (PIB) logró un crecimiento que osciló entre 4.3% y 4.5%, de acuerdo con estimaciones preliminares del Banco Central de Honduras (BCH), una cifra que superó con creces las expectativas iniciales (3.5%), formuladas en un ambiente con factores adversos.

A inicios de 2017, el panorama estaba plagado de incertidumbre porque, por un lado, tenía la amenaza del aumento (en los primeros meses) del precio del petróleo y, por otro, las dramáticas deportaciones masivas que ejecutaría Donald Trump. Al final, ninguna de estas dos ocurrió.

En los albores de 2018, sin considerar la situación social interna, existen factores externos que apuntan a que la economía hondureña logrará igual o mayor desempeño.

JT-ECONOMIA2-030118(1024x768)
El precio del café es volátil y dependerá de la oferta que haga Brasil y otros grandes productores.

Por ejemplo, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estima que el PIB del subcontinente crecerá 2.2% y el de Centroamérica alcanzará 3.6% (mayor a la tasa de 2017, 3,3%).

Para Julio Raudales, presidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), “posiblemente el crecimiento se mantenga entre el 3.5% y 4%, probablemente el Gobierno deba hacer una revisión a la baja por el tema interno”.

“Las perspectivas a corto plazo están ligadas a dos elementos, a lo que pueda pasar en el entorno externo: la economía mundial presenta perspectivas positivas, sobre todo la norteamericana, y la devaluación de las monedas de nuestros socios comerciales. A parte del sector externo, está el interno, lo que pueda pasar en el país. La situación generada por las elecciones de noviembre podría tener una implicación negativa”, dijo Raudales.

JT-ECONOMIA3-030118(1024x768)
La Cepal estima que la inflación en Honduras se situará en 4.5% en un contexto de estabilidad.

Escenarios

Si en el país se presenta un escenario negativo, es decir, con manifestaciones violentas y bloqueos de carreteras, los grandes golpeados serán los sectores del turismo, comercio y servicios, que el año anterior apuntalaron el Índice Mensual de Actividad Económica (Imae).

“El comercio tiene una gran influencia en la economía y si se mantiene la situación de incertidumbre, los comerciantes y empresarios tendrán que revisar sus expectativas y revisar hacia la baja la actividad que planifiquen. Esto tendrá un impacto perjudicial para la economía. Esperamos que esto no se presente”, dijo.

En un escenario sin convulsión social, como el observado entre enero y noviembre de 2017 (cuando el Imae creció 5.5%, 2.1% más que en igual período de 2016), la intermediación financiera, seguros y fondos de pensiones, la agricultura, ganadería, pesca, industria manufacturera, comercio, telecomunicaciones y el transporte alcanzarán un mayor despliegue porque habrá más dinero en circulación.

LC economia 060117(1024x768)

El Gobierno tiene previsto poner a disposición, a través de la banca privada, más de L8,000 millones para financiar a las empresas de todos los niveles y a los hondureños interesados en adquirir viviendas a una tasa de 9.7% (la más baja en la historia).

El BCH cifra las esperanzas nuevamente en un aumento de las remesas para atenuar cualquier efecto negativo externo, como el incremento del precio del petróleo.

El año pasado, el Gobierno contabilizó $4,355.7 millones en remesas, $508.4 millones más que en 2016.

Para 2018, la Cepal estima que el PIB hondureño llegará a un 3,9% gracias a la expansión de Estados Unidos, el incremento de los precios internacionales, la producción de café, la continuidad del crecimiento de la demanda interna y la ejecución de las inversiones en proyectos de infraestructura.

Miguel Pon, director ejecutivo de la Asociación de Exportadores de Café de Honduras (Adecafeh), está seguro de que el sector cafetalero le inyectará más dinero a la economía, derivado del aumento de la producción y del repunte del precio.

“Ha habido un incremento en las exportaciones. Llevamos casi un millón de sacos exportados en el primer trimestre de la cosecha (octubre, noviembre y diciembre de 2017), son unos 50,000 sacos más que el año pasado”, dijo. “Esto está generando $120 millones en divisas”.

Para Pon, “el pronóstico para este año cafetero (de octubre de 2017 a septiembre de 2018) es bueno. Calculamos que vamos a exportar entre 9.7 millones y 10 millones de quintales”, además, “ha habido un buen tiempo y vemos un repunte en el precio”.