Más noticias

Reformas político-electorales esperan al nuevo Congreso

Las enmiendas se derivarán de consensos entre los partidos en el diálogo, dijo miembro del Legislativo

El Partido Nacional no logró alcanzar el número de diputados para alcanzar la mayoría simple, aún así será la bancada mayoritaria.
El Partido Nacional no logró alcanzar el número de diputados para alcanzar la mayoría simple, aún así será la bancada mayoritaria.

Tegucigalpa, Honduras

Los diputados del nuevo Congreso Nacional serán quienes aprobarán las reformas electorales que quedaron pendientes previo al consenso que logren los partidos políticos en la mesa del diálogo nacional convocado por el presidente Juan Orlando Hernández.

“Por ahorita no hay reformas pendientes consensuadas, más creo que por todo lo que ha pasado habrá una mesa de alto nivel, donde los partidos van a consensuar reformas más profundas y luego enviarlas al Congreso Nacional”, mencionó el vicepresidente del Poder Legislativo Rolando Dubón Bueso. Agregó que “eso tendrá que ser en el próximo Congreso, en lo que respecta a esta legislatura no creo que haya nada relacionado con asuntos electorales”.

En relación con la ratificación de las enmiendas a los artículos 52, 53 y 54 de la Constitución de la República para que el partido Libertad y Refundación (Libre) tenga representante tanto en el Tribunal Supremo Electoral (TSE) como en el Registro Nacional de las Personas (RNP), el diputado consideró que es poco probable que procedan a su revalidación antes del próximo 20 de enero por la falta de acuerdos entre las fuerzas políticas. La ciudadanización de las mesas electorales receptoras (MER) y la regulación de la reelección presidencial son algunas de esas reformas que el año pasado quedaron en el tintero en el Legislativo.

Junta directiva. Enrique Ortez Sequeira, dirigente del Partido Liberal, opinó que debe de haber un balance en la elección de la nueva junta directiva del Congreso Nacional.

“Si se materializa el caso de la presidencia, que haya un balance en el Congreso Nacional que impida que tenga el control absoluto el presidente Juan Orlando Hernández porque será un gobierno autoritario, sobre todo si la oposición no lo reconoce”, arguyó Ortez Sequeira.

La presidencia del nuevo Congreso Nacional que se instalará el próximo 25 de enero se definirá entre los diputados nacionalistas Mauricio Oliva y Reinaldo Sánchez, actual presidente del Partido Nacional, confiaron la semana pasada a LA PRENSA fuentes oficiales del Poder Legislativo.

Para Ortez Sequeira, el Partido Nacional no tiene los votos necesarios para poner a uno de los suyos como titular del Poder Legislativo.

“Estaba escuchando que dan por hecho posibles integradores del Partido Nacional, ellos no tienen los votos para escoger por sí solos la presidencia”, aseguró.