Más noticias

Honduras rechaza petición de OEA y acusa a Luis Almagro de provocar daños

La comunicación y la información vía Twitter utilizada por la Secretaría General no ofrece las características necesarias de formalidad.

Luis Almagro, Secretario General de la OEA, había pedido al Gobierno de Honduras que aceptara la auditoría de este organismo para revisar las denuncias postelectoral.
Luis Almagro, Secretario General de la OEA, había pedido al Gobierno de Honduras que aceptara la auditoría de este organismo para revisar las denuncias postelectoral.

Redacción.

El Gobierno de Honduras rechazó este miércoles la petición del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien había solicitado que se aceptara a un delegado especial del organismo ante la crisis política postelectoral.

La negativa se enmarca en cuatro puntos, el primero, indica que "la comunicación y la información vía Twitter utilizada por la Secretaría General no ofrece las características de formalidad en las relaciones de ésta con los Estados Miembros.

No obstante, la diseminación pública de esas comunicaciones causó efectos muy negativos sobre la ciudadanía y la imagen internacional del país y provocó daños personales y materiales incalculables al estimular la polarización en la sociedad hondureña".

En segundo lugar, Honduras destacó que "el proceso electoral hondureño fue observado ampliamente por la comunidad internacional incluyendo a la Misión de Observación de los Estados Americanos (MOE-OEA)".

Se añade que "esa misma autonomía e independencia se establece en el acuerdo firmado entre el Tribunal Supremo Electoral de Honduras con la OEA, por lo que la injerencia con sus actuaciones y la expresión de sus opiniones políticas oficiosas, ambas sin precedentes, por parte del Secretario General constituye obstrucción en las funciones de las Misiones Electorales y actos incompatibles con su condición de funcionario internacional responsable ante los Estados Miembros".

"Asimismo, es de honda preocupación que el Secretario General, en abierta violación a la ecuanimidad e imparcialidad que deben regir su conducta oficial, reciba a una de las partes de un proceso electoral y haga señalamientos y sugerencias fuera de las funciones que le atribuyen la Carta, los tratados y acuerdos interamericanos, así como los órganos de la OEA", se subrayó.

En un tercer punto, a criterio del Gobierno hondureño, esta acción "invade las atribuciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh)".

En un último punto se establece que fue gracias a la "solicitud del presidente Juan Orlando Hernández Alvarado (que) funciona en nuestro país una Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos".

La OEA buscaba que este delegado especial conociera "la situación de las protestas y respuesta del Estado ante las mismas".

La Misión de Observación Electoral de la OEA en Honduras había señalado "la imposibilidad de determinar un ganador de los comicios" por el "cúmulo de irregularidades y deficiencias graves denunciadas, que seguramente han afectado al resultado electoral".

Según las autoridades electorales hondureñas, Hernández ganó los comicios con el 42,95 % de los votos, superando a su rival Salvador Nasralla, que alcanzó el 41,42 %.

Almagro recibió ayer en Washington al presidente de la empresa Dale Vucanovich, el peruano Theodore Dale Vucanovich, encargada de la transmisión de datos del recuento electoral en Honduras, que le solicitó revisar el informe de la OEA sobre los comicios.

comunicado uno(1024x768)
Honduras respondió a la petición del Secretario General de la OEA, Luis Almagro.
comunicado dos(1024x768)