Más noticias

2,354 agentes y oficiales fueron cancelados de la Policía en 2017

En total se depuró a 4,445 de los 9,728 que evaluaron desde 2016, que incluyó personal auxiliar.

La comisión depuradora busca una transformación en la Policía Nacional.
La comisión depuradora busca una transformación en la Policía Nacional.

Tegucigalpa, Honduras.

El proceso de depuración policial cierra 2017 con 2,354 miembros de la carrera policial depurados, los que sumados a los que salieron de la institución en 2016 totalizan 4,445 miembros separados por diversas circunstancias.

Hace casi dos años inició un proceso, en el que se hicieron reformas a la ley de la Policía Nacional, donde en total se evaluó a 9,728 de sus miembros, de los cuales 511 eran del personal auxiliar de la institución.

Un avance significativo si se compara con lo que en cuatro años realizó la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (Diecp), la cual apenas alcanzó depurar a 227 de 8,546 policías que evaluaron.

La misión encomendada a la Comisión Especial para la Depuración de la Policía de redinamizar la estancada profilaxis y modernización de la Policía Nacional, a un mes de que cesen sus funciones, deja una institución fortalecida, que es valorada por la sociedad en general.

“Es un buen avance, hay una depuración, la Policía actuaba de forma impune, y eso hizo que gente armada se sintiera con el poder del bien y mal e hicieran muchas cosas. Me parece bien el esfuerzo, pero faltan cosas. Por ejemplo, en el caso de mi esposo hay 30 involucrados y ninguno tiene juicio.

LC policia 131217(800x600)

Entonces, la depuración no conlleva una sanción penal a los que tienen delito, entonces se van de baja, cobran prestaciones, pero no tienen pena y esa es la parte que hace falta”, dijo Hilda Caldera, exasesora de la Policía Nacional.

Reformas. Para consolidar el proceso de depuración fue necesario hacer reformas y contar con una nueva Ley Orgánica de la Policía Nacional, la que fue aprobada el 30 de mayo de 2017 en el Congreso Nacional, con la que se puso fin a la Diecp y entró en funcionamiento la Dirección de Asuntos Disciplinarios Policiales (Didapol).

Esta nueva unidad tiene autonomía, está desconcentrada de la Secretaría de Seguridad y ayudará a dar continuidad al proceso de depuración.

Pero para 2018 se tiene previsto que se aumente el efectivo de policías de 14,000 a 26,000 elementos, a los que se les pide como nivel educativo mínimo la educación media. Pero a la vez, la Policía tiene el reto de mejorar el desempeño de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) a partir de estándares internacionales para evitar la impunidad y sobre todo ser una institución que genere confianza.