Más noticias

Comisión Depuradora reacciona a pretensiones de la Alianza de Oposición

Rivera dijo que no retrocederán en la cancelación de 4,445 miembros de la Policía Nacional de Honduras.

/

Tegucigalpa, Honduras.

El secretario de Seguridad, Julián Pacheco Tinoco, dijo este martes que la Policía Nacional se mantendrá al margen del tema electoral en Honduras, previo a las elecciones generales a realizarse el próximo 26 de noviembre. Esta reacción se debe a las declaraciones de algunos dirigentes de la Alianza de Oposición quienes critican el actual proceso de depuración policial.

"Es un asunto que interesa a todos los hondureños, un asunto serio, se han tomado decisiones muy complicadas en función del interés nacional. Queremos dejar sentada la posición para los policías que están trabajando en estos días, para que las elecciones se lleven en paz y tranquilidad", dijo Pacheco Tinoco.

Omar Rivera, miembro de la Comisión Especial para el Proceso de Depuración y Transformación de la Policía Nacional, leyó un comunicado en el que se establece su rechazo a las declaraciones "de dirigentes políticos y candidatos a cargos de elección popular de la Alianza de Oposición, que aseguran que habrá un proceso de regresión en la reforma policial y que los policías cancelados en los últimos 19 meses de trabajo retornarán al sistema público".

Rivera dijo que no retrocederán en la cancelación de 4,445 miembros de la Policía Nacional de Honduras, por diferentes causas; mejoramiento de la infraestructura y logística para los uniformados.

"Después de poder observar estos extraordinarios resultados, sería catastrófico que todos estos avances fueran revertidos y se bloquearan los planes en marcha para poder enfrentar los desafíos a largo y mediano plazo", expresó el depurador.

Aseguró que pretender que el avance logrado "tenga un punto de regresión va en contra de los intereses del Estado, de la Población hondureña.

"Del mismo modo, resulta condenable la pretensión de reintegrar a los oficiales, agentes y personal auxiliar que han sido cancelados en el marco de la depuración y cancelación de la Policía (...) por no adecuarse al nuevo diseño o haber transgredido la ley", subrayó.

Concluyó que "ellos serán los responsables de hacer que la Policía Nacional de Honduras vuelva a la etapa oscura a la que se encontraba, con condiciones ideales para que el narcotráfico, maras y pandillas y crimen organizado afecten a la población".