Más noticias

Colegios públicos avanzan al incluir la robótica en sus planes de estudio

En Cortés son cuatro colegios con esta novedosa orientación y alumnos excepcionales.

Parte del proyecto de robótica implementado en escuelas que lidera la Funazucar. Estudiantes del instituto oficial Alfonso Hernández Córdova con el docente Inmer Sorto y su hijo. Robots de batalla en una de las competencias del Ihcieti.
Parte del proyecto de robótica implementado en escuelas que lidera la Funazucar. Estudiantes del instituto oficial Alfonso Hernández Córdova con el docente Inmer Sorto y su hijo. Robots de batalla en una de las competencias del Ihcieti.

Redacción.

Días atrás, los más de 160 estudiantes de cuatro colegios en Cortés concluyeron con éxito el primer año del Bachillerato Técnico Profesional (BTP) en Informática con Orientación en Robótica.

La modalidad a nivel de secundaria inició en 2017 con 19 colegios de todo el país, entre ellos, el Instituto Franklin D. Roosevelt en Puerto Cortés, el Primero de Mayo, el José Trinidad Reyes y el Instituto Oficial Alfonso Hernández Córdova en La Planeta.

Cada estudiante debe tener un índice académico arriba del 85% en esta especialidad que los prepara para la cuarta revolución industrial.

Gerson Arriaga (16 años) avanzará en 2018 junto con sus 33 compañeros al segundo año de este BTP. Además, verá el ingreso de 40 colegiales que cursarán el primer año.

“La robótica siempre me llamó la atención. Cuando dieron el aviso, con los compañeros nos pusimos activos de sacar mejores notas para entrar a la carrera”, cuenta.

El adolescente tiene un índice perfecto de 100% y le gustan mucho las asignaturas de Español y Matemáticas. Aspira a continuar estudiando en la universidad ingenierías similares a su bachillerato y trabajar en su campo.

él y cuatro compañeros han competido en el Drone Challenge del Instituto Hondureño de Ciencia, Tecnología e Innovación (Ihcieti), ganando el segundo lugar a nivel de 50 colegios.

Para José Renán Doblado, director de esta institución, en sus 30 años de experiencia como docente nunca había visto tantos buenos estudiantes juntos como los que cursan el novedoso BTP.

“Los centros educativos necesitan área física, laboratorios y logística necesaria. Ahora están remodelando el colegio y tenemos idea de adónde va a estar el laboratorio de robótica”, cuenta Doblado sobre la remodelación a cargo del Idecoas.

Uno de los aspectos interesantes con este bachillerato técnico es que ha atraído a hombres y mujeres por igual, con una relación de 60% y 40%, respectivamente. Asimismo, en su tercer año los jóvenes harán pasantías en industrias o maquilas para expandir sus conocimientos.

“Nuestro objetivo es construir diversas estructuras para ayudar en muchos proyectos. El otro año aprenderemos sobre robótica en arduino y quiero seguir aprendiendo de nuevos lenguajes de programación”, dice Seilyn Teruel Perdomo (15), del JTR.

Iniciativas.

Academia, empresa privada y Gobierno promueven proyectos para expandir la robótica.

El fin de semana recién pasado, el Ihcieti concluyó la competencia de Drone Challenge y Drones de Combate, en la que participaron prototipos hechos por estudiantes.

Asimismo, cuatro equipos hondureños participaron en la recién celebrada Olimpiada Mundial de Robótica, desarrollada en Costa Rica y que reunió a más de 2,500 estudiantes de 66 nacionalidades.

A nivel privado, la Funazucar, fundación de los ingenios azucareros de Honduras, innova en la educación con la implementación de un proyecto de robótica, Escuelas de corazón, con el objetivo de dar nuevas oportunidades a los niños de las zonas de influencia de este sector.

“La interacción con los robots puede motivar a los estudiantes para desarrollar y enfocarse en un futuro en carreras en el campo de las CTIM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas)”, explicó Ikseon Choi, investigador científico con el que Funazucar firmó un convenio de cooperación.