Más noticias

Cada 17 horas asesinan a una mujer en Honduras

Esposos, novios, exparejas y personas conocidas conforman el 75% de agresores de las féminas. De enero a junio de 2017 se reportan 187 mujeres asesinadas.

VER MÁS FOTOS
Ciudad Mujer. Programa que busca atender a las mujeres que se encuentran en situación vulnerable y es impulsado por el Gobierno.
Ciudad Mujer. Programa que busca atender a las mujeres que se encuentran en situación vulnerable y es impulsado por el Gobierno.

Tegucigalpa, Honduras

Tenía de dos a cuatro días de muerta. El cuerpo fue encontrado en un sector montañoso muy cerca de la residencial El Tablón, que se ubica sobre el anillo periférico, en la zona sur de la capital de Honduras.

La mujer fue identificada como Ángela Rosa Martínez Ávila (23), era una empleada doméstica, a quien vieron por última vez el 6 de agosto del año 2016. Sus vecinos recuerdan que ese día ella caminaba con un guardia de seguridad que fue identificado como Tony Mauricio Martínez Grande (32).

Lea: Hondureño mata a su mujer embarazada en Cofradía

Después de las investigaciones realizadas por la Dirección Policial de Investigación (DPI), se estableció que él obligó a la mujer a acompañarlo hasta el cerro. En ese lugar la violó y tras saciar sus instintos sexuales la mató.

188 muertes
de mujeres reporta el Observatorio de la Violencia de enero a junio de 2017. Se refleja una disminución con respecto a 2016, pero hay aumento de odio y saña.

Ángela luchó contra su agresor, intentó defenderse y en el afán para quitárselo de encima, mordió con todas sus fuerzas la lengua del guardia hasta el punto de arrancarle un pedazo. El hombre reaccionó con furia, le propinó un golpe en la cabeza y acabó con la vida de Ángela. Tras confirmar que la había matado, el guardia huyó del lugar.

Cuando el cuerpo de la joven fue encontrado, estaba en avanzado estado de descomposición.

También se halló un fragmento del tejido muscular con características similares a una lengua. Medicina Forense hizo la autopsia y determinó que no pertenecía a la víctima. El ADN fue clave para resolver el caso y cuando se informó a la Policía, de inmediato se alertó a los hospitales, para que estuvieran atentos por si se presentaba a consulta un hombre a quien le faltara un pedazo de lengua. Ángela sin saberlo hizo justicia en su muerte. Días después, la DPI lo detuvo en Siguatepeque. El hombre fue llevado a Medicina Forense en Tegucigalpa, donde los exámenes médico-científicos demostraron que él era el asesino de Ángela Rosa Martínez Ávila.

4,500 denunciaron maltrato
Reportes de la Policía revelan que las mujeres denunciaron maltrato en 2016, además de que eran amenazadas de muerte por sus esposos o parejas.

Las cifras

Los datos de lo que ocurre en la violencia contra las mujeres en Honduras se resume en lo que revela la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) que establece que en el país cada 17 horas pierde la vida una mujer de forma violenta. Además el informe establece que el 70% de esas muertes se realizan con arma de fuego y que el 75% de los agresores eran esposos, novios, exparejas o personas conocidas. Pero lo más grave es que el 95% de esas muertes están impunes.

“Es preocupante porque cuando una mujer presenta una denuncia sobre violencia le dan cita para dentro de tres meses. En otros casos concilia la agredida con el agresor o terminan matándola”, explicó una de las representantes del Centro de Derechos de Mujeres (CDM).

La Defensoría Nacional de la Mujer del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos en Honduras (Conadeh) reportó que en 2016 se recibieron 679 quejas relacionadas con amenazas de muerte, intimidación o coacción a mujeres; 286 quejas por violencia doméstica y 45 por violencia intrafamiliar.

Se estima que entre los años 2006 y 2016 murieron alrededor de 4,787 mujeres en circunstancias violentas. Es una cifra que a criterio de organizaciones de mujeres podría aumentar de mantenerse la tendencia de muerte de una víctima cada 17 horas.

“La problemática sigue igual para las mujeres, no se ve ningún cambio. Cada día las cifras no bajan, aumentan y preocupa porque las formas como se asesina a las mujeres son cada vez más crueles. Es preocupante y tiene mucho que ver con la impunidad y que no se crean las políticas para prevenir las muertes de mujeres”, explicó Noemí Dubón del Foro de Mujeres por la Vida.

Registros

El Observatorio de la Violencia, del Instituto Universitario en Democracia, Paz y Seguridad (Iudpas), ha registrado 188 homicidios de mujeres entre enero y junio de 2017.

“Honduras es el país que registra más muertes violentas de mujeres en Centroamérica, con un promedio de 11 muertes diarias”, expresó Migdonia Ayestas, directora del Observatorio.

La impunidad que existe en los asesinatos de mujeres ha hecho que la Organización de las Naciones Unidas (ONU), alertara en un informe presentado en agosto de este año, ante la notoria alza de las cifras. A su vez, reconoció que las investigaciones por esos casos son insuficientes e hizo un llamado a “redoblar sus esfuerzos para prevenir, combatir y sancionar todos los actos de violencia contra la mujer y ofrecer asistencia y protección a las víctimas; incluyendo por medio de la adopción de una ley integral contra la violencia hacia las mujeres”, refiere el documento.

Para las organizaciones feministas, la violencia contra las mujeres no se puede observar como hechos aislados. Las estadísticas revelan que la mayoría de las mujeres son asesinadas en la vía pública, y son de entre 20 y 30 años de edad. “Las últimas muertes de mujeres han sido un despliegue de tortura, violencia y misoginia. Este tipo de delitos afecta gravemente la forma en que percibimos la vida y la muerte en este país. Estamos llegando al punto de encontrar mujeres que se desangran en la vía pública y tiradas con el cuerpo calcinado y eso no es normal”, apuntó Nessa Medina, directora del CDM.

La violencia en el hogar y el machismo para varias organizaciones feministas están también contribuyendo en la muerte violenta de las mujeres en el país.

Según datos del Movimiento de Mujeres por la Paz Visitación Padilla, cada 14 horas es asesinada una mujer en Honduras.

Unidad Especial investiga las muertes de mujeres

Buscando institucionalizar las acciones de investigación, tanto en la Policía Nacional como en el Ministerio Público y Medicina Forense, se definieron cuáles son los estándares mínimos de actuación desde la escena del crimen hasta la recopilación y cotejamiento de evidencias para realizar un informe homologado que defina las actuaciones que los entes realizan en cada asesinato de mujeres.

“Identificar y revelar indicios útiles en la investigación es clave en el proceso. Por ello se busca mejorar las herramientas para trazar las primeras líneas de interpretación de lo ocurrido en cada asesinato. Que todos los órganos involucrados en la investigación estemos coordinados es crucial para garantizar una efectiva investigación, y eso buscamos con el trabajo de la unidad especializada”, reveló un fiscal de la Unidad de Delitos contra la Vida.

Es así como el equipo multidisciplinario encamina sus investigaciones bajo aspectos fundamentales del entorno familiar, de pareja, y laboral para determinar e identificar los factores que desencadenaron las muertes. La interpretación de cada indicio es crucial y el trabajo homologado determinante para asegurar el éxito en la investigación de las muertes de mujeres.

“Aquí se analiza la posición de la víctima, el estudio de las lesiones, muestras de cabello, sangre, hilos, u otras evidencias. También se toma en cuenta el área en busca de huellas y otros elementos que en la parte científica sirvan en la investigación”, detalló uno de los agentes investigadores de la DPI.

La Unidad Fiscal, con esas pruebas, asegura cuáles serán las acciones que proceden para identificar a los autores materiales e intelectuales y con ello presentar un requerimiento fiscal para garantizar que los casos no quedan impunes.