Más noticias

Power Chicken pasó de mipyme a cadena de restaurantes

Invertirán más de $3 millones en 2 nuevas sucursales, una en SPS y otra en Tegucigalpa.

Roberto Contreras siempre está supervisando el funcionamiento de sus restaurantes, y ya ha comenzado a integrar a sus hijos en el negocio familiar.
Roberto Contreras siempre está supervisando el funcionamiento de sus restaurantes, y ya ha comenzado a integrar a sus hijos en el negocio familiar. / Fotos: Gilberto Sierra

San Pedro Sula, Honduras.

Más de 3 millones de dólares costará la construcción de los dos nuevos establecimientos de la cadena de restaurantes Power Chicken, que estarán ubicados en San Pedro Sula y Tegucigalpa.

Estas nuevos negocios generarán alrededor de 70 nuevos puestos de trabajo directos y 200 indirectos.

El primero ya está siendo construido en el bulevar hacia la Unah-vs y el segundo se edificará el próximo año en la capital.

Roberto Contreras Mendoza (56), quien lleva casado 29 años y tiene cuatro hijos, es un ejemplo de éxito.

BL-POWER58(1024x768)
En San Pedro Sula se está construyendo un nuevo establecimiento, que será inaugurado el próximo primero de diciembre, será más moderno que los otros que ya existen.

Pese a que nació en un hogar humilde, ha logrado superar las adversidades y consolidarse como un gran empresario al crear una franquicia de restaurantes.

Recordó que su amor por la cocina lo llevó a incursionar en el negocio de la comida, el cual lo heredó de su madre, quien tenía un modesto puesto de yuca con chicharrón y baleadas.

“Siempre he tenido pasión por la cocina, todas las recetas del restaurante son mías. Recuerdo que siempre estaba en el puesto de mi mamá ayudándole a cocinar. Mi vida nunca fue fácil, tuve que vender periódicos en la calle, trabajar como conserje y lustrar zapatos desde que era muy pequeño. Asistí a la escuela nocturna y así logré graduarme de la universidad”, contó Contreras.

bl-Power (6)(1024x768)

Su primer negocio lo abrió en la ciudad de El Progreso en el año 2000.

Ahora ya cuenta con seis restaurantes en San Pedro Sula, Tegucigalpa, Villanueva y El Progreso, más los otros dos que se sumarán.

“Espero pronto poder tener presencia en todo el país. Incluso me han pedido que abra uno en Miami”. La cadena de restaurantes genera actualmente 350 empleos directos y cerca de 1,000 indirectos, ya que ellos cultivan todo el producto que utilizan en la cocina.

bl-Power (7)(1024x768)