Más noticias

Colombianos se asocian con invasores para los “gota a gota”

Ofrecen terrenos a los comerciantes incautos a través de intermediarios y les prestan dinero para pagar el predio que resulta tener dueño.

Ofrecen a comerciantes del sector informal préstamos rápidos y sin papeleo para comprar terreno que resultan ser invasiones. Hay casos en la zona norte.
Ofrecen a comerciantes del sector informal préstamos rápidos y sin papeleo para comprar terreno que resultan ser invasiones. Hay casos en la zona norte.

San Pedro Sula, Honduras.

Las autoridades hondureñas han detectado que en la Capital Industrial los colombianos que lideran los préstamos “Gota a gota” están diversificando su negocio al establecer sociedad con invasores de tierras.

Estas agrupaciones cuentan con contraparte hondureña. Para el caso, los investigadores han determinado que las mafias sudamericanas operan en complicidad de una mujer que es identificada como la líder de una asociación de vendedores de la ciudad.

42
Colombianos
Fueron expulsados de Perú tras descubrir que integraban la banda “Los Parcecos” que movían los préstamos “gota a gota”.

“Una mujer ha resultado ser el enlace con el grupo de prestamistas. Ella se encarga de ofrecer unos lotes de terrenos en venta. Esos lotes están en el perímetro de la ciudad. Su trabajo es convencer a los agremiados para que los compren a través de los préstamos que dan los colombianos.

Las operaciones se realizan en el parque central. Es allí donde les facilitan el dinero para el pago de la prima de los solares, pero esos predios son invasiones. La gente, ante la necesidad cae en estas redes, donde si no cumplen con el pago pactado, no solo corren el riesgo de perder la tierra que compraron, sino que también hasta su vida”, explicó el agente de investigación de la Unidad de Inteligencia que sigue la pista de la red en Honduras.

Sin regulación

Autoridades de la Comisión Nacional de Bancas y Seguros (CNBS) aseguran que supervisan a los bancos, sociedades financieras, organizaciones privadas de desarrollo, pero a los prestamistas no bancarios, afirman que la ley no les da alcance.

Préstamos que salen caros
En países como México, Honduras, Colombia, Perú y Chile donde se han detectado células de prestamistas “gota a gota” se ha descubierto que operan de forma similar. Ofrecen dinero con un interés del 25%, el cual sus clientes deben devolver diariamente. Si se demoran, suben los intereses, les quitan los negocios o golpean y secuestran a sus familiares. La mayoría de colombianos ingresan a los países como turistas. Investigaciones internacionales los ligan al blanqueo de dinero de origen ilícito.

“Solo se supervisa a las sociedades financieras, pero las empresas que no captan recursos del público son prestamistas no bancarios y sobre los que no tenemos alcance. Para nosotros ellos solo son objeto de investigación”, explicó una fuente de la CNBS.

Pese a que desde 1973 existe una ley de Prestamistas No Bancarios en el país, la misma presenta deficiencias para las regulaciones a los prestamistas no formales y por eso desde mayo de 2016, el diputado Tomás Zambrano introdujo en el Congreso Nacional de Honduras una iniciativa de ley para actualizarla y regular a los prestamistas que operan en la clandestinidad y de esta manera evitar los abusos.

Hasta ahora la ley no ha sido aprobada para que exista una supervisión de las entidades y personas que facilitan dinero a altas tasas de interés a los hondureños.

Las operaciones de este grupo se detectó primero en ciudades como Tegucigalpa, San Pedro Sula, El Progreso, Marcala. Pero ahora también están presentes en el departamento de La Paz, La Ceiba, Santa Rosa de Copán y Choluteca.

Su modus operandi es similar en todos los países de América Latina donde se ha detectado su movimiento. Los colombianos se mueven en motocicletas para los cobros, por lo general andan armados y su actitud hacia las personas a quienes les cobran es agresiva. Se promocionan en el comercio informal con tarjetas de presentación donde ofrecen dinero sin mucho trámite.