Más noticias

Unos 240 municipios tienen problemas por falta de agua

Tegucigalpa, La Ceiba, Tela, Catacamas, Choluteca, Santa Rosa de Copán, Siguatepeque y Comayagua son algunas de las grandes ciudades del país con un suministro muy irregular.

Desde hace varios años, en la capital hay grandes problemas en el suministro de agua potable a la población.
Desde hace varios años, en la capital hay grandes problemas en el suministro de agua potable a la población.

San Pedro Sula, Honduras

De los 298 municipios de Honduras hay más de 240 que tienen problemas por falta de agua, pues no reciben este servicio básico a tiempo completo, según estudios de la Asociación Hondureña de Prestadores de Servicio de Agua y Saneamiento (Ahpsas).

Además, las estimaciones de la asociación indican que al menos unos tres millones de hondureños viven con un suministro de agua irregular, sin continuidad o con falta de calidad.

85% de los hondureños
tienen conexión a redes de distribución de agua en zonas urbanas y rurales, pero no servicio continuo

Algunos no cuentan con agua en sus hogares por horas, otros por días y en los peores casos pasa más de una semana sin que llegue una gota del líquido a sus casas.

Los datos del Ahpsas señalan que incluso en algunas de las ciudades más grandes del país como Tegucigalpa, Santa Rosa de Copán, La Ceiba, Tela, Siguatepeque, Comayagua, Catacamas, Juticalpa y Choluteca tienen problemas con el suministro de agua, pues no reciben el servicio de forma continua.

También en municipios como La Paz, Marcala, La Entrada y Gracias sufren por la falta de agua.

CP Agua 230417 (17)(800x600)
Según epidemiólogos, el agua contaminada es causa de que la diarrea sea una enfermedad aún frecuente en la región.

Venta

Análisis hechos por Ahpsas advierten que “Tegucigalpa juega a la ruleta rusa todos los años y Dios quiera que no deje de llover en una de estas temporadas, porque sería un desastre y una crisis terrible”.

La Asociación agrega que Tegucigalpa no tiene fuentes superficiales de agua que abastezcan de manera continua y regular, pues la mayoría de las personas no tienen agua permanentemente, pues solo reciben este servicio de forma muy intermitente. Ahpsas reveló que “hay gente que tiene camiones cisterna y vende el agua en Tegucigalpa y por un barril están cobrando entre 25 y 30 lempiras”. En la capital hondureña existen cuatro plantas potabilizadoras del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Sanaa).

300 entidades
Entre juntas de agua, municipales, empresas y alianzas público-privadas suministran agua en el país

A pesar de la intermitencia del servicio de agua, según estudios internacionales, en la capital se brinda un tratamiento adecuado del líquido conforme a los estándares reconocidos internacionalmente.

CP Agua 230417 (21)(800x600)
ara millones de hondureños es normal tener que pasar horas, días o hasta más de una semana sin recibir suministro de agua potable.

Crisis

Una de las grandes ciudades del país que ya sufrió una situación extrema por falta de agua fue Siguatepeque, en la que el año pasado las autoridades de la Municipalidad se vieron obligadas a declarar en emergencia por la escasez del líquido.

Tras vivir esto, decidieron habilitar más de 10 nuevos pozos, con los cuales se ayudó a resolver la crisis.

“Esas medidas y otras reducirán el déficit de agua en los meses más críticos del año”, explicó Roberto Antonio Leiva, regidor de la alcaldía de Siguatepeque.

Ahpsas indica en sus análisis que en el caso de Siguatepeque y Comayagua están haciendo esfuerzos significativos y empiezan a mejorar poco a poco el suministro de agua.

CP Agua 230417 (55)(800x600)
En más de 200 municipios los habitantes tienen que llevar agua a sus casas en baldes o comprarla a personas que la venden en camiones cisternas.

Carencia

Otra ciudad severamente afectada por la falta de agua es Santa Rosa de Copán, en donde reciben a veces el servicio solo una vez cada cuatro días, aunque han pasado años como 2015 y 2016, en que llegaron a pasar desde ocho hasta 12 días en los que el líquido no llegaba a las casas.

La situación en la ciudad es tal que la empresa Aguas de Santa Rosa tiene un calendario de distribución que publica cada semana en su sitio web y en el cual anuncia las fechas en que será suministrada el agua a los diferentes barrios y colonias. Gerardo Cardona, como gerente de Aguas de Santa Rosa, llegó a decir que “la ciudad siempre ha tenido problemas para abastecerse de agua”. La empresa anunció que tiene dos pozos subterráneos ubicados en Altos de Santa Rosa con una capacidad de 450 galones por minuto y que ya están conectados al sistema de agua potable de la empresa municipal Aguas de Santa Rosa. En la microcuenca La Hondura ya se instalan líneas eléctricas y tubería para abastecer a los pobladores.

Mortal

Los problemas de suministro de agua potable en el país a veces literalmente cuestan la vida a muchos hondureños.

Así lo reveló el Informe de Estadísticas de la Salud del Mundo 2016 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el cual se dio a conocer la impresionante cifra de que ocho de cada 100,000 hondureños mueren al año por no tener acceso a servicios seguros de agua, saneamiento e higiene. Esta estadística ubica a Honduras como el tercer país de Latinoamérica que registra la tasa más alta de mortalidad por esta causa. Solo Haití, con 28.5 muertes por cada 100,000 habitantes al año y Guatemala con 9.2, superan la escalofriante cifra registrada de muertes por agua contaminada que tiene Honduras.

Estas muertes en el país son debido a que muchas personas no tienen en sus casas los servicios de saneamiento y por lo tanto varios habitantes de áreas periféricas de las grandes ciudades se bañan en ríos y quebradas contaminadas con aguas domésticas, industriales y desechos que son nocivos. Al hacerlo, se exponen a morir por diarreas, hepatitis A, paludismo, enfermedades parasitarias y cáncer.

Según el El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en las ciudades “quienes más sufren la falta de agua son las personas en los barrios marginales, que no disponen de sistemas de almacenamiento que bombeen la reserva cuando la empresa nacional de agua raciona el servicio”.

Sin agua en el municipio más pobre

Un lugar donde se reflejan los graves problemas por la falta de suministro de agua que enfrentan algunas zonas del país es San Marcos de la Sierra, Intibucá, el municipio más pobre del territorio hondureño.

En este lugar solo reciben agua potable una vez cada ocho días, aunque a veces pasan períodos incluso más largos en los que no cuentan con el recurso.

La situación a veces es tan extrema que en ciertas ocasiones los habitantes del municipio llegan a sacar agua de charcos que han quedado luego de alguna lluvia y usan esta agua para lavar, bañarse o incluso cocinar.

En San Marcos de la Sierra hay más de 9,000 habitantes, las cuales en 2015 vivieron una situación crítica por la sequía y hambruna que afectó ese año a 146 municipios de Honduras debido al fenómeno de El Niño.

El líquido que llega a San Marcos de la Sierra viene de fuentes acuíferas de otro municipio, Yamaranguila, pero cuando hay problemas en la red de suministro la falta de agua se prolonga mucho más de lo acostumbrado.

En junio de 2015 el Gobierno lanzó el programa ‘Mesoamérica sin hambre’ y se dijo que San Marcos de la Sierra sería el municipio que serviría como referente del proyecto; pero la sequía de ese año impidió que el programa se desarrollara como se había planificado originalmente.

La falta de agua en San Marcos de la Sierra ya ha provocado, en varias ocasiones, que incluso los habitantes dedicados a la agricultura pierdan sus cosechas.