Más noticias

JOH: "Los narcos harán lo que sea para que llegue un gobierno complaciente"

El presidente advirtió que la lucha contra el crimen organizdo seguirá.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández.
El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández.

Tegucigalpa, Honduras

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, reiteró que no protegerá a familiares, amigos o miembros de su mismo partido político que tengan problemas con la justicia dentro y fuera de Honduras.

"Ni mi gobierno ni yo protegerán a nadie porque en Honduras respetamos la ley y las instituciones. Quien esté acusado deberá rendir cuentas. Advertí a mis amigos, correligionarios y a mis parientes que tengan mucho cuidado con sus actuaciones porque todos están obligados a cumplir y respetar la ley. No voy a proteger a alguien, absolutamente a nadie, porque si alguien de mi partido tienen problemas con la justicia, deberá dar un paso al lado y retirarse para encarar el proceso ante la ley".

El gobernante recalcó que "nadie está por encima de la ley y nadie debe escapar de la justicia" y quienes están señalado deberán enfrentar los procesos en su contra "dentro o fuera del país, no importa si es alguien de cuello blanco o tiene corbata, todos deben rendir cuentas frente a un juez o ante el pueblo hondureño. Cada quien es responsable de sus actos", aseguró.

Hernández recalcó que ahora se juzga a empresarios, militares, policías, políticos y ciudadanos que "antes no estaban al alcance" y aseguró que se hará todo "para que se haga justicia".

Lucha al crimen organizado

El presidente dijo también que continuará con la lucha contra el crimen organizado y aseguró que los delincuentes "harán lo que sean para que llegue un gobierno complaciente".

Dijo que el accionar de su gobierno ha causado zozobra e incomodidad en las organizaciones del crimen y "es obvio pensar que no están muy contentos con mi gobierno porque hemos declarado a Honduras un terreno hostil para sus perversidades y esperarán que no sigamos pero se equivocan. No les parece que estemos acá y harán una y otra cosa para alejarnos de este propósito y preferirán que esté otro u otra más complaciente con sus intenciones. Ya saben quién soy yo, de dónde vengo, cuál es mi posición y para dónde voy".

El mandatario dijo que los narcotraficantes "no están cómodos con mi gobierno" pero reiteró que "como lo dije desde el principio, haré lo que tenga que hacer para que los hondureños vuelvan a la paz y la tranquilidad dentro del marco de la ley y de la mano del pueblo".

Hernández dijo que no le extraña que se hagan señalamientos contra la lucha por la seguridad de Honduras, ya que "ellos están buscando cómo asociarse con otras bandas para plantar una lucha feroz por recuperar el terreno que han perdido" pero "no nos van a amedrentar y no retrocederemos ni un tan solo milímetro. Ya sabíamos que no iba a ser fácil y lo que íbamos a enfrentar un ataque furibundo".

El mandatario resaltó las leyes aprobadas y las acciones realizadas que han permitido golpear las estructuras, operaciones y recursos del narcotráfico, y agradeció a los operadores de justicia, funcionarios y ciudadanos que han apoyado esos procesos.

"Sabemos que falta mucho pero seguiremos adelante fortaleciendo la institucionalidad y la inclusión social mediante los programas de Vida Mejor".