Más noticias

Redadas en EUA dejan los primeros 30 hondureños detenidos

Uno de los compatriotas estaba amparado en el TPS, pero tenía una denuncia por violencia doméstica. La mayoría de los arrestados tenían antecedentes por faltas menores.

Las autoridades del ICE han emprendido una cacería contra los inmigrantes indocumentados y con antecedentes penales o que han cometido faltas menores.
Las autoridades del ICE han emprendido una cacería contra los inmigrantes indocumentados y con antecedentes penales o que han cometido faltas menores.

Tegucigalpa, Honduras.

Al menos 30 hondureños que tenían antecedentes penales y faltas menores fueron detenidos por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) como resultado de los nuevos criterios de deportación ordenados por el presidente Donald Trump.

Lo anterior lo confirmó ayer el cónsul de Honduras en Los Ángeles, California, Pablo Mario Ordóñez, y Francisco Portillo, dirigente de la organización Francisco Morazán, cuya sede se encuentra en la ciudad de Miami, Florida.

Los nombres de los compatriotas no se precisaron en vista que hasta ayer se estaban haciendo las gestiones para darles asistencia legal y consular.

Las capturas obedecen a la orden ejecutiva girada en el primer día de mandato del presidente Trump, la cual amplía los criterios y las nuevas prioridades para proceder a la deportación de inmigrantes indocumentados.

Bajo este nuevo esquema se establece que quedarán sujetos al proceso de deportación inmigrantes que poseen un récord delictivo que va más allá de haber sido condenados por un crimen grave.

También están en lista de deportación las personas condenadas por cualquier tipo de delito, incluso por faltas o delitos considerados menores.

Para el caso, una persona puede ser capturada y enviada a su país de origen por el ICE por casos de violencia doméstica o infracciones de tránsito, como le sucede a uno de los hondureños detenidos.

Nuevos criterios

El cónsul en Los Ángeles confirmó que esta semana hubo redadas en las que se detuvieron a 160 personas, entre ellas, un hondureño que tenía antecedentes penales en EUA.

Ordóñez indicó que estaban recabando información sobre el detenido y hasta ayer solo sabían que había sido detenido en las cercanías de esa poblada ciudad californiana, considerada una de la tantas metrópolis santuario para los inmigrantes.

“Todavía no tenemos exactamente el lugar en dónde fue detenido, estamos a la espera de poderlo entrevistar para saber cómo lo aprendieron, pero sí se han realizado varios operativos en la zona metropolitana Los Ángeles”, manifestó.

Confirmó que de los 160 detenidos, 150 tenían antecedentes penales y tenían orden de deportación en curso.

Amplió que a raíz de esa situación los cónsules del Tricamex, que integran Guatemala, El Salvador, Honduras y México, han estado en permanente comunicación con el grupo de sus homólogos de Latinoamérica y el Caribe para monitorear la situación de sus compatriotas a efecto de proporcionarles asistencia legal en caso que la ocupen.

Por orden de la Cancillería, los consulados de Honduras en Estados Unidos estarán abiertos los siete días de la semana para colaborar con los connacionales que requieran asistencia consular.

El diplomático pidió a los hondureños en EUA que en caso de ser detenidos se comuniquen con su consulado más cercano, para lo cual han dispuesto líneas telefónicas.

Cae otro hondureño

El dirigente Francisco Portillo catalogó la situación como “una gran emergencia” e informó que al menos 30 hondureños fueron detenidos por agentes del ICE en siete estados, cuando salían de su casa hacia el trabajo.

Portillo dijo que han recibido información de diferentes organizaciones que establece que en las redadas se han detenido a 680 personas, de las cuales 30 son hondureños.

“Me llamó la esposa de un hondureño que fue detenido hoy (ayer) a las 4:30 de la mañana en la ciudad de Homestead (ubicada en el condado de Miami-Dade) cuando él iba para su trabajo”, detalló.

Dijo que tres vehículos del servicio de inmigración lo estaban esperando en las afueras de su casa, pero como a dos cuadras del lugar fue detenido por los agentes. Luego, los funcionarios del ICE regresaron a su vivienda y le solicitaron los documentos de residencia a todos los miembros de su familia, afortunadamente todos los tenían en regla y no fueron aprehendidos.

Portillo explicó que el compatriota estaba amparado bajo el Estatus de Protección Temporal (TPS), pero tenía antecedentes por una infracción de tránsito de hace diez años y otro por violencia doméstica de apenas un año.

“Debemos ser muy claros, las autoridades de migración han dicho que todas estas personas que tiene estos problemas van a ser detenidos, pusimos a disposición nuestros abogados, pero hay que ser realistas, es muy poco lo que se puede hacer por él”.

Arnaldo Gutiérrez, un hondureño residente en Nueva York, relató que están enviando notificaciones a los restaurantes donde laboran hispanos ordenándoles a los propietarios que se asbtengan de contratar indocumentados, so pena de recibir fuertes sanciones.