Más noticias

Suman 55 casos de microcefalia en Honduras en lo que va de 2016

Hay más de 500 embarazadas en estado de vigilancia por la preocupación del zika.

Científicos brasileños y británicos recomiendan prepararse para una 'epidemia global' de microcefalias en los países afectados por el virus Zika. Foto referencial.
Científicos brasileños y británicos recomiendan prepararse para una 'epidemia global' de microcefalias en los países afectados por el virus Zika. Foto referencial.

Tegucigalpa, Honduras

Los casos de microcefalia en Honduras suman 55 en lo que va de 2016, informaron este miércoles autoridades de la Secretaría de Salud.

Existe preocupación en las autoridades por la presencia del virus del Zika que continúa causando enfermedades graves en la población como el Guillain-Barré y la microcefalia.

"En relación con la semana anterior tenemos un incremento de 8 casos más, algunos de ellos contabilizados fuera de los hospitales", dijo el viceministro Francis Contreras.

"Son aquellos bebés que nacen en hospitales privados y luego se detectan con microcefalia cuando se van a vacunar a los centros de salud", explicó el viceministro.

Contreras agregó que el promedio de mujeres embarazadas se estabilizó y anda arriba de las 500 que están en estado de gravidez.

Científicos alertan una epidemia global

Científicos brasileños y británicos recomiendan prepararse para una "epidemia global" de microcefalias en los países afectados por el virus Zika, en un estudio que aporta pruebas suplementarias de la existencia de un vínculo entre este virus y la microcefalia del feto.

"Debemos prepararnos para una epidemia de microcefalias que se extenderá a todos los países que conocen transmisiones autóctonas del virus Zika y a los países a los que se pueda extender la transmisión", escriben los científicos como conclusión de un estudio publicado este viernes en la revista médica británica The Lancet Infectious Diseases.

Diversos estudios basados sobre todo en series de casos o en trabajos realizados en laboratorio, han establecido científicamente que el virus Zika puede originar microcefalias y otras anomalías cerebrales en el feto.

Pero ningún científico había realizado todavía un estudio observacional retrospectivo comparando un grupo de personas afectadas por la enfermedad a un grupo de control, es decir personas no afectadas pero que presentan características similares.

Preocupante

Comparando 32 recién nacidos afectados por microcefalias con 62 no afectados, los científicos brasileños descubrieron que cerca de la mitad de los primeros daban positivo en un test sobre infección por el virus Zika, en la sangre o bien en el líquido cefalorraquídeo. Ninguna resultado positivo se registró en los segundos.

Esta "asociación notable" llevó a los científicos a la conclusión de que la epidemia de microcefalias "era el resultado de la infección congénita por el virus Zika".

Aunque sólo se trata de resultados preliminares y el estudio prevé incluir hasta 600 niños, los científicos no dudan en advertir desde ahora contra "la epidemia global" venidera de microcefalias vinculadas al Zika.

"Nuestros resultados sugieren que el virus Zika se debería añadir oficialmente a la lista de infecciones congénitas, igual que la toxoplasmosis, sífilis, varicela, parvovirus B19, rubeola, citomegalovirus y herpes", dice la doctora Thalia Velho Barreto de Araujo, que dirigió el estudio.

La científica brasileña reconoce en cambio que subsisten interrogantes a propósito del papel jugado por el dengue".

La epidemia actual de Zika en América Latina, que comenzó en 2015, afecta esencialmente a Brasil, donde 1,5 millones de personas fueron infectadas y donde 1.600 bebés nacieron con microcefalia. Por el momento, no existen tratamiento ni vacuna.

En el estudio publicado este viernes, la gran mayoría de las mujeres seguidas fueron infectadas por el Zika durante el embarazo: un 80% de las que dieron a luz bebés microcéfalos y un 64% de las que tuvieron hijos con buena salud, lo que ilustra la virulencia de la infección en las zonas afectadas por la epidemia brasileña.