La embarazada debe dormir de lado para comodidad de ella y el bebé.
La embarazada debe dormir de lado para comodidad de ella y el bebé.

Dormir mejor durante el embarazo podría reducir las probabilidades de nacimiento prematuro

Estados Unidos

Las personas con frecuencia aconsejan a las futuras madres a dormir bastante antes de que llegue el bebé. Ahora, unos investigadores informan que un buen sueño durante el embarazo también podría reducir el riesgo de parto prematuro.

La revisión de estudios publicados ofrece información importante para las mujeres embarazadas y sus médicos, apuntó la investigadora principal, Jane Warland, profesora asociada en la Universidad del Sur de Australia.

"Los adultos duermen durante un tercio de sus vidas, y un bebé también duerme durante un tercio de su gestación, así que tiene sentido que el sueño materno podría tener un impacto en la salud del feto", señaló en un comunicado de prensa de la universidad.

"Ya sabemos que si una madre duerme de espaldas, eso puede tener un efecto negativo en el bebé no nacido, probablemente al reducir el suministro de oxígeno y nutrientes en la placenta", explicó Warland.

Pero ella y sus colaboradores "también encontraron consistencias entre las madres que sufrían de apnea obstructiva del sueño, de sueño de corta duración y de sueño de mala calidad, lo que podría aumentar las probabilidades de nacimiento prematuro, y quizá incluso de un mortinato".

La apnea obstructiva del sueño es un trastorno potencialmente grave en que la respiración se detiene y se reinicia de forma repetitiva durante el sueño.

Warland dijo que "el hallazgo más significativo sugirió una relación entre el nacimiento prematuro y la apnea del sueño de la madre; cuatro de los cinco estudios de mayor tamaño mostraron una conexión clara entre ambas cosas".

Sin embargo, la revisión no probó una relación causal, solo una asociación.

Los hallazgos aparecen en una edición reciente en línea de la revista Sleep Medicine Reviews.

"Al investigar este importante campo de estudio, esperamos ofrecer a los profesionales clínicos y a las familias información importante que podría proteger la salud y el bienestar de un bebé no nacido, y reducir la incidencia de unos malos resultados fetales", apuntó Warland.