Las células madres se extraen de la zona abdominal y son procesadas para implantarlas en el paciente.
Las células madres se extraen de la zona abdominal y son procesadas para implantarlas en el paciente.

Con células madre tratan enfermedades crónicas

SAN PEDRO SULA.

Las células madres se utilizan como terapia regenerativa celular para tratar enfermedades neurodegenerativas.

El doctor y especialista Raúl Galeano, de Cellmarter comenta que “hemos sido los pioneros en Honduras y Centroamérica en la aplicación de células madre en enfermedades crónicas neurodegenerativas”.

Desde 2007 se hizo dos tratamiento con células madres para tratar la enfermedad de Parkinson. Además en procesos de esclerosis múltiple y diabetes melletus tipo 1 y 2.

Ahora las células madres se usan en tratamientos para enfermedades autoinmunes, neurológicas, degeneración macular, pulmonares, neuropatía periférica y disfunsión eréctil. Además se usa en aplicaciones ortopédicas y faciales.

Apoyo.

El procedimiento consiste en extraer del paciente las células madre de las zonas: médula ósea, grasa abdominal y de sangre periferia.

“Estas células se extraen y se preparan usando tecnología avanzada y en un quirófano. Se hace una activación por medio de una centrífuga con luces led que ayudan a que se activen las células madre”, explica el doctor Galeano.

jr-celulas1-090518(800x600)
El doctor Raúl Galeano muestra la tecnología que se usa para activar las células madre.

Luego estas células son inyectadas en el órgano dañado. “Esto hace que mejore la calidad de vida del paciente, ya que estas células hacen un regeneración celular en el órgano”, detalla el especialista.

Esto puede hacer que durante varios años, el paciente tenga una mejor salud y calidad de vida. Recientemente, en Cellmater se realizó un tratamiento especial con un paciente con diabetes mellitus tipo 2 y que sufría de neuropatía periférica, “la respuesta que ha tenido mejoría del 90%, ya que el dolor desapareció y no necesita tomar tratamiento para el dolor”, indica el médico.

La respuesta del tratamiento puede ser una mejoría regular, extraordinaria y en otros curar completamente la enfermedad, pero esto dependerá del organismo de cada persona.

En el caso del cáncer, “es un proceso muy delicado y de altos costos, por lo que no trabajamos con esta enfermedad”, explica Galeano.

En niños se puede tratar a partir de los 13 años. Antes de esa edad no. El uso de células madre en la estética, en especial en el rostro se usa para tratar manchas en la cara y cicatrices en las manos, las cuales rejuvenecen la zona donde se está aplicando.