La comida con especias podría aumentar la sensibilidad a la sal, reduciendo así el deseo de consumir alimentos salados que hacen daño al corazón.
La comida con especias podría aumentar la sensibilidad a la sal, reduciendo así el deseo de consumir alimentos salados que hacen daño al corazón.

Si desea evitar la sal, las especias son la salida

Si a sus papilas gustativas les gustan las especias, quizá le haga un favor a su corazón, sugiere una nueva investigación.

La comida con especias podría aumentar la sensibilidad a la sal, reduciendo así el deseo de consumir alimentos salados que hacen daño al corazón, afirman unos investigadores de China.

"Consumir mucha sal aumenta la presión arterial y contribuye a la enfermedad cardiovascular", apuntó el autor del estudio, el Dr. Zhiming Zhu. "Por tanto, reducir la ingesta de sal es muy importante para la salud".

"Encontramos que el disfrute de la comida con especias redujo de forma significativa la preferencia individual por la sal, la ingesta diaria de sal y la presión arterial", añadió.

Zhu es director del Centro de Hipertensión y Enfermedades Metabólicas del Hospital de Daping en la Tercera Universidad Médica Militar, en Chongqing.

El equipo de la investigación realizó un estudio con ratones junto con un ensayo en humanos que contó con 600 chinos adultos. Ambos correlacionaron los niveles de presión arterial con la ingesta de platos con especias y salados.

Los alimentos como los chiles, que provocan una sensación de calor, en esencia cambian la forma en que el cerebro interpreta la ingesta de sal, o de sodio, explicó Zhu. A medida que el consumo de especias aumenta, el resultado es una reducción significativa en el deseo de consumir sal, según su estudio.

sal2(1024x768)
La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) aconseja no consumir más de una sola cucharadita de sal al día.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha identificado la reducción de la sal como un "objetivo dietético clave" en un esfuerzo por reducir el riesgo de fallecer por enfermedades no contagiosas para 2025.

Zhu y sus colaboradores apuntaron que las personas en la mayor parte del mundo consumen de forma rutinaria una cantidad mayor que el límite recomendado por la OMS de 5 gramos de sal en la dieta al día.

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) aconseja no consumir más de una sola cucharadita de sal (más o menos 2,300 miligramos de sodio) al día. En Estados Unidos, tres cuartas partes de todo el consumo de sodio provienen de los alimentos procesados y empacados y/o las comidas de restaurantes.

En el nuevo estudio, los investigadores evaluaron las preferencias de los participantes de alimentos salados o con especias, y vincularon esas tendencias con los niveles de presión arterial.

Se encontró que los mayores consumidores de alimentos con especias consumían unos 2.5 gramos menos de sal al día, en comparación con aquellos a quienes menos les gustaban las especias.

Los amantes de las especias también temían unos niveles de presión arterial sistólica (la cifra superior) y diastólica (la cifra inferior) que eran 8 mm Hg y 5 mm Hg más bajos en promedio, respectivamente, mostraron los hallazgos.

sal3(1024x768)
Sin embargo se necesitan más estudios para determinar si un aumento en el consumo de alimentos con especias tendría un impacto favorable en la salud.