Más noticias

Así de grandes están los mellizos de Cristiano Ronaldo

Una foto de los bebés también afianza los rumores de enemistad entre la madre y la novia de CR7.

El jugador Cristiano Ronaldo
El jugador Cristiano Ronaldo

Madrid, España.

Este fin de semana el futbolista Cristiano Ronaldo, que es toda una celebridad, decidió relajarse para pasar un bonito día en familia.

Como no podía ser de otra manera, sus mellizos de tres meses. Eva y Mateo, no tardaron en convertirse en el centro de atención de la reunión, haciendo las delicias de su abuela Dolores Aveiro y de su tía Katia, que no dudaron en compartir varias imágenes de los pequeños en sus respectivas redes sociales.

En la fotografía que publicó la madre del astro del balón, los mellizos aparecen durmiendo plácidamente sobre un sofá mientras, al fondo, el delantero del Real Madrid y Dolores charlan animadamente al tiempo que él le enseña algo en su teléfono móvil.

"Mostrando a mi hijo quién es la abuela más orgullosa del mundo. Mi familia es mi mundo", escribió en su perfil de Instagram para ilustrar la bonita estampa, muy similar a las otras dos que la hermana del deportista subió a su tablón, en las que aparecía sosteniendo en brazos por turnos a sus pequeños sobrinos.

En todas esas instantáneas tomadas durante la jornada familiar brilla por su ausencia Georgina Rodriguez, la actual novia de Cristiano y la futura madre del que será su cuarto retoño.



Aunque en la fotografía de Dolores se aprecia un pie femenino con las uñas pintadas de blanco en la esquina inferior izquierda, parece poco probable que este pertenezca a la guapa morena en vista de que su suegra etiquetó en la fotografía a sus dos hijas, Katia y Elma, sin importarle que ninguna de las dos apareciera en ella, pero sin mencionar en ningún momento a la otra joven.

Este aparente desplante a Georgina encajaría perfectamente con los rumores acerca de la mala relación que mantendría con la matriarca del clan Aveiro, según se hicieron eco hace unas semanas los medios portugueses.

Aunque en un principio las dos mujeres habrían congeniado a las mil maravillas, o al menos mejor de lo que lo hicieron en su momento la madre de CR7 y su anterior novia, Irina Shayk -que nunca fue del todo aceptada por la familia-, en los últimos meses, y coincidiendo con el embarazo de Georgina, ambas habrían comenzado a distanciarse por motivos sobre los que solo cabe especular.

Algunos apuntan a que Dolores se sentiría desplazada por la novia de su famoso hijo, pero de momento lo único que está claro es que han pasado de intercambiar cariñosos mensajes en la esfera virtual a ignorarse mutuamente.