Más noticias

Redes sociales cobran fuerza como plataforma de marketing en Honduras

Expertos consideran que un buen uso de los componentes digitales benefician la imagen y fama de la compañía, además de producir ganancias.

San Pedro Sula, Honduras.

La presencia de las grandes empresas hondureñas en las redes sociales ya no es más una opción, sino una necesidad para mantenerse vigentes en el mercado y producir una respuesta positiva de los consumidores.

Aunque en Honduras el porcentaje de acceso a Internet apenas llega a 20 personas por cada 100 habitantes, las redes sociales son utilizadas por el 92% de estos usuarios, lo que ofrece un abanico de estrategias y posibilidades comunicativas.

Cifras presentadas por el portal en línea Socialbakers, ubican a Honduras en el lugar 78 de 213 países estudiados, con una cantidad de 1,036,100 usuarios en Facebook, convirtiéndose en el sitio más popular de su especie.

Trampolín para las empresas

Jorge Giarelli, secretario de la Asociación Hondureña de Tecnologías de la Información (Ahti), dice que las redes sociales constituyen hoy en día un medio para venta de productos, servicios y asociados.

“Las grandes empresas son las que han iniciado esta implementación con fines específicos de marketing, posicionamiento de marcas y llegando a gran cantidad de usuarios registrados, en especial en las ciudades más importantes del país”, expresa Giarelli.

Para Mario Lanza Santamaría, vicerrector de Innovación y Desarrollo de la Universidad José Cecilio del Valle (UJCV), esta modalidad forma parte del mundo de los negocios del siglo XXI.

La novedad recae en que “se desarrollan estrategias focalizadas a explorar nuevas oportunidades de negocio, conocer la competencia y sobre todo lo que el consumidor quiere, cómo lo quiere y cuándo lo quiere”.

Las buenas prácticas de la tecnología digital llevan hacia una comunicación de doble vía entre la empresa y su público.

Importancia del buen uso

Erwin Vásquez , presidente de la Ahti y ejecutivo principal del grupo CIV, que desarrolla programas, servidores y estructuras para empresas grandes y pequeñas, explica que las buenas prácticas permiten una comunicación libre entre el consumidor y la compañía.

“Permiten saber el estado de ánimo en relación con la experiencia de marca, ya sea quejas o respuestas positivas”.

Debido a la gran demanda en los últimos períodos, el grupo CIV brinda asistencia técnica virtual a las compañías, a través de Target clasificados, un servicio que trabaja con correos masivos, redes sociales y estadísticas.

Con base en estas últimas se pueden determinar condiciones y comportamientos del mercado, e incluso predecir los alcances que tendrá una empresa.

“Si el negocio apenas adquiere la plataforma de correos masivos, nosotros garantizamos resultados en 90 días”, asegura Vásquez.

En cambio, una combinación de dinámicas como redes sociales e interacción con la gente, asegura, según Vásquez, resultados en 30 días y un alcance mínimo de 10 mil personas, “por más mala que sea su campaña o desconocida su empresa”.

José Contreras, gerente de Operaciones de la empresa guatemalteca iLifeBelt, explica que los sectores de logística, aerolíneas, telecomunicaciones, finanzas y empresas de transporte son las que más han aprovechado estos servicios en Centroamérica.

Esta compañía, con sucursal en California, EUA, orienta a emprendedores latinos para el éxito de sus negocios. “Determinamos que seguir a una marca en redes sociales influye de forma positiva en los consumidores a la hora de tomar una decisión de compras”, añade Contreras.

Desarrollando estrategias

Lanza Santamaría manifiesta que el mal uso de las redes sociales puede afectar la imagen de la empresa y su posicionamiento en el mercado.

Sobre ello, Giarelli expresa que “a corto o mediano plazo representan una pérdida económica” las etiquetas de “mala” o “poco fiable” que puede recibir de los usuarios una empresa.

“Es por esto que es tan indispensable escuchar y monitorear toda conversación que gire alrededor de una marca”, agrega Contreras.

El afán de ganar más público no debe perder la ética de la empresa, “porque un simple comentario negativo o una fotografía comprometedora puede generar pérdidas millonarias para una empresa”, advierte el experto.