Más noticias

Más jóvenes hondureños se benefician de becas Fulbright-Banco Atlántida

Banco Atlántida está aportando 600,000 dólares para financiar hasta seis becas.

/

Tegucigalpa, Honduras

Banco Atlántida, en alianza con el Departamento de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica y la Junta de Becas Fulbright, continúa haciendo realidad el sueño de jóvenes profesiones para convertirse en agentes de cambio y aportar su conocimiento en beneficio de la sociedad hondureña.

Es así que mediante esta alianza se ha seleccionado este año a dos profesionales más para estudiar en las áreas vinculadas a la economía, administración empresarial, finanzas y otras.

El Programa Fulbright es el programa emblema de intercambios patrocinados por el gobierno de los Estados Unidos, diseñado para fomentar el entendimiento mutuo entre los Estados Unidos y las naciones del mundo.

Banco Atlántida es la única institución financiera en Centroamérica en patrocinar este tipo de becas.

El 27 de febrero del 2015, el entonces embajador de Estados Unidos, James Nealon y el presidente ejecutivo de Banco Atlántida, Guillermo Bueso, lanzaron la primera convocatoria para las becas y desde la fecha, fueron muchos los jóvenes que mostraron su interés.

Banco Atlántida está aportando 600,000 dólares para financiar hasta seis becas. Hasta ahora, cuatro jóvenes la han obtenido y se espera que el año próximo se sumen dos más.

La beca cubrirá hasta dos años de estudios hacia la obtención de un título de maestría en una universidad de los Estados Unidos. La beca se otorgará para un año académico con opción a renovación para un segundo año, sujeta al rendimiento académico del becario (a).

IMG_4233(800x600)

Sueño hecho realidad

El joven profesional Alejandro Colindres quien es uno de los beneficiarios de la beca Fulbright-Banco Atlántida confesó que sin ese apoyo hubiera sido imposible hacer su sueño realidad.

Alejandro, quien estudiará en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, considera invaluable el aporte de Banco Atlántida y expresa “uno se siente determinado a ser un agente de cambio”.

“Sin oportunidades como las que brinda Banco Atlántida a través del programa con Fulbright sería imposible para mí y muchos otros”, resalta.

Para Alejandro, “obtener la beca es una gran alegría, un reconocimiento al esfuerzo, cuesta, pero diría que es cuestión de esfuerzo y de actitud”.

Con orgullo, Alejandro dijo que estudió en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras donde obtuvo el título de Comercio Internacional y gracias al apoyo de sus maestros y amistades, se decidió luchar por obtener la beca.

“Apliqué el año pasado y no pude, pero hice un nuevo intento, me esforcé más, me enfoqué hasta que lo logré”, sonríe con orgullo.

La determinación y perseverancia de Alejandro, es un claro ejemplo de la visión que apoya Banco Atlántida, manifestada a través de su slogan Imagina.Cree.Triunfa.

El joven profesional dijo que con su conocimiento espera aportar al país. “Si bien tenemos tantos problemas en Honduras, esos problemas dan tantas oportunidades para trabajar, hay mucho por hacer todavía”, indicó.

Adelantó que espera brindar un aporte en la parte agrícola al país en el tema de café, cacao y granos básicos.

Aconsejó a los jóvenes que para obtener las metas lo primero es saber y estar claro de lo que se quiere y trabajar duro, tener esa convicción de lo que se quiere, en el camino habrá decepciones, a veces que no le salgan las cosas, sin embargo de cada experiencia uno aprende un poco, se debe seguir adelante y no bajar los brazos.

IMG_4245(800x600)

Oportunidades de triunfo reales

Totalmente entusiasmada por la beca obtenida, la joven profesional de las telecomunicaciones, Lisa María Barahona, dijo que las posibilidades de triunfar son reales con las becas Fulbright-Banco Atlántida, la posibilidad existe y están allí.

“Tengo un conjunto de emociones, agradecimiento, mucha motivación para el siguiente paso, me siento agradecida con Fulbright-Banco Atlántida”, dijo con una enorme sonrisa.

Y no es para menos, Lisa sacará su maestría en la Universidad de Purdue en el estado de Indiana, una institución educativa de mucho prestigio en Estados Unidos.

“Voy muy entusiasmada, con mucha energía positiva, me considero una persona creativa y estoy lista para hacer clic con mis futuros compañeros”, dijo.

Abundó que espera ser un agente de desarrollo, regresar al país con el conocimiento y las habilidades necesarias para crear procesos, proyectos, siempre en el ámbito de la tecnología.

Para Lisa, obtener una beca de este tipo no es imposible, pero se debe tener claro esa meta, hay que esforzarse y trabajar mucho, ser dedicado, responsable y honesto.

“A la larga, esas son las cosas que nos van forjando nuestro carácter y gracias a Dios que me rodee de las mejores influencias de este mundo, amigos y compañeros de trabajo que me motivaron y me hicieron creer,” manifestó la joven profesional.

Y lo más importante para Lisa es que hay organizaciones como Banco Atlántida que creen en los jóvenes que no pueden costearse estos estudios superiores y por eso dijo estar eternamente agradecida con la institución centenaria.

“Cumplir nuestros sueños si se puede porque existen las ayudas”, puntualizó.

Lisa enfatizó que muchos pierden las oportunidades porque se desmotivan, pero la lección debe ser el arduo trabajo y ser perseverante en lo que se quiere, concluyó.