Más noticias

El dilema de los jóvenes: ¿Emprender o estudiar?

El riesgo de que los jóvenes queden excluidos del mercado laboral durante mucho tiempo es afrontado en gran medida creando lo que no encuentran: empleo

El emprendimiento puede conducir a una vida de libertad y beneficiar a las personas que se encuentran a su alrededor.
El emprendimiento puede conducir a una vida de libertad y beneficiar a las personas que se encuentran a su alrededor.

Tegucigalpa, Honduras.

Frente a un mercado laboral incierto, las nuevas generaciones se ven limitadas a dos opciones: mantenerse a raya del sistema educativo tradicional para después -si tienen suerte- ingresar al panorama empresarial o agenciarse de una idea de negocios al margen de sus estudios superiores.

¿Qué ha tenido que elegir usted?

Según la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (CCIT), al cierre de noviembre de 2017 la cantidad de nuevas empresas registradas llegó a 7,423. Lo que representa un crecimiento de 5%, o sea 310 empresas más en comparación con el año anterior (7,113).

Los comerciantes individuales son los que más se han registrado, con el 69.2% y solo el 30.8% son sociedad.

Para Jorge Luis Mejía, gerente general del Centro de Crecimiento de Recursos Humanos (Crecerh), el emprendimiento, desde cualquier ángulo, representa una opción más expedita al éxito laboral, económico y social, pero sin desvincularlo de la profesionalización.

“Emprender y estudiar no son dos conceptos que se deben desvincular. Para que un emprendedor pueda fortalecer su capacidad de empresario se debe ligar a una carrera, una certificación, un diplomado o formación que vaya con su rubro”, apunta.

¿Cómo fusionar ambas actividades?

Mejía sugiere aprender a gestionar el tiempo. Por ejemplo, establezca prioridades personales y profesionales, y planéelas en un calendario.

Al empezar un emprendimiento no trabaje en “formato borrador”, sino que realice las actividades lo mejor posible invirtiendo tiempo y dinero.

Por ejemplo, si busca abrir un negocio web, invierta en un sitio seguro y completo, y no lo haga en una plantilla básica de páginas gratuitas que después exija ser cambiada.

Sea perseverante, aunque suene un poco repetitivo, emprender es una vocación que requiere mucha paciencia y perseverancia.

Busque asesoramiento de expertos o de personas con experiencia, “así logra que el proyecto sea exitoso y no se quede en el camino”, señala. Utilice la universidad como plataforma de networking.

Empiece por fortalecer su círculo más cercano con amistades que valgan la pena. Sea selectivo con sus amigos y haga socios que le ayuden a crecer.

Finalmente, es elemental plantearse retos mensuales, semestrales y anuales, pero, sobre todo, trabajar en torno a ellos